Abuelas de Plaza de Mayo dan con paradero de hijo de miristas que habían huído a Argentina tras el golpe de 1973

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron este miércoles  la restitución de la identidad a Pablo Germán Athanasiu Laschan, hijo de chilenos y apropiado durante la dictadura militar argentina (1976-1983) que se convierte en el nieto número 109 en averiguar su verdadero origen gracias a esta entidad.

La restitución de la verdadera identidad de este nieto apropiado por la dictadura fue anunciada por Estela de Carlotto, titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, en una rueda de prensa en la que Pablo Germán no estuvo presente.

Pablo Germán Athanasiu Laschan fue secuestrado junto a sus padres el 15 de abril de 1976 cuando tenía cinco meses y medio y ha sido encontrado en Buenos Aires a la edad de 38 años gracias a la investigación de las Abuelas de Plaza de Mayo.

El nieto 109 es hijo de Ángel Athanasiu Jara y Frida Laschan Mellado, dos chilenos militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que tuvieron que huir a Buenos Aires tras el golpe de Estado que derrocó al presidente chileno Salvador Allende en 1973.

Ya en Argentina, ambos militaron en la guerrilla argentina del PRT-ERP y fueron objeto de persecución de la dictadura cívico-militar hasta que en abril de 1976 fueron secuestrados en el hotel en el que vivían por fuerzas de seguridad que actuaban en el marco del Plan Cóndor, de coordinación de los gobiernos militares del Cono Sur americano.

Padre y madre continúan desaparecidos pero hoy se supo que su bebé, Pablo Germán, fue inscrito como propio y con una fecha de nacimiento falsa (7 de enero de 1976) por un matrimonio con estrecha vinculación al régimen cívico-militar.

El apropiador se encuentra actualmente detenido por una causa de crímenes de lesa humanidad.

Pablo fue contactado por integrantes de Abuelas de Plaza de Mayo el pasado abril y hace casi un mes accedió voluntariamente a realizarse el examen genético que determinó su pertenencia a la familia Athanasiu Laschan.

“Es un afianzamiento de la democracia”, subrayó de Carlotto, y aseguró que Athanasiu Laschan está conmocionado y que ahora “hay que darle tiempo, cuidarlo y acompañarlo”.

Junto a las Abuelas de Plaza de Mayo comparecieron virtualmente desde Chile las tías de Pablo Germán, quienes igualmente se manifestaron muy emocionadas por el hallazgo de su sobrino.

También se encontraban presentes miembros de otras organizaciones de derechos humanos argentinas que luchan por la recuperación de la memoria y autoridades políticas como el ministro de Ciencia y Tecnología argentino Lino Barañao, de cuya cartera depende el Banco Nacional de Datos Genéticos.

“Los depredadores se mueren y no confiesan”, recalcó de Carlotto y recordó que la de las Abuelas de Plaza de Mayo, al igual que la de otras entidades, es una batalla contra el tiempo por el reencuentro de las familias reprimidas y sus parientes perdidos.

Cerca de 500 bebés fueron robados a sus padres por la dictadura, que además hizo desaparecer a cerca de 30.000 personas.

Foto: http://www.unoentrerios.com.ar

{youtube width=”700″}KDxXQhFapDU{/youtube}

Estas leyendo

Abuelas de Plaza de Mayo dan con paradero de hijo de miristas que habían huído a Argentina tras el golpe de 1973