Mega empresas salmoneras crean alianza global para enfrentar críticas sanitarias y socioambientales

En el contexto de AQUA NOR, la mas importante feria de acuicultura mundial, los directores ejecutivos de seis empresas salmoneras que operan en aguas chilenas -Acuinova (filial de la transnacional española PescaNova), AquaChile, Blumar Seafoods, Camanchaca, Los Fiordos y Multiexport Foods- se integraron oficialmente a la coalición Global Salmon Initiative (GSI), una alianza empresarial para enfrentar los reclamos de comunidades locales, organizaciones ciudadanas, y científicos críticos al monocultivo industrial de salmónidos. 

En esta nueva coalición, denominada G15 Salmonicultor, también participan las mega empresas Marine Harvest, Cermaq, Norway Royal Salmon, Scottish Sea Farms, The Scottish Salmon Company, Leroy, Grieg Seafood, Salmar y Bakkafrost. 

Según las empresas, entre los objetivos del G15 salmonero se encuentrarían también establecer una coordinación global para reducir los impactos ambientales de esta industria, mejorar su aporte social y mantener su expansión económica. 

De manera complementaria el GSI se centrarán en aquellas áreas que actualmente apremian a la industria de cultivo intensivo de salmónidos. Entre estas destacan la creciente resistencia a nivel global de las comunidades costeras, pueblos originarios, organizaciones ciudadanas y de pescadores artesanales, a los procesos de expansión geográfica y productiva, las cuales han ido ganado la atención de la opinión pública y consumidores internacionales, debido a los graves impactos sanitarios, ambientales y sociales provocados por las salmoneras. 

En la actualidad, los productores de salmónidos de cultivo poseen sus propias asociaciones de carácter nacional, las que se encuentran vinculadas ala International Salmon Farmers Association (ISFA). A diferencia de las organizaciones anteriores, la GSI establecerá una coordinación global para orientar la implementación de estrategias tanto a nivel hemisférico como nacional. 

“Tenemos problemas comunes que debemos enfrentar a nivel global”

Según Aqua.cl ,el codirector de la GSI para el hemisferio norte, Alf-Helge Aarskog, a su vez Director Ejecutivo de la transnacional noruega Marine Harvest señaló que “como industria, reconocemos que si bien hemos logrado avances importantes, todavía queda mucho por hacer en términos de sostenibilidad. Como somos un rubro relativamente joven, esperamos que a través de la colaboración, la investigación y el intercambio de conocimiento entre los productores podamos efectuar los cambios necesarios para mejorar y seguir evolucionando”. 

Por su parte, el codirector de la GSI para el Hemisferio Sur y director ejecutivo de la chilena Multiexport Foods S.A., José Ramón Gutíerrez, comentó que cada una de las áreas claves “son prioritarias y esenciales para el éxito de la salmonicultura. Por esto nos hemos comprometido entre las naciones productoras para trabajar por primera vez en conjunto. Queremos recordar que no nos queremos quedar sólo en estas 15 entidades, sino que estamos abiertos a que otras también su sumen. Hoy más que nunca tenemos la oportunidad de generar un cambio real que vaya en beneficio de la población mundial que en la acuicultura ve el futuro de la alimentación”, argumentó Gutiérrez a Aqua.cl 

Por otro lado, uno de los miembros del G15 Salmonicultor explicó al Diario Financiero de Santiago de Chile que “La ISFA discute qué está ocurriendo a nivel mundial en regulaciones, en enfermedades de peces y en general temas no estratégicos y no patrimoniales”, para añadir que la “GSI es algo distinto. Nació del interés de agruparnos como empresas, porque tenemos problemas comunes y tenemos que afrontarlos a escala mundial, porque un país por sí sólo no podría hacerlo (…) Las asociaciones gremiales reúnen a todos los productores, chicos y grandes. Nosotros somos los 15 más grandes. De donde proviene el 70% de la producción mundial. Aquí están los dueños y/o CEO participando activamente y tomando decisiones”. 

El G15 Salmonicultor incluirá tanto países como Estados

El gerente general de AquaChile, Alfonso Márquez de la Plata, subrayó que los países miembros de la GSI comparten similitudes en términos de desafíos. Valoró el hecho que los noruegos hayan abierto sus centros de cultivo y plantas de procesos para que los chilenos conocieran de primera fuente los avances que se han realizado para combatir el piojo de mar Caligus. Enfatizó que la cooperación “no solo debe ser entre los productores, sino que la GSI fue creada para también incluir a los Estados y a la ciencia, puesto que el trabajo tripartito es la forma idónea para alcanzar el desarrollo”. 

Por su parte, Jon Hindar, director ejecutivo de Cermaq, – empresa que cuenta como accionista mayoritario al Estado noruego, y que en Chile funciona a través de Mainstream-, aseguró que las iniciativas de la GSI ya han comenzado a materializarse. “En Chile, la GSI contrató a un coordinador para el Cáligus, y el tratamiento coordinado contra este ha mostrado resultados prometedores en las dos macrozonas en que se ha implementado. Esto es muy bueno y demuestra el compromiso de cooperar”, manifestó Hindar, agregando que “también cobra suma relevancia la participación de las empresas productoras de alimentos, puesto que estas son uno de los principales proveedores de la industria”. 

Alianza FAO y Transnacionales salmoneras

Como parte de su estrategia corporativa, la GSI estableció una alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Durante una conferencia de prensa realizada la semana pasada, los representantes de ambas organizaciones indicaron que tanto la FAO como el GSI “compartían el objetivo de apoyar la expansión de la acuicultura sostenible como una cantera de fuente de alimentos de alta calidad para una población mundial en aumento” según Aqua.cl 

El director general adjunto de Acuicultura de la FAO, Árni Mathiesen, manifestó que “a través de la alianza de la GSI con la FAO, existe el potencial de mejorar el acceso y el intercambio de información y el conocimiento experto con el fin de apoyar las mejoras globales en el desempeño ambiental y social de la industria”. 

El representante de la FAO agregó que “la GSI brinda una oportunidad para abordar los desafíos de sostenibilidad de manera seria, como un subsector de productos básicos. Esto podría darnos lecciones sobre cómo se puede crear y mantener una industria sostenible, y esperamos que podamos trasladar esta experiencia a las naciones en vías de desarrollo, como soporte de la expansión de su industria acuícola, para brindar mayores fuentes de alimentos nutritivos y saludables”. 

Mega compañías quieren producir 3 millones de toneladas

Las mega compañías integrantes del G15 se reunirán presencialmente 2 veces por año, mientras mantendrán una teleconferencia mensual. Anualmente, sus 15 miembros desarrollarán estrategias y coordinaciones en cuatro ejes. Cada uno de los cuales será liderado por un presidente. Los temas claves serán la definición de estándares para la industria, bioseguridad, alimentos y nutrición e imágen de la industria. 

A pesar de ser el país productor con la peor percepción sobre sus estándares ambientales, sanitarios y laborales, el eje de la imágen de la industria salmonera será liderado por un chileno: Ricardo García, gerente general de la pesquera y salmonera Camanchaca, quien señaló al Diario Financiero que “el GSI quiere impulsar una plataforma de comunicación en pro del consumo de salmón y promocionar sus ventajas respecto a otras fuentes proteicas. Hoy, la producción de salmón anda en los 2 millones de toneladas, pero eso podría escalar fácilmente a 3 millones de toneladas”. 

Las certificaciones ASC y el apoyo de la Ong transnacional WWF

Durante el lanzamiento de la GSI en Trondhein, sus empresas miembros se comprometieron a mejorar significativamente en la sostenibilidad de sus operaciones y adoptar como marco el estándar del Consejo de Administración de la Acuicultura (Aquaculture Stewardship Council, ASC, por sus siglas en inglés), como la organización que se encargará de certificar sus procesos y establecer los criterios para guiar e informar sobre los progresos de las compañías miembros. 

“La iniciativa está adoptando el marco del ASC como su punto de referencia principal para el trabajo y el progreso”, dijo José Ramón Gutiérrez a Aqua.cl, añadiendo que si bien los productores de salmónidos han avanzado recientemente hacia una mayor sostenibilidad, y han cumplido con los requisitos de otros estándares exigentes, reconociendo que aún queda más por hacer. 

La ONG internacional WWF inició el 2004 los “Diálogos de Acuicultura del Salmón” para elaborar junto a las grandes compañías salmoneras, plantas de alimentos, industria procesadora, cadenas de retail, compañías de servicios de alimentos procesados y Ongs pro-industria, el denominado “estándar ASC, Aquaculture Stewardship Council”, con la perspectiva de establecer el negocio de los programas de certificación y etiquetado para alimento de “cultivos marinos responsables” 

Según el Jason Clay, vicepresidente ejecutivo del area de Transformación de Mercados de la WWF “esto es revolucionario. El sector salmonicultor está trabajando unido, lo que hará que cambie radicalmente la acuicultura e influirá en la industria alimentaria en gran medida”. 

Maquillaje verde para una destructiva industria 

Frente a todo este movimiento de la industria slamonera global, Don Staniford, miembro del Protect Wild Scotland y del Global Alliance Against Industrial Aquaculture (GAAIA) cuestionó la retórica triunfalista de WWF, ya que esta ONG asegura que con la creación del G15 Salmonicultor, “la industria del salmón será a un “game charger” que cambiará radicalmente la acuicultura”. 

En su artículo “Green Washing” (maquillaje verde) publicado este 16 de agosto en el diario The Scotsman, Staniford llamó la atención sobre el hecho que “los nuevos estándares del salmón de cultivo promovidos por el Aquaculture Stewardship Council, permiten el empleo de productos químicos tóxicos, la descarga de desechos contaminados, así como la presencia de piojos de mar, y la propagación de enfermedades infecciosas”. 

Luego, ironiza al señalar que “hasta un oso panda daltónico puede ver lo dudosa que es la afirmación de que el cultivo de salmón constituye una fuente altamente sostenible de alimento sano”. 

Para ejemplificar dicha aseveración, indicó el artículo de la prestigiosa revista Science, -revisado por un comité de pares científicos-, evidencló la presencia de químicos cancerígenos en las producciones industriales de salmón, tales como dioxinas, PCB y DDT. 

Staniford señala que el cultivo de animales carnívoros acuáticos, tales como los salmónidos, está “lejos de ser sostenible. Vacían nuestros océanos de peces silvestres que son destinados a la alimentación industrial de estos salmones, lo que lleva a una pérdida neta de proteínas (…). A diferencia de los osos pandas, los salmones de cultivo no comen brotes de bambú, sino que crecientes cantidades de harina y aceite de pescados tales como jurel, anchovetas, y otros peces pequeños. Se estima que para cada tonelada de salmón de cultivo, se necesitan entre 3 a 5 toneladas de peces silvestres”. 

Finalmente, Don Staniford indicó que la “WWF debe abandonar el juego de maquillaje verde de esta industria, y comenzar a luchar contra la expansión de la cría de salmones en Escocia”. Si la WWF es una organización seria, en cuanto a “abrazar la sustentabilidad”, entonces no debería andar abrazando a una industria tóxica, la que constituye el beso de la muerte para los peces silvestres”, indicó el miembro del GAAIA. 

Ecocéanos: Constitución del G15 evidencia temor y actitud defensiva

Para el médico veterinario Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos en Chile, “esta inédita creación de una supra coordinación de los grandes operadores de la industria transnacional del salmón, evidencia una reacción defensiva con objeto de enfrentar el rechazo y la resistencia de los ciudadanos, comunidades locales, sector turismo, pescadores y pueblos originarios organizados, ante los impactos de su modelo de monocultivo industrial, contaminador en lo sanitario, destructivo en lo ambiental, concentrador en lo económico y excluyente en lo social”. 

“Los operadores globales de esta industria buscan protegerse de un futuro que perciben inseguro y amenazador, dado el fracaso de sus estrategias de control de las recurrentes crisis sanitarias y ambientales. Para ello no dudan en arrastrar en esta estrategia de defensa corporativa, tanto a gobiernos como a la FAO, de manera de obtener blindaje político, continuar accediendo a subsidios y dineros públicos, y finalmente intentar traspasarles los costos políticos, sociales y económicos de sus futuras crisis”. 

Resulta llamativo que el presidente para el hemisferio sur, y el encargado de la imágen corporativa del G15 provengan de las grandes empresas salmoneras chilenas. Esto a pesar que la nueva expansión geográfica y productiva de esta industria en Chile, la cual tiene como meta alcanzar el millón de toneladas anuales de salmónidos durante los próximos años, se está realizando en medio de períodicos brotes del virus ISA, una creciente infestación de piojo de mar, altas mortalidades por rickettsia, así como un abusivo empleo de antibióticos, antiparasitarios y diversos químicos”, 

A esto se le debe sumar la crisis económica que afecta a varias de las grandes compañías de capital nacional, dadas sus deudas de casi 2 mil millones de dólares con la banca acreedora, por lo cual constituyen sujetos corporativos de alto riesgo para la banca, inversionistas y accionistas. 

Para Cárdenas, “la creación del G15 es una falsa señal de fortaleza, o de supuesta racionalidad política y técnica de las grandes compañías salmoneras para enfrentar las consecuencias de las futuras crisis sanitarias, ambientales, financieras y sociales que provocan a nivel global, y cuyas dimensiones e implicancias colaterales no pueden manejar individualmente”. 

Frente a esta estrategia corporativa, el Centro Ecocéanos señala que las organizaciones ciudadanas, de consumidores, pueblos originarios y pescadores deben aliarse y coordinarse a nivel nacional y regional en Latino América, Estados Unidos, Unión Europea, países nórdicos y Brasil para unir fuerzas y mejorar la comunicación internacional.*****FIN***** 

————

Articulos relacionados:

http://www.scotsman.com/news/opinion/letters/green-washing-1-3048514

“WWF Greenwashes Marine Harvest!”

[Entrevista a Director de Ecoceanos] Uso de Cristal Violeta en la salmonicultura chilena

Alarmante aumento de uso de antibióticos en salmoneras

( DOCUMENTAL) Salmonopoly: la fiebre del salmón.

Salmón GM se puede aparear con la trucha y dañar el ecosistema, advierten científicos

Cinco subsecretarios de Ricardo Lagos ordenaron aceptar salmoneras en Parques Nacionales de Magallanes

Estas leyendo

Mega empresas salmoneras crean alianza global para enfrentar críticas sanitarias y socioambientales