Recuperado el nieto 109

Este miércoles, en Buenos Aires, Argentina, la organización de Abuelas de la Plaza de Mayo anunció en una conferencia de prensa que Pablo Germán Athanasiu Laschan recuperó su identidad.

Pablo Athanasiu Laschan, actualmente de 38 años de edad, fue secuestrado junto a sus padres por agentes represivos de la dictadura argentina el 15 de abril de 1976. Fueron secuestrados desde su lugar de residencia en Buenos Aires por agentes de seguridad en el marco de operaciones conjuntas del Plan Cóndor.

Pablo Germán nació el 29 de octubre de 1975, tenía cinco meses y medio cuando fue secuestrado. Desde entonces su vida fue robada por los dictadores argentinos.

Desde ese día, sus padres son detenidos desaparecidos. Pablo Germán es hijo de Frida Elena Laschan Mellado (a la fecha de su detención tenía 28 años de edad) y de Ángel Omar Athanasiu Jara, (de 22 años de edad), ambos eran militantes del MIR chileno y habían salido de Chile escapando de la represión dictatorial. Primero salió Ángel y meses después, en marzo del 74, Frida también debió abandonar el país. En Argentina se reencontraron y siguieron  activos militando en estructuras del PRT-ERP.

Tiempo después del secuestro y desaparición de sus padres, Pablo Germán fue inscrito como hijo propio por un matrimonio que formaba parte de los actores principales del régimen dictatorial que se había instaurado en Argentina desde marzo de 1976. Le dieron otro nombre y le pusieron como fecha de nacimiento el 7 de enero de 1976. El hombre que se apropió del niño se encuentra actualmente detenido y procesado en una causa por crímenes de lesa humanidad.

Los padres de las familias Athanasiu y Laschan realizaron innumerables acciones para tratar de dar con el paradero de Ángel, Frida y Pablo. Todo fue inútil. Actualmente se encuentran fallecidos. El año 1982, las Abuelas de la Plaza de Mayo presentaron la denuncia por la desaparición de los Athanasiu Laschan ante el Primer Juzgado Federal de Buenos Aires.

En abril de este año, integrantes de la organización Abuelas de la Plaza de Mayo contactaron a Pablo, en este caso, al “hijo”  del criminal procesado, porque las investigaciones realizadas hacían presumir que él podía ser uno de los hijos de detenidos desaparecidos secuestrados que nunca más se había sabido de ellos. Pablo accedió  a realizarse el examen inmunogenético que estableció en un 99,99 % que pertenecía al grupo familiar Athanasiu Laschan.

Las sospechas resultaron una vez más acertadas. De este modo Pablo Germán se convirtió en el nieto número 109 en ser recuperado para sus orígenes. Son centenares los hijos de detenidos que, luego de haber sido secuestrados y de haber hecho desaparecer a sus padres, fueron apropiados para sí por criminales, civiles y militares, del régimen dictatorial argentino. Esta es una de las manifestaciones más crudas de lo que significó el terrorismo de estado para los pueblos que debieron vivir bajo sus garras y sufrir sus represalias de todo orden.

Las Madres de la Plaza de Mayo, primero dedicaron sus vidas a buscar a sus hijos desaparecidos. Luego, las madres Abuelas siguieron buscando a los hijos de los hijos, a los nietos, secuestrados, desaparecidos y robados en las mazmorras de los verdugos. Así se ha podido establecer el paradero y la identidad real de 108 nietos hasta hoy.

“Ayer, expresa un comunicado de las Abuelas, Pablo Germán fue notificado por la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) de que es hijo de Frifa y Ángel”. Con Pablo Germán Athanasiu Laschan se llega al n° 109.

Los crímenes de las dictaduras nunca terminan de causar daño.

Foto: http://www.letrap.com.ar

{youtube width=”700″}KDxXQhFapDU{/youtube}

Estas leyendo

Recuperado el nieto 109