10 mil personas recorrieron la capital penquista en la “Marcha Sin Permiso” este 11

A pesar de todas las amenazas difundidas por los medios los días previos, a pesar de los intentos intimidatorios de fuerzas especiales cuando se reunían los primeros manifestantes en Plaza Perú, y las posteriores provocaciones de policías de civil infiltrados en la movilización, 10 mil penquistas se dieron cita la tarde de este 11 de septiembre para recordar y rendir homenaje a los compañeros y compañeras caídos tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

La actividad reunió a organizaciones de ex prisioneros políticos, familiares de ejecutados políticos, familiares de detenidos desaparecidos, estudiantiles secundarios y universitarios, trabajadores de la salud, trabajadores contra el sistema de AFP (otro lastre de la dictadura), organizaciones feministas, pobladores y organizaciones políticas de izquierda.

Cuando carabineros comprobó que los reunidos en Plaza Perú ya eran par de miles, retiro su despliegue intimidatorio desde la Diagonal Pedro Aguirre Cerda, hacia calle Cochrane preparando su segundo plan  reprimir a los manifestantes una vez que estos estuvieran en la Plaza de la Independencia.

La columna comenzó a avanzar por la Diagonal a las 18:45, el nivel de aglomeración en la Plaza Perú era tal que la cabeza de la marcha llegó a O’higgins cuando aun quedaba gente en la plaza, mientras la manifestación avanzaba por Avenida O Higgins, a la altura de calle Castellón, frente a la Comandancia de Carabineros, dos agentes de civil infiltrados en la marcha, sin mediar hecho alguno proceden a detener y arrastrar a una joven hacia la comandancia, siendo secundados por un piquete de fuerzas especiales presentes allí, en un acto de provocación sin precedentes, tomando en cuenta la magnitud de la manifestación.  La reacción de los propios manifestantes logró que la joven fuera liberada y la pareja de policías infiltrados fueron sacados hacia Castellón.

La marcha continuó por calle O Higgins, además de las consignas al interior de la misma se desarrollaban diversas acciones de carácter artístico, música, danza, performance. Al llegar a Lincoyán, la columna dobló para volver  por calle Barros Arana a la Plaza de la Independencia, dónde se inició un acto con discurso de parte de los organizadores.

Paralelamente se encendía la primera barricada en calle O Higgins con Aníbal Pinto que al ser reprimida por carabineros inició los enfrentamientos.

La actividad de saldó con 6 detenidos, varios centros comerciales con sus vitrinas destruidas: farmacias, bancos, Lan Chile, entre otras, y una arremetida de las fuerzas especiales contra las miles de personas que participaban del acto, en un plan orquestado de antemano por los mismos que ayer torturaron y masacraron al pueblo.

Hoy los diarios centraran sus notas en el vandalismo, lo mismos diarios gestores y cómplices del horror, las voces vendrán no solo de la intendencia, también del municipio de Concepción, donde hoy está una familia (Ortíz) que representa lo peor de la historia de la democracia cristiana, la de aquellos que no solo golpearon la puerta de los cuarteles, pidiendo un golpe militar, sino que además colaboraron activamente con la dictadura durante años.

Fotos de la Marcha

Fotos de la Provocación de infiltrados de carabineros (de buzo y chaqueta celeste el paco y la paca de jeans y casaca azul)


Video (Paula Cisternas):

{youtubejw}dn3P1gRG-vw{/youtubejw}

Estas leyendo

10 mil personas recorrieron la capital penquista en la “Marcha Sin Permiso” este 11