Fallece Laura Moya, ejemplar luchadora de los DDHH

Laura Moya Díaz, psiquiatra de profesión, fundó la Casa de Memoria José Domingo Cañas, lugar de tortura y exterminio de personas durante la dictadura de Pinochet. Sus funerales serán el Domingo 27 de Octubre a las 11:30 hrs. en el Cementerio General de Santiago.

Laura Moya Díaz, psiquiatra de profesión, fundadora de la Casa de Memoria José Domingo Cañas, falleció a los 83 años. Su figura irradiaba perseverancia incansable tras la verdad y la justicia. Se esforzó, junto a muchos, por levantar el sitio memorial en recuerdo de hombres y mujeres que combatieron la dictadura y que desaparecieron o fueron asesinados en el ex centro de detención y tortura ubicado en la comuna de Ñuñoa.

Su vida estuvo marcada por el sentido solidario y comunitario. Participó activamente durante el gobierno deSalvador Allende, junto a pobladores y otros médicos comprometidos en el desarrollo de nuevas formas de abordar enfermedades, buscando siempre que el pueblo se dotara de herramientas y capacidades para enfrentar comunitariamente los temas de salud, incluida la salud mental.

Tras el golpe militar fue expulsada de su trabajo en el servicio público de salud. La doctora Moya, comenzó a trabajar entonces en otras comunidades nacidas al calor de la resistencia antidictatorial. En ese rol asumió la atención a los perseguidos, sufriendo el dolor del asesinato de su sobrina, Lumi Videla Moya, cometido por agentes de la DINA en 1974. Formó parte del Equipo de Salud de CODEPU y en ese rol destacó en el auxilio a los luchadores antidictatoriales y a los pobladores heridos en las protestas.

Al finalizar la dictadura se dedica a rescatar la memoria, investigar sobre lo ocurrido, atender a los sobrevivientes, exigir justicia.

Miembro del Depto. de DDHH del Colegio Médico, trabajó en el rescate de la biografía de los 21 doctores asesinados en ese periodo y por los cuales publicaron dos libros “Los que fuimos médicos del pueblo” y “Ellos se quedaron con nosotros”.

En los años 90 Laura participaba también en la solidaridad con Cuba. Forma una biblioteca al servicio de organizaciones sociales, y pone todo su empeño en recuperar la casa José Domingo Cañas 1367, en Ñuñoa, que fue ocupada por la DINA desde 1974 como centro de detención ilegal y tortura. Desde este lugar desaparecieron 50 personas, de las 180 que, hasta ahora se sabe, permanecieron prisioneras en este lugar.

Hasta hace poco era habitual ver a Laura encendiendo las velas en la entrada de la Casa de Memoria, lugar que fue declarado Monumento Histórico Nacional el año 2002, y de la que están a cargo familiares y amigos de los detenidos.

Laura falleció el 25 de octubre. Sus funerales serán el Domingo 27 de Octubre a las 11:30 hrs. en el Cementerio General de Santiago. El cortejo partirá de Casa Memoria José Domingo Cañas a las 10:00 hrs.

Estas leyendo

Fallece Laura Moya, ejemplar luchadora de los DDHH