Lideres latinoamericanos, se suman a apoyos al proceso de dialogo por la paz en el País Vasco

Lideres políticos latinoamericanos de diversas tendencias políticas han dado su apoyo a la declaración del palacio de Aiete, surgida tras la Conferencia Internacional de Paz de San Sebastian del 17 de octubre del 2011.

Esta declaración, firmadas por personalidades de la política internacional y la pacificación, tales como el novel de la paz y ex secretario general de la ONU Kofi Annan; Bertie Ahern, ex-primer ministro de la República de Irlanda y participante del Acuerdo de de paz de Irlanda del Norte; Gro Harlem Brundtland, ex-primera ministra de Noruega participante de diversos acuerdos de paz internacionales; Pierre Joxe, ex-ministro de Defensa e Interior, y ex miembro del Consejo Constitucional de Francia; Gerry Adams Presidente del Sinn Féin, parlamentario irlandés y participante del Acuerdo de Viernes Santo y el Proceso de paz de Irlanda del Norte y Jonathan Powell, político del Partido Laborista del Reino Unido, que fue jefe del gabinete de Tony Blair durante la negociaciones de paz en Irlanda del Norte.

Compuesta de 5 puntos, instaba a las partes en conflicto a dar pasos hacia la normalización política democrática en el País Vasco y cese definitivo de las acciones armadas.

Tras esta declaración, a tan solo tres días de su firma, la organización independentista vasca ETA declaro un cese total y unilateral de las acciones armadas, acción que después profundizo en diversas declaraciones, ninguna de las cuales ha tenido una respuesta desde los estados ni francés ni español, por el contrario se mantienen en prisión una serie de lideres políticos, sociales y juveniles vascos, en cárceles españolas y francesas en condiciones de régimen penitenciario, condenadas por organismos internacionales de derechos humanos.

Es por esto que la declaración leída el jueves pasado una vez concluido el Encuentro Continental celebrado en ciudad de México, cuando en forma paralela se reunían los lideres iberoamericanos en ciudad de Panamá, tiene una fuerte repercusión desde el punto de vista de la política internacional y es un reimpulso a la declaración de Aiete, que tarde o temprano obligara a las cancillerías española y francesa a dar señales de querer avanzar en resolución democrática y negociada del conflicto en el País Vasco.

Entre los 18 firmantes se encuentran trece expresidentes de diversos países y la actual primera dama de Uruguay. Se trata de estadistas como Belisario Betancur, César Gaviria (Colombia), Ricardo Lagos de Chile, Julio María Sanguinetti de Uruguay, Fernando Lugo y Juan Carlos Wasmosy de Paraguay. En representación de todos ellos, al acto han asistido el expresidente de Ecuador Rodrigo Borja, y la senadora y primera dama uruguaya, Lucía Topolansky. Junto a ellos, representantes también muy conocidos de organizaciones civiles que han auspiciado el acto, como el Centro Cárdenas-Solorzano, con Cuauhtémoc Cárdenas a la cabeza, y Colombianos y Colombianos por la Paz, a través de Piedad Córdoba y Danilo Rueda.

En discursos que se han sucedido durante dos horas, todos han coincidido en su preocupación por la situación en Euskal Herria, que para nada les es ajena. Topolanski ha dicho que «tenemos obligaciones con nuestros hermanos» vascos, ha recordado que el apellido del presidente es Mujica y ha citado que ambos han llegado al gobierno tras un pasado guerrillero: «Por eso creemos en los procesos de paz. Y todas las veces que seamos convocados, vamos a estar, respetando siempre a las partes y la soberanía».

Ha sido Cárdenas quien se ha encargado de leer el breve texto de adhesión a Aiete, que se limita a destacar el valor de esta hoja de ruta pero tendrá continuidad y profundidad hoy en una rueda de prensa, también en México. «Esperamos contribuir a la consolidación del proceso», ha apuntado antes de añadir que «no caben excusas que puedan aducirse como insalvables».

Algunas intervenciones han tenido un carácter didáctico, destinado a explicar entresijos del conflicto y la historia vasca a un auditorio en el que había también representantes de distintas fuerzas en el Legislativo mexicano. Ha destacado por ejemplo la del ecuatoriano Rodrigo Borja, que ha trazado un recorrido por la historia de ETA deteniéndose en pasajes como la muerte de Luis Carrero Blanco en 1973 (ha remarcado que «la Operación Ogro, ejecutada con gran prolijidad por un comando de ETA, cambió el destino de España porque desarticuló los planes continuistas de la dictadura franquista»).


El pueblo vasco optó por la paz aunque en el otro lado no haya un interlocutor

La práctica totalidad de los intervinientes en el acto han oscilado entre la incredulidad y el enfado al referirse al bloqueo impuesto por el Gobierno español, frente a una Declaración de Aiete que ven como la gran oportunidad para resolver este viejo conflicto. También ha habido unanimidad en resaltar la unilateralidad impulsada desde la izquierda abertzale como un factor clave y específico.

Una de las frases más significativas ha sido la de Danilo Rueda (Colombianos y Colombianas por la Paz), cuando ha resumido así el escenario en Euskal Herria: «El pueblo vasco tomó la opción por la paz independientemente de que se le sigan vulnerando derechos y de que en el otro lado no haya un interlocutor viable, un gesto, una señal mínima».

Su compañera Córdoba ha evocado la situación de los presos, y entre ellos la de Arnaldo Otegi, instando al acercamiento y a «dejar de negar la alteridad del adversario con venganza y ensañamiento». Ha deseado que Estrasburgo anule el lunes la doctrina 197/2006 y no ha olvidado a las casi 80 personas juzgadas desde esta semana en Madrid.

Foto: Naiz

Estas leyendo

Lideres latinoamericanos, se suman a apoyos al proceso de dialogo por la paz en el País Vasco