Pensiones de uniformados muestran amplia diferencia con jubilación por AFP

Fuente: http://radio.uchile.cl

Capredena informó que el promedio de las pensiones que reciben oficiales de FFAA promedia el millón 550 mil pesos mensuales, y suboficiales perciben una pensión promedio de 627 mil pesos. En contraste, el promedio de las jubilaciones de AFP entregan apenas 173 mil pesos mensuales, para el millón de personas actualmente jubiladas. La gran diferencia entre el sistema de reparto de las Fuerzas Armadas y el sistema de capitalización individual para la población civil, reforzó las críticas sobre la necesidad de cambiar al sistema de pensiones.

La Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena) informó, a través de la Ley de Transparencia, los montos actuales de las pensiones de las tres instituciones de las Fuerzas Armadas. Los oficiales del Ejército jubilados en diciembre de 2012 perciben una pensión mensual que promedia $1.483.597; los de la Armada, $1.600.612 y los de la Fuerza Aérea, $1.567.431. En tanto, quienes se jubilan como suboficiales del Ejército perciben en promedio $659.610; en la Armada, $554.178; y en la FACH, $668.571. De estos montos, sólo el 25% de la primera pensión es cubierta por Capredena, y lo demás es subsidiado por el fisco.

El año pasado se pagaron pensiones a 4.247 oficiales y 18.331 suboficiales del Ejército; 2.097 oficiales y 22.279 suboficiales de la Armada; y finalmente, 1.138 oficiales y 9.112 suboficiales de la FACH. Capredena señaló que los oficiales de las Fuerzas Armadas son el 13% del sistema, y el 87% restante es de suboficiales, todos los cuales se incrementan 2.2% al año. Los militares de las tres ramas se jubilan con un promedio de 28 años de servicio, y 45 años de edad.

Sobre esta respuesta de Capredena, el economista del Centro de Estudios Nacionales del Desarrollo Alternativo (CENDA) y experto en este tema, Gonzalo Cid, recuerda que el régimen de Pinochet mantuvo en 1980 los beneficios del sistema de reparto para las FF.AA., con subsidio de toda la ciudadanía, mientras los civiles tienen hoy pensiones 5 veces menores que la de los militares.

Cid apuntó que “las FFAA tienen un régimen que permite jubilar con menor cantidad de años de servicio que la ciudadanía, que en general trabaja entre 35 y 40 años. En las FFAA hay personas que jubilan a los 20 años de servicio, y su jubilación se sostiene por períodos más largos”.

En efecto, el personal retirado ya superó al personal laboral activo, por lo que todos los chilenos y chilenas sustentan las pensiones de las FFAA, mientras las seis Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) entregan pensiones que promedian 173 mil pesos. Para los civiles suele ser el 37% del último ingreso como trabajador y para los militares es el 100%.

Gonzalo Cid comenta que no se trata de eliminar el sistema de las ramas castrenses, pero sí discutir esta discriminación, porque un sistema de reparto para la población civil no significaría ningún tipo de costo para el fisco, y podría duplicar las pensiones de la población.

“Si nosotros como país tuviéramos un sistema de reparto operando el año 2012, con la cantidad de dinero que se recaudó, y las pensiones pagadas por el sistema privado. Durante ese año, un sistema de reparto permitía duplicar las pensiones para todos los chilenos, sin registrar ningún problema para el Estado”, dijo Gonzalo Cid.

El sistema de capitalización individual o ahorro forzoso, como se conoce a las AFP, está presente en sólo 10 países, y únicamente en Chile carece además del derecho individual a escoger entre ahorrar con el Estado o con una empresa privada; también el único país sin aporte del empleador.

El autor del sistema de AFP es el ex ministro del Trabajo del régimen de Pinochet, José Piñera Echenique, quien relató en su libro “El cascabel al gato” (de 1991), cómo logró imponer políticamente el sistema de capitalización individual para la población civil y cómo los militares tuvieron éxito en negarse a cambiar el sistema de reparto de las FFAA.


Estas leyendo

Pensiones de uniformados muestran amplia diferencia con jubilación por AFP