Presidente de la ANFUP: militares condenados por crímenes de lesa humanidad gozan de beneficios ilegales

Una dura, larga y casi silenciosa batalla librada por la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (ANFUP) antecedió al cierre del penal “Cordillera”, recinto donde 10 ex militares condenados por crímenes de lesa humanidad vivieron –durante años- con holgura y comodidad. El gremio nunca toleró las prebendas otorgadas a estos reos. ”Llegamos a la convicción de plantear un discurso político-sindical dirigido a que esta gente cumpla condenas en las mismas condiciones de otros reos del país”, señaló en entrevista a elclarín.cl, el presidente de la organización, Oscar Benavides

¿De qué granjerías gozaban estos ex militares?

“Mire, hace unos meses atrás, el ex general de ejercito Manuel Contreras celebró en el penal Cordillera, su aniversario de matrimonio. A la fiesta llegó mucha gente.”

“Contreras vivía solo, en una cabaña muy bien equipada. Tenía un sirviente del Ejército que lo asistía todos los días. Debe haber sido un funcionario de la planta de soldados destinados para servir como garzones a la oficialidad”.

“Los asados, conmemoraciones, agasajos y reuniones eran actividades habituales al interior del recinto.”

¿Qué tipo de reuniones?

“Ellos tienen un día especial de visitas- creo que es el miércoles- donde reciben a sus camaradas de armas.”

¿Camaradas de armas en servicio activo o en retiro?

“Ambos.”

¿Tiene nombres de los visitantes en servicio activo?

“Lo que más ha habido en este caso es secretismo. Pero hemos logrado saber que entre los visitantes figuran el ex general Cordero, de Carabineros; otros de la Fundaciones “Pinochet” y 11 de Septiembre. A ese nivel.”

“Todas estas actividades parten desde la llegada de Luis Masferrer a la Dirección Nacional de Gendarmería, pues éstas tienen que ser autorizadas por la máxima autoridad de la institución. En el año 2010 denunciamos ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados que el ex militar, Alvaro Corvalan enviaba cartas al Presidente Piñera instándolo a designar, en puestos claves, a determinados oficiales de gendarmería.”


CARA A CARA CON LOS CRIMINALES

Dos días antes del traslado de los reclusos a la cárcel “Punta Peuco”, Benavides – junto a otros integrantes del gremio-se constituyó en el penal Cordillera. El motivo de su visita fue verificar si Manuel “Mamo” Contreras estaba cumpliendo los 5 días de castigo tras declarar que los gendarmes estaban ahí para pasarle el bastón.


¿Se enteraron los reclusos de su presencia en el lugar?

Nos reunimos con nueve de los internos. Contreras no estuvo presente pues estaba en “diálisis”, en el Hospital Militar. De todos modos, les hice ver nuestro categórico rechazo a las ofensas que este ex militar – condenado por crímenes de lesa humanidad- profirió contra nuestro gremio, en un programa de televisión.

¿Le contestaron algo?

“Salvo Miguel Krassnoff, los otros dijeron que respetaban la autoridad de los gendarmes.”

“Con Krassnoff la cosa fue cara a cara. En una actitud absolutamente arrogante me enrostró su desacuerdo con las denuncias que habíamos hecho. Me trató de mentiroso porque, según él, no tenían ningún beneficio especial.

No somos delincuentes… estamos cumpliendo una injusta condena por nuestro deber patriótico de liberar a la patria del peligro marxista y comunista, vociferaba a todo pulmón.”

“Es decir, estaba justificando cada uno de sus actos, sin demostrar ni un atisbo de arrepentimiento.”


Y en este cara a cara con Gendarmería de Chile- porque usted es su representante- ¿cómo se sintió? ¿le dio susto?

“Era la primera vez que lo veía y hablaba con él. Estábamos frente a frente…muy cerca…incluso olía su aliento. La verdad es que yo me acerqué mucho a él porque su proceder era totalmente desafiante. Me dijo que le repugnaba verme y escucharme. Al final sentenció que esperaba no verme nunca más en la vida”

“Ante esa situación -de la cual fueron testigos el jefe de Unidad, Mayor Solís y otros cinco dirigentes- yo simplemente lo escuché”.

¿Este “encontrón” con Miguel Kraffnof no lo ha dejado pensando?

“Si usted me pregunta que siente y piensa la persona de Oscar Benavides, le respondo: me ha invadido un profundo malestar el haber estado frente a un ser humano que no tiene una pizca de conciencia del daño causado…el haber mirado el rostro de este sujeto que generó tanto dolor a los chilenos y que tuvo tanto, tanto poder.”

“Me he quedado pensando en su constante alusión al “honor militar”.Yo, como uniformado, también creo en el honor. Pero si a mí una jefatura me da una orden que va en contra de mis principios, de mi formación ética y moral, yo no la cumplo.”

“Gracias al poder y en nombre del honor militar, Krassnoff dispuso ejecutar castigos, asesinatos, desapariciones. Porque él está procesado por desenterrar cuerpos y lanzarlos al mar. ¡Algo horripilante de lo cual no se arrepiente!”

“En mi opinión, siempre esta la salida de decir NO. Porque también se puede ser leal diciendo NO, cuando uno siente que la orden ha sido mal orientada y se opone al bien común. Y aquí estamos hablando de eso… de unos pocos que estaban sin ningún tipo de protección y de otros – en este caso krassnoff- con todo el poder del Estado, con armas, con poder absoluto sobre la vida o la muerte de gente que se defendía con piedras.”

BENEFICIOS ILEGALES

Testigo tanto de los privilegios otorgados a este grupo de reos como de las miserables condiciones del resto de la población penal chilena, la ANFUP optó por abordar esta situación en el marco de su trabajo gremial e instalar el tema a nivel nacional.

“Llegamos a la convicción de elevar un discurso político-sindical fuerte en el sentido que este tipo de reos cumpla condenas en las mismas condiciones que otros presos del país. Nosotros consideramos completamente improcedente este sistema de concesiones especiales para estos reos que -por su categoría de ex oficiales de Ejército- les permite gozar de beneficios no contemplados en los estatutos de cárceles y en el decreto supremo 518,” explica Benavides

“Se trata de beneficios intolerables, de una tremenda desigualdad ante la LEY. Esta situación contribuye a crear conflictos con otros reos de la población penal los que se preguntan ¿por qué a ellos que mataron a miles los tienen ahí? ¿Y a mí que soy ladrón, que me robé una cartera y estoy cumpliendo 5 años y un día, me mandan a pasar las penas del infierno en la cárcel de Puente Alto? ¿Por qué para ellos las visitas son desde las 10 de la mañana y hasta las 5 de la tarde? ¿Y para nosotros sólo corre el horario de 2 a 5 de la tarde”?

“Le hemos pedido al Director de Gendarmería de Chile y al Ministerio de Justicia aplicar la reglamentación que rige para los establecimientos penitenciarios”, puntualiza el dirigente.

Estas leyendo

Presidente de la ANFUP: militares condenados por crímenes de lesa humanidad gozan de beneficios ilegales