ASMAR contrata rompehuelgas y funciona como caja para el aumento de pensiones de retirados de la Armada

El jueves 29 de noviembre los representantes del sindicato de ASMAR que se encontraban paralizados por 31 días a esa fecha, se reunieron con los directivos de la empresa para poder zanjar las diferencias que han motivado la movilización. No obstante, la empresa no aceptó regular los salarios, lo que para ellos es fundamental. Por su parte los trabajadores siguen en paro. 

Según los dirigentes sindicales Eduardo Neira y Cristian Lagos, hay oficios que tienen 156 tipos de sueldos, como es el caso de los soldadores o casi 200 para los carenadores. Esto se repite en otros casos, desde mil pesos hasta 80 mil. La razón es hacer competir a los obreros, no hay ninguna otra, afirman los representantes. 

El camino no ha sido llano. Para llegar a discutir estos temas, los trabajadores han debido sobreponerse a las intenciones represivas de la dirección de ASMAR que al inicio del proceso de negociación (que también fue conquistado) intentó condicionarlo a la firma de un documento que contenía una cláusula por medio de la que renunciaban a manifestarse para conseguir reivindicaciones. Los trabajadores lograron que ASMAR reconociera a ellos como sujetos de derechos, entre ellos a manifestarse. 

Junto con este artilugio, ASMAR ha intentado amedrentar a los obreros dispuestos a enfrentarlos, fotografiando y sancionándolos después de que el 9 de agosto realizaran una caminata por las instalaciones del astillero para visibilizar el proceso de lucha que se aproximaba. Para justificarse, aducía un comportamiento indebido al interior del recinto militar, lo que es refutado por el sindicato, ya que ellos son trabajadores civiles y no están sujetos a los códigos de comportamiento militar. Para corroborar la ilegalidad de estas medidas y su consecuente anulación, los trabajadores han demandado a ASMAR. 

En los días en que los 900 obreros han paralizado, ASMAR ha buscado contratistas que les provean de rompehuelgas. La cantidad es indeterminada, pero se sabe que no han podido realizar las labores en el marco de las exigencias a las que respodían los obreros en paro. También ha presionado a quienes no están paralizados a laborar muchas más horas de las que indica su jornada laboral. 

ASMAR no es coherente. En reuniones dice que no tiene recursos para responder a sus exigencias, pero no escatima en contratar rompehuelgas y ser una caja que contrata a personal jubilado de la Armada para que aumenten su monto de jubilación mediante el proceso denominado “reliquidación”. Cristian Lagos explica que después de su retiro, muchos marinos “pasan por ASMAR”, trabajando tres años seguidos en puestos adiministrativos para aumentar su monto de jubilación. “Fácilmente pasan de un millón y medio a dos millones y medio”, afirma. Se montan en los cargos sin tener las experticias necesarias y además se les cancela el salario correspondiente a su cargo y al grado que en ese momento poseen. Es decir, reciben el pago de su jubilación, más su salario para después jubilar con una pensión que ninguno de nosotros va a tener. 

Los trabajadores concluyen que ASMAR cuenta con recursos para satisfacer sus requerimientos, pero le interesa mantener las condiciones en que establece los sueldos porque así conserva el control sobre el comportamiento de los obreros. Por esto, esta lucha ha adquirido suma relevancia y marcará el futuro organizativo de ASMAR, más aun si se considera que este sindicato ha sido el único opositor a las arbitrariedades de la empresa. En Magallanes y Valparaiso, las dirigencias sindicales firmaron el documento con la cláusula que los coercionaba a no manifestarse y está por verse la respuesta de sus bases. 

Quienes han tomado la iniciativa de organizarse y luchar han ganado bastante. Hace unos años conquistaron el derecho a negociar aumentos en sus salarios, ahora se plantean arrebatarle el control de éstos a la arbitrariedad de la empresa que los quiere divididos y compitiendo.

Estas leyendo

ASMAR contrata rompehuelgas y funciona como caja para el aumento de pensiones de retirados de la Armada