Elecciones 2013: Menos del 50% del padrón electoral llega a las urnas

Días atrás la ex candidata del Partido Igualdad, Roxana Miranda, hacía un llamado a la prensa solicitando aterrizar la política. Es verdad que mucha de la información de estos días se trabaja en cifras de seis números de las que poco y nadie reflexiona realmente. Aquí un aporte de contrastes en un intento de aterrizar los números que tienen las actuales opciones a La Moneda en segunda vuelta.

Este fin de semana Chile vivió su fiesta de la democracia, los políticos llamaban a la ciudadanía a manifestarse en las urnas y los televisores desplegaban coberturas completas con todo tipo de programas, desde farándula política hasta noticieros sin cortes. Sin embargo, al parecer muchos prefirieron la comodidad de las casas con el show televisivo o la mitad de los válidos electores decidió acudir al llamado de No prestar el voto. Esas son las preguntas que rodean a los cientistas políticos que evalúan la baja participación de los chilenos en estas elecciones Presidenciales, Parlamentarias y de Consejería Regional.

Cifras aterrizadas

Según cifras aportadas por el Servicio Electoral, en Chile votaron 6.599.973 (de 98,66% de mesas receptoras contabilizadas) de un actual padrón electoral de 13.573.088. Es decir, menos de la mitad de los chilenos (48,8% del padrón) se manifestaron en las urnas este 17 de noviembre.

Todo esto dentro de un marco particular de nuestro país. Chile vive sus primeras elecciones Presidenciales con el cambio de Ley sobre inscripción automática y voto voluntario, lo cual para este año significó una suma de 6.369.772 nuevos votantes.

Si llevamos esto a los respectivos votos de quienes siguen en carrera al Palacio de La Moneda obtenemos lo siguiente, Michelle Bachelet lidera con un 46,67% y Evelyn Mathei le sigue con un 25.01% Ahora, el porcentaje real de Michelle Bachelet según el padrón electoral redondea un 22%, una cifra bastante menor que la anterior y que en el caso de Evelyn Mathei cae a un 12%

Estas cifras sitúan en la reflexión de la legitimidad con que gobernará la próxima mandataria. Agregando el antecedente de descenso de participación que se tiene en las segundas vueltas respecto a las primeras. Francisca Quiroga, cientista política, atribuye este fenómeno a la inconsistencia entre discurso y práctica por parte de las instituciones y explica, “los partidos políticos han estado en una crisis, están más preocupados de ordenarse hacia arriba que de construir vasos comunicantes y experiencias con la ciudadanía. Lo que hay es un tema preocupante de legitimidad de todo el sistema político.”

También es lógica la comparación previa al cambio de ley, dado que en las elecciones Presidenciales del 2009 la participación fue 87,66%. Aunque de igual modo, en cuanto a número de votos, en ambas ocasiones se bordean los seis millones.

El voto voluntario y la inscripción automática hacen más gráfica la baja participación y las brechas socioeconómicas. Francisca Quiroga explica respecto a ello, “la inscripción automática y el voto voluntario, en sociedades tan desiguales como las latinoamericanas y especialmente la chilena, traducen con mayor efecto el sesgo de clases. Se movilizan mucho más aquellos con mayor capital económico y cultural que aquellos más desvalidos en términos de acceso. Y si uno analiza en Chile efectivamente los barrios de clase alta tienen muchos más votantes comparados con los sectores que tienen menor condición socioeconómica y segregación profunda.”

Difícil es medir las variables de desinterés o manifestación de descontento político en un contexto sin mayores precedentes para Chile, un país debutante de la inscripción automática y el voto voluntario en la arena presidencial. Por primera vez las elecciones 2013 llevaron a nueve candidatos presidenciales, sin embargo nada de esto movió siquiera a la mitad del país a la hora de ir a sufragar.

Por María Jesús Ibáñez C.

El Ciudadano / Clarín

Estas leyendo

Elecciones 2013: Menos del 50% del padrón electoral llega a las urnas