Así se robaron las elecciones en Honduras

De asquerosa monstruosidad calificó Xiomara Castro, candidata presidencial del Partido Libertad y Refundación (Libre) los resultados ofrecidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre las elecciones del 24 de noviembre en Honduras. Libre ha denunciado sólidamente un sinnúmero de graves irregularidades cometidas en todos los niveles del proceso por el TSE. En virtud de ello Xiomara anunció que su partido no reconocerá esos resultados mientras no le permitan ingresar en el sistema de información y cómputo electoral así como que desconoce la legitimidad de cualquier gobierno producto de este bochornoso asalto.

El desvío por el TSE de 214 mil 575 votos en 14 mil 593 actas físicas de casillas electorales recibidas por el sistema de información de Libre encabeza las irregularidades denunciadas en su Informe Ejecutivo Preliminar sobre las elecciones 2013. De estos votos, argumenta, 82 mil 301 fueron contabilizados de más por el TSE a favor del Partido Nacional (de gobierno), 55 mil 720 no fueron contados a Libre, 34 mil 184 no fueron reconocidos al Partido Anticorrupción, 29 mil 63 no lo fueron al Partido Liberal y 13 mil 307 sufragios les fueron birlados a otros partidos. Añade que varias actas de casilla transmitidas por el TSE a los partidos y divulgadas en su página digital no coinciden con las originales recibidas de los representantes de casilla de Libre, en cuanto a las firmas y valores, lo que confirma las alteraciones.

Libre detectó inflación de resultados en 12 por ciento de las urnas pues el promedio nacional de votación por casilla fue de 61 por ciento. Sin embargo, en ese bloque de urnas es mayor de 70 por ciento y en 85 por ciento de ellas favorecen a Juan Orlando Hernández, candidato del partido de gobierno y ya proclamado ganador de la contienda por el TSE. Ello, señala, obliga a exigir que se compare el padrón electoral con los votantes para descartar el sufragio de migrantes y fallecidos.

El informe añade que de 14 mil 583 actas de casilla existen al menos 2 mil 805 que no fueron trasmitidas a los partidos ni publicadas en su página digital por el TSE. Se agregan a esta categoría otras 2 mil 134 actas enviadas a escrutinio especial y todas las actas cuyo resumen de resultados aparece en cero. En relación a esto Libre recuerda que en la auditoría realizada al sistema electoral previo a las elecciones la OEA, entre otras muchas deficiencias, observó que el procedimiento de escrutinio especial no cumple los requisitos debido a que no se pudo evaluar.

La contundencia de este dato es que si los 883 mil 140 votos correspondientes a las actas enviadas a escrutinio especial se añaden a los restantes, la elección presidencial es ganada por la candidata de Libre. ¿Dónde están esas actas?

Otros datos sensacionales son que cuatro partidos no obtienen ni un solo voto en 78 por ciento de las casillas (mesas electorales para el caso de Honduras). En general, hay cinco partidos que en total sólo recibieron 17 mil 516 votos. ¿Qué quiere decir esto?

Pues me informa un colega acreditado en el comando de campaña de Libre que la única explicación encontrada es que dichas formaciones vendieron al Partido Nacional las credenciales de sus dos representantes en la mayoría de casillas, de modo que ni siquiera esos votos recibieron. Es por ello muy probable que esos partidos, entre ellos el del golpista general Romeo Vázquez, hayan sido creados únicamente para el suculento negocio de ¡vender las credenciales!

El juez Baltazar Garzón, que formó parte de una delegación internacional de 11 observadores a las elecciones hondureñas declaró: por unanimidad constatamos que hubo claros indicios de manipulación y de fraude electoral.

La Fundación Juan Bosh titula su informe de observación: No a otro matadero electoral en América Latina. Huelgan los comentarios.

Libre exige que, conforme a la ley electoral, se proceda, con la presencia de sus representantes a una revisión general de la elección acta por acta y casilla por casilla. Igualmente una auditoría internacional del sistema y que el ministerio público abra una investigación sobre las irregularidades.

Xiomara proclamó: vamos a defender nuestro triunfo en cada una de las comunidades donde sabemos que el pueblo nos espera, haré que se respete cada voto, cada voluntad que se ha entregado en las urnas. Juro por mis hijos que no descansare hasta ver una Honduras libre, soberana e independiente.

Estas leyendo

Así se robaron las elecciones en Honduras