La gran diferencia

La gran diferencia entre el sector pesquero artesanal y el sector pesquero industrial extractivo, radica en que los pescadores artesanales extraen los recursos pesqueros para sobrevivir y el los industriales lo hacen para lucrar. 

Los pescadores artesanales afiliados a la CONDEPP, y que son más de 50.000 en el país y por ende la mayor organización de pescadores artesanales, siempre hemos puesto por sobre todo la sustentabilidad de los recursos pesqueros. De hecho, por eso se formó esta organización, diferente de las otras dos confederaciones de pescadores, que apoyaron la Ley Longueira por algo a cambio. Estas dos confederaciones mas los industriales, estuvieron sentados y votaban en el consejo nacional de pesca a favor siempre por aumentar las cuotas de pesca, no importando el estado de los recursos, si no que con un anhelo netamente comercial, porque lo digo derechamente, a unos no les importa nada los recursos y los otros estiraban la mano. 

Hoy, cuando las cuotas de pesca la dictan los científicos tomando en cuenta los informes técnicos de el estado de los recursos y las cuotas se asignan con un criterio netamente científico, salen voces del sector pesquero industrial diciendo que no le es rentable el negocio con las cuotas de pesca que están asignando los comités científicos. 

Señores industriales, si la pesca extractiva no les es rentable y como todo buen empresario cuando un negocio no les da, entonces VAYANSE, nadie los va a echar de menos, ni siquiera los hombres de mar de sus flotas, porque siempre cuando ustedes han sobreexplotado los recursos pesqueros y optan por lo mas fácil (echarlos), siempre ellos encuentra trabajo en nuestro sector, que es el sector que le da sustentabilidad a los recursos pesqueros, porque pescamos para sobrevivir, en cambio ustedes llegaron al sector pesquero para lucrar a costa de los recursos naturales que eran de todos los chilenos.

Váyanse, así dejan los recursos pesqueros, mejor dicho dejan las cuotas de pesca asignadas por un criterio netamente técnico para ser extraídas sustentablemente por el sector pesquero artesanal y a si sus plantas podrán seguir operando con los recursos pesqueros, pero extraídos artesanalmente.

Estas leyendo

La gran diferencia