Rechazo al despido de trabajadores de la educación en colegio La Providencia

Alumnas, apoderados y profesores del Colegio La Providencia se reunieron a las afueras de la catedral de Concepción con el objeto de denunciar los despidos injustificados del que fueron parte 9 profesores y 2 paradocentes. En esta línea exigen la inmediata salida de la directora y la reintegración de los trabajadores despedidos.

Mauricio Fierro, presidente del sindicato de trabajadores colegio La Providencia señala que es una constante los malos tratos y el menosprecio hacia el trabajo docente por parte de la directora y la inspectora. Igualmente señala que han tenido problemas de índole económico con el establecimiento, ya que la directora no reconoce el pago de algunos bonos más el aumento de sueldo a los profesores nuevos, que los trabajadores ganaron producto de sus movilizaciones.

Mauricio añade que ellos acusan estos despidos como injustificados porque los profesores despedidos no fueron sujetos a ninguna evaluación de sus prácticas pedagógicas,”lo único que coincide es que 6 pertenecían al sindicato y la mayoría había tenido discrepancias con la directora”

“esto es aberrante, nosotros no vamos a permitir que sucedan estos hechos”, asegura Patricio Muñoz, secretario del centro de padres. Para los apoderados es muy grave que un colegio católico despida a profesores por necesidades de la empresa, pues consideran que el colegio no puede ser administrado como un negocio; igualmente manifiestan su desacuerdo en la forma en la que se notificó la desvinculación “la forma en la que fueron despedidos los profesores me recuerda a los nazis: una larga fila en la cual los profesores esperaron durante dos horas, uno a uno delante de todos sus compañeros supieron si continuaban o no trabajando; más aun esto sucedió el 27 de diciembre,cuando ya habían finalizado todas las actividades escolares” 

Francisca Vásquez, ex estudiante, indica que “esta es la gota que rebalsó el vaso, porque esta es una decisión autoritaria que no va en beneficio de nuestras compañeras, lo lamentable es que se tomen decisiones sin incluir a la comunidad educativa”. También Francisca señala que la mayoría de estos profesores las apoyaron cuando ellas se movilizaron el 2011, por lo que no dudan que esta acción haya incidido. Finalmente denuncia que la discriminación económica en el colegio es una constante “compañeras nuestras que finalizaban octavo básico no podía seguir su enseñanza media porque no tenían el dinero suficiente para pagar la matrícula y el resto del año, también nosotras hemos visto como se han reducido las becas, se contrata a profesores por sueldos bajísimos y nuestros padres deben pagar excesivos intereses cuando se atrasan”

Los trabajadores, estudiantes y apoderados nuevamente ponen en entre dicho la forma en que  nuestra sociedad entiende la educación: como un buen negocio con el cual se pueden obtener buenos dividendos económicos, por supuesto amparados y financiados por el Estado. La tarea es seguir manifestando la urgente necesidad de considerar a la educación como un derecho y que al ser esto las decisiones las tomarán la comunidad escolar obedeciendo a sus necesidades e intereses.

Estas leyendo

Rechazo al despido de trabajadores de la educación en colegio La Providencia