Carta de la familia Vergara Toledo ante la encarcelación de Tamara Sol Vergara

El 11 de Diciembre de 2013, bajo el contexto de un asalto/recuperación a una sucursal del Banco Estado en Santiago, es asesinado el anarquista Sebastian Oversluij por un efectivo de seguridad del recinto bancario. Un poco más de un mes después, el 21 de Enero de 2014, Tamara Sol Vergara concurrió a una sucursal del Banco Estado para realizar una acción en reivindicación por el asesinato de Oversluij. El hecho terminó con un guardia de banco herido con proyectiles de bala. Actualmente Tamara Sol se encuentra encarcelada. Su familia, una de las que más ha sufrido con la violencia política que ha ejercido el estado en las ultimas décadas en nuestro país emitió la siguiente carta/declaración que reproducimos a continuación.

Queridas amigas y compañeras:
Queridos amigos y compañeros:

Nuestra amada Tamara Sol está encarcelada.

Con la celeridad de un rayo vengador, como siempre ocurre cuando se trata de condenar a un pobre o a un subversivo, una jueza del sistema, Paola Robinovich, considera condenarla a diez años y un día o a cadena perpetua, acusada de “robo calificado” la figura jurídica más dura del sistema penal chileno, aduciendo que Tamara Sol es un peligro para la sociedad. Sociedad construida tan ordenadamente sobre la aberrante desigualdad entre unos pocos inmensamente ricos y los muchos inmensamente pobres; una sociedad militarizada con cientos de policías en sus calles y sobre todo en la periferia, hostigando a la juventud de las poblaciones, con autorización para golpear, mentir, hacer montajes, arrestar, reventar casas, asesinar, espiar, fotografiar… una sociedad que es un “gran mercado”, una sociedad orgullosa del individualismo que ha creado, orgullosa de la mediocridad que ha creado, una sociedad donde los medios de comunicación transmiten sólo farándula o crímenes pasionales… La jueza, defendiendo a esta sociedad, ha dictaminado que Tamara Sol debe cumplir el tiempo de investigación, (que en un principio es de 60 días) en la cárcel de San Miguel y en un módulo de alta seguridad. En este módulo de castigo sólo tienen ½ hora de patio… o sea, están todo el día encerradas.

Familia Vergara Toledo, los dos primeros de izquierda a derecha son Eduardo y Rafael, ambos asesinados por el Estado chileno en 1985

Esta celeridad en dictar sentencia de los jueces es completamente contraria cuando se trata de condenar a uniformados, quienes a pesar de asesinar y abusar de su poder con los jóvenes y civiles de las poblaciones, viven tranquilamente en sus casas. Nosotros por el asesinato de Eduardo y Rafael, nuestros hijos, tuvimos que esperar más de veinte años para que la justicia se pronunciara y su sentencia fue muy leve, sólo 7 años por asesinar a dos personas y arrestados sin ningún medio de comunicación presente, sin mostrar sus rostros, sin esposas en sus manos y enviados al hotel 5 estrellas de Punta Peuco. Tampoco se ve este espíritu alado de parte de los jueces cuando se trata de condenar a ladrones de cuello y corbata donde también corre plata de por medio y todo se suaviza, todo queda pa’callao.

Queremos contarles que Tamara sol está relativamente bien (en su condición de prisionera). Su espíritu está firme y alto, es una mujer digna y valiente que nos ha interpelado a su familia más directa, que somos unos cobardes, que nunca daremos el paso de salirnos de este sistema maldito, que nos conformamos con migajas, que nunca va a ser “el momento” para nosotros, ni tendremos los “suficientes medios”, que marcamos el paso y de repente algunos pataleos, pero nada que rompa con esta rutina mortal en la que estamos metidos.

Nosotros estamos tremendamente dolidos porque es nuestra niña, a quien amamos profundamente, la que está detenida. Estamos orgullosos, también, porque es ya una mujer y ha demostrado una tremenda valentía en su vida.

Una mujer que nos cuestiona profundamente para que no nos quedemos arrinconados en este sistema, acomodando nuestras vidas a sus dictados, acostumbrándonos al asesinato de compañeros, al encarcelamiento de los jóvenes luchadores, al robo permanente que se nos hace como pueblo en todos los ámbitos, desde el robo en nuestro diario vivir, hasta el robo de nuestra tierra, de nuestro mar, de nuestras riquezas, de nuestros árboles.

Necesitamos fuerza, compañeras, compañeros, necesitamos su amistad sincera y desinteresada, como siempre lo han hecho.

Nuestro camino ya está trazado y no podemos quedarnos tranquilos a esperar que otros hagan lo que nosotros debemos seguir haciendo…AMAR PROFUNDAMENTE LA IDEA DE UNA SOCIEDAD LIBRE Y FRATERNA E IRLA CONSTRUYENDO CON PEQUEÑAS Y GRANDES ACCIONES, NO SOLO EN EL DISCURSO, CON TODAS LAS FORMAS DE LUCHA Y EN TODOS LOS ÁMBITOS DE NUESTRA EXISTENCIA.

Tamara Sol, hija, nieta, hermana, te amamos con todas nuestras fuerzas.
Tamara Sol, compañera luchadora, te admiramos por tu valentía. Estamos contigo.
Tamara Sol te acompañaremos por siempre, no estarás nunca sola.
Tamara Sol “el cielo se refleja en el mar y solo entonces mira hacia la luna”. Paciencia, paciencia, paciencia, amor.

Queremos dar las gracias a todas y todos los que nos han venido a ver a nuestro hogar, los que inmediatamente nos han demostrado su cariño, los que han solidarizado trayendo cosas que Tamara Sol necesita allí en la cárcel.

Agradecemos a las mujeres que la acogieron en ese lúgubre recinto con cariño apañándola.

También agradecemos a los que no han estado con nosotros demostrándonos con su actitud que no están de acuerdo con Tamara Sol y eso nos hace ver bien claro con quienes contamos de ahora pa´ delante.

Villa Francia, 3 de febrero de 2014

Estas leyendo

Carta de la familia Vergara Toledo ante la encarcelación de Tamara Sol Vergara