Comunidades mapuche dan a conocer demanda territorial conjunta sobre ex asentamiento Lleu Lleu

alt

Las comunidades ribereñas del Lago Lleu Lleu, Pascual Coña sin tierra o Wechun Lleu lleu, Caupolicán y José Nahuelhual del sector El Malo, dan a conocer a la opinión pública su demanda territorial conjunta sobre las tierras del ex asentamiento Lleu Lleu ubicado en la ribera norte del Lago Lleu Lleu.

El territorio en cuestión, hoy en manos de varias empresas forestales como Volterra, Bosques Arauco y algunos particulares, corresponde a las tierras altas del antiguo Lof Lleu Lleu, del que descienden todas las comunidades actuales del territorio Lleu Lleu. Corresponde a terrenos de bosques y montañas de gran importancia para la vida tradicional mapuche, de ellas se nutre el conocimiento y la practica medicinal, ya que era una zona rica en una diversidad de especies nativas de plantas y arboles.

También tiene una importancia relevante en el ámbito netamente cultural e identitario como una fuente de conocimiento histórico y un lazo concreto de unidad de los mapuche actuales con generaciones anteriores. Allí existen Treng Treng, Trayenco y Reni que vinculan la vida mapuche de hoy con los antepasados.

Esta situación fue reconocida en parte por gobiernos anteriores como el de Salvador Allende que en su tiempo y a su manera devolvieron este territorio a las comunidades a través de la parcelación Cora Lleu Lleu, un proyecto de parcelación que en sus inicios tuvo como principales asignatarios a comuneros mapuche del sector. La presión de los no mapuche, la escasa fuerza del reclamo mapuche de la época, que pasaba por el filtro de los partidos políticos dominantes en el proceso y luego el golpe militar de Pinochet hicieron que fueran muy pocos los mapuche que finalmente mantuvieran sus asignaciones de tierra, especialmente en la parte baja del sentamiento, en tanto que la parte alta casi la totalidad de la tierra fue entregada a ciudadanos no mapuche.

Con la implementación del negocio forestal a partir de la mitad de los años 70 y su posterior desarrollo en los 80, el gobierno de Pinochet presiono a través de todos sus instrumentos administrativos, Indap, SAG, SII, etc a los parceleros para que traspasaran sus propiedades a las dos grandes empresas forestales que se formaron al alero de la dictadura, Bosques Arauco y Forestal Crecex.

La excesiva carga impositiva y la enorme cantidad de restricciones y tramitaciones hicieron que la mayoría de los asentados terminaran vendiendo o arrendando (arriendos por 99 años) sus parcelas a las grandes forestales. La entrada al negocio forestal de la japonesa Volterra termino por liquidar el asentamiento CORA Lleu Lleu.

La consolidación de la propiedad forestal en el ex asentamiento CORA Lleu Lleu significo para las comunidades el desastre económico y ambiental, ya que terminaron con la flora nativa y restringieron el acceso a los cerros para los comuneros.

Actualmente también son resguardadas por la policía hasta la ribera del lago, siendo prácticamente una zona privatizada en toda la ribera norte.

A pesar de esta situación, nuestras comunidades vienen desarrollando desde hace varios años trabajos de ocupación, productivos, culturales y sociales en el sector de El Guairao correspondientes a la parte alta de el ex asentamiento CORA Lleu Lleu.

Las comunidades demandantes:

La comunidad Caupolican:

Esta comunidad es integrada por los ciudadanos mapuche hijos de asignatarios mapuche de la parcelación CORA y algunos de los asignatarios, así como otros comuneros del sector unidos por lazos familiares.

La comunidad Pascual Coña Sin Tierra o Wechun Lleu lleu:

Esta comunidad corresponde a los desplazados de la comunidad Pascual Coña, tras el traspaso fraudulento de la ex hacienda Lleu lleu a la comunidad P. Coña y su asignación arbitraria a un grupo de comuneros todos familiares directos de Avelino Meñaco.

Los comuneros desplazados han sufrido por años la exclusión, los montajes judiciales, la represión y el encarcelamiento, así como el secuestro de su personalidad jurídica, ya que no han podido hacer uso de esta para ser sujeto de sus respectivos derechos, especialmente a recuperar sus tierras.

La comunidad Jose Nahuelhual:

La comunidad Jose Nahuelhual corresponde a comuneros del sector alto El Malo y ribereños del Lago Lleu Lleu, que tienen una vinculación permanente e histórica con la ribera norte a la que cruzan por generaciones en busca de medicinas y otros elementos propios de la vida mapuche.

Por otra parte la gran mayoría de sus miembros tienen su origen y mantienen lazos de sanguinidad en las comunidades del sector Lleu Lleu, su actual emplazamiento en el sector El Malo, tiene que ver con los desplazamiento propios de la guerra que llevo a cabo el Estado Chileno y el consiguiente despojo territorial hace alrededor de 130 años.

Debemos recordar que antes de la reforma agraria y los asentamientos CORA, la gran mayoría de la tierra estuvo en manos de grandes terratenientes como los Ebensperger en el tiempo de mayor reducción de las comunidades mapuche.

En total nuestras comunidades demandan 2050 hectáreas aproximadamente, que hoy están en manos de las empresas forestales Volterra, Bosques Arauco, Forestal Santa ester, y algunos particulares.

Estas leyendo

Comunidades mapuche dan a conocer demanda territorial conjunta sobre ex asentamiento Lleu Lleu