El Salvador: Detienen a director de Diario Co-Latino en vísperas de elecciones presidenciales

Francisco Valencia, director del vespertino Diario Co-Latino de El Salvador, fue detenido “por error” la noche del jueves por la policía en la capital San Salvador por una demanda de difamación en su contra que data de 1996, anunció su esposa, María Teresa Fajardo. El periodista fue liberado la tarde del viernes, tras pasar una noche detenido, según un reporte de Amproradio.

 

El arresto, que causó sorpresa entre el gremio, ocurrió la noche del jueves cuando llegaba a su residencia, indicó la esposa a medios electrónicos. El Salvador vive un clima político polarizado, de confrontación mediática-electoral, de cara a los comicios presidenciales del próximo domingo 2 de febrero. El país está gobernando por Mauricio Funes Los cinco aspirantes a la primera magistratura de El Salvador realizaron el miércoles el cierre de su campañas electorales, que estuvieron enfocadas en temas de seguridad ciudadana, empleo y economía.

 

Según Adriana Sívori, enviada especial de teleSUR en El Salvador, lidera las encuestas el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que “apuesta a ganar, incluso en una primera vuelta”. En segundo lugar, con una diferencia de catorce puntos, se encuentra el partido Arena.

 

Sívori informó que los diversos partidos procuran convencer a los votantes indecisos, que alcanzan del 15% al 20″ de la población electoral. En los comicios del 2 de febrero pueden votar unos 4,9 millones de salvadoreños mayores de 18 años. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) garantiza las elecciones en que se elegirá al presidente que gobernará el país durante los próximos cinco años.

 

En las elecciones presidenciales participan nueve partidos legalmente inscritos, pero sólo se postularon cinco candidatos, entre quienes destacan Salvador Sánchez Cerén, del FMLN, y Norman Quijano, de la derechista Arena. En tercer lugar aparece una coalición de tres partidos conservadores, que bajo la marca Unidad postulan al ex presidente Tony Saca (2004-2009). En la contienda también participan el Partido Salvadoreño Progresista, dirigido por militares, y la Fraternidad Patriótica Salvadoreña, sin presencia relevante en las encuestas.


Según las leyes electorales salvadoreñas para ganar los comicios el candidato debe obtener el 50 por ciento más uno de los sufragios válidos, de lo contrario habrá una segunda vuelta el 9 de marzo entre los dos más votados. Por primera vez podrán emitir sufragio los salvadoreños residentes en Canadá y Estados Unidos y se ampliará a los 262 municipios de la nación el voto residencial, que en los pasados comicios municipales y legislativos abarcó a 185., del partido izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), favorito en las encuestas.

 

María Teresa Fajardo, quien acudió el viernes al Juzgado Quinto de Paz, explicó luego que todo era confuso y que esperaba que ese mismo día su esposo quedara en libertad, como efectivamente ocurrió.

 

Las autoridades alegaron que hubo un error en la captura por la demanda que el jefe de la Policía Nacional Civil (PNC) interpuso contra el periodista hace 18 años, “al activarse un sistema PNC” que provocó el arresto del director del diario vespertino. En 1996 el periodista quedó libre, sin embargo los abogados que lo representaron no habrían dado término adecuado al proceso, aseguraron a Notimex fuentes de Co-Latino.

 

Valencia dirige el periódico que más critica a la oposición de este país, encabezada por el partido conservador Alianza Republicana Nacionalista (Arena). En vísperas de las elecciones presidenciales del domingo, algunos medios relacionaron su arresto con el caso de malversación de recursos públicos que enfrenta el ex presidente Francisco Flores (199-2004), quien es buscado por la policía, un affaire ampliamente ventilado en la prensa salvadoreña y centroamericana.

 

El caso Francisco Flores

La Fiscalía General de la República y una comisión especial de la Asamblea Legislativa investigan una sospechosa transacción financiera por 10 millones de dólares, en la que supuestamente estaría involucrado el ex mandatario Flores. Hasta el jueves, Flores fue el asesor de la campaña electoral del candidato presidencial de Arena, Norman Quijano, con el que su partido busca sacar del poder al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que llevó a la presidencia a Funes.

 

La Policía informó el viernes que no pudo localizar a Francisco Flores para que se presentara a declarar ante una comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el desvío de millonarias donaciones de Taiwán, en el que supuestamente estaría involucrado el actual jefe de campaña del partido conservador Arena, que aparece con la segunda opción para las elecciones del domingo.

 

Agentes policiales del Grupo de Reacción Policial, vestidos con uniformes de combate, con chalecos contra balas, cubiertos de sus rostros y fuertemente armados, se apostaron frente a la residencia del ex presidente, mientras investigadores de la Policía procedieron a cumplir la orden.

 

El subdirector de la Policía Nacional Civil, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, explicó que los agentes fueron atendidos por elementos de la seguridad de Flores y solicitaron hablar con los familiares. Fueron atendidos por la señora Lourdes de Flores quien les dio facilidades para constatar que no estaba en su casa.

 

El ex mandatario admitió en una primera intervención ante el congreso unicameral que sí recibió dinero del Gobierno de Taiwán, que no era parte del convenio de cooperación bilateral y por lo tanto no fue reportado al fisco salvadoreño. Dijo también que el dinero fue entregado a sus destinatarios, pero hasta ahora no ha informado quiénes recibieron los recursos.

 

Rechazó las acusaciones de que se quedó con los 10 millones  de dólares y afirmó que se trata de una persecución política encabeza por el presidente Mauricio Funes.

 

Jorge Velado, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del partido Arena, dijo que el operativo policial para la búsqueda de Flores es un “acto de terrorismo” y confirmó a que el ex mandatario no se presentará más ante la comisión de la Asamblea Legislativa y que solo responderá a llamados que le haga la Fiscalía General de la República.

 

La Fiscalía, que ya llamó a Flores a rendir declaración, ordenó también congelar las cuentas bancarias y propiedades del ex presidente como una medida cautelar mientras investigan la supuesta donación millonaria.

 

Flores y su partido Arena habían desconocido la jurisdicción de la Comisión. Flores envió una carta este jueves en la que les comunicaba su decisión de no comparecer ante la comisión, “porque las preguntas son repetitivas y las he contestado hasta el cansancio. No tengo más que contestar”.

 

Entretanto, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró improcedente una demanda con la que se pretendía declarar inconstitucional la comisión especial legislativa y avaló su legalidad.

 

Flores denunció que los ataques contra él surgieron cuando ingresó a la campaña de Arena para apoyar la candidatura de Quijano. “Para mí este es un juicio político, es una oportunidad que tienen los partidos en contienda para atacar a su adversario”, expresó.

 

Al no poder localizar a Flores, la comisión legislativa se declaró en receso y sus diputados quedaron a la espera de una nueva convocatoria para sesionar cuando el ex presidente sea ubicado y se presente a la Asamblea Legislativa.

 

Panorama electoral

Los cinco aspirantes a la primera magistratura de El Salvador realizaron el miércoles el cierre de su campañas electorales, que estuvieron enfocadas en temas de seguridad ciudadana, empleo y economía.

 

Según Adriana Sívori, enviada especial de teleSUR en El Salvador, lidera las encuestas el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que “apuesta a ganar, incluso en una primera vuelta”. En segundo lugar, con una diferencia de catorce puntos, se encuentra el partido Arena.

 

Sívori informó que los diversos partidos procuran convencer a los votantes indecisos, que alcanzan del 15% al 20″ de la población electoral. En los comicios del 2 de febrero pueden votar unos 4,9 millones de salvadoreños mayores de 18 años. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) garantiza las elecciones en que se elegirá al presidente que gobernará el país durante los próximos cinco años.

 

En las elecciones presidenciales participan nueve partidos legalmente inscritos, pero sólo se postularon cinco candidatos, entre quienes destacan Salvador Sánchez Cerén, del FMLN, y Norman Quijano, de la derechista Arena. En tercer lugar aparece una coalición de tres partidos conservadores, que bajo la marca Unidad postulan al ex presidente Tony Saca (2004-2009). En la contienda también participan el Partido Salvadoreño Progresista, dirigido por militares, y la Fraternidad Patriótica Salvadoreña, sin presencia relevante en las encuestas.

 

Según las leyes electorales salvadoreñas para ganar los comicios el candidato debe obtener el 50 por ciento más uno de los sufragios válidos, de lo contrario habrá una segunda vuelta el 9 de marzo entre los dos más votados. Por primera vez podrán emitir sufragio los salvadoreños residentes en Canadá y Estados Unidos y se ampliará a los 262 municipios de la nación el voto residencial, que en los pasados comicios municipales y legislativos abarcó a 185.

Estas leyendo

El Salvador: Detienen a director de Diario Co-Latino en vísperas de elecciones presidenciales