Inspección del trabajo entrega informe catégorico contra Huachipato

El jueves 20 de febrero, en oficinas del Gobierno Regional del Bío Bío, se realizó una reunión entre la Compañía Siderúrgica Huachipato y el Sindicato nº1 con mediación de la Inspección del Trabajo.
La reunión se realizó pues los trabajadores el año pasado realizaron una denuncia por vulneración de derechos en la Inspección Comunal del Trabajo de Talcahuano. El informe de la inspección del reciente 20 de febrero ratificó de manera categórica las denuncias realizadas por el sindicato nº1, es decir, reconoció la vulneración de derechos fundamentales relacionados con prácticas antisindicales y desleales.

Las denuncias sobre Huachipato

Mónica Aguilera, presidenta del sindicato nº1 de Huachipato consignó a Resumen que “presentamos mucha documentación al respecto [vulneración de derechos fundamentales], donde claramente se reflejaban estos hechos. Como decía en su informe la Inspección del trabajo que pueden parecer inocuos si se toman uno aislado de los otros, pero en su conjunto constituyen una vulneración a los derechos fundamentales” . Una de estas prácticas serían como señala la entrevistada ” pasar de ser un buen trabajador a un mal trabajador por no cambiarse de sindicato.”

Las prácticas de la empresa contra el sindicato comenzaron en abril del 2013 “nosotros planteamos desde abril del año pasado, que entendíamos la crisis por la que pasaba la empresa y que estábamos dispuestos a cooperar, con trabajo, con beneficios, con esfuerzo, con todo lo que nos compete. Pero que no estábamos dispuestos a rebajar nuestro convenio colectivo, porque creemos que es un derecho que nos pertenece por todo el esfuerzo que hemos realizado en el trabajo día a día” Ahí, como señala Mónica, “estalló la bomba”.

“Ellos querían que firmáramos el convenio que había firmado el otro sindicato. Y eso se buscó dándole mucha propaganda al bono por término de conflicto de $1.650.000. Querían que firmáramos un convenio a la baja”

La defensa del antiguo Convenio Colectivo

Las abusivas prácticas de la empresa guardan relación con la imposición de un nuevo convenio colectivo que el sindicato nº1 no quizo firmar, por considerar que se renunciaba a beneficios importantes para los trabajadores. La empresa en este ejercicio trató de influir en los trabajadores a través del sindicato nº2 de Huachipato.

“Primero cabe mencionar que la empresa no se movió un milímetro de la propuesta inicial que traía. ” – indica Mónica, refiriéndose al convenio colectivo de la empresa. Y agrega “había 2 cosas fundamentales que nos complicaban. Una era que la empresa quería desarrollar un plan de evaluación por competencias” lo que los trabajadores rechazaban por considerar que eso los haría competir entre ellos. “y además era una escala forzada, donde necesariamente habían trabajadores arriba y otros abajo”.

Luego precisa su argumento “hay documentación en la jurisdicción laboral donde se establece que es un método para, si un trabajador salía dos o tres veces mal evaluado, generar un precedente para posteriormente despedirlos, presumiblemente sin indemnización”.

Sumaban a estos puntos, que la evaluación era unilateral “además de ser un sistema perverso que te obligaba a competir con tu compañero, estaba hecho de una forma absolutamente unilateral. Era una sola persona la que te evaluaba. No nos oponíamos a la evaluación, incluso propusimos que fuera de otra forma. Una evaluación en 180 grados, más participativa, donde fueras evaluado también por tus pares además de la empresa”.
Sin embargo, Huachipato se negó a la propuesta, lo que es interpretado por los trabajadores como una reafirmación  de la documentación que existe. Es decir, que es un método para despedir trabajadores.

La segunda razón por la que se oponían al convenio de la empresa, es que los trabajadores de Huachipato cuentan con una indemnización “a todo evento” que la empresa quería anular y pagar solo la indemnización legal de un tope de 11 años. Muchos de los trabajadores de la siderúrgica son mayores y cuentan con un oficio específico, personas que no podrán encontrar otro trabajo.

“Es mucha gente sobre los 50 años que ha trabajado toda la vida aquí y no tienen otro oficio. No hay otra coquería, no hay otro alto horno para trabajar, la reconversión laboral a esta altura sería algo tremendamente dramático y casi nula. De hecho, lo hemos visto con lo que pasó con los mineros del carbón. ¿Qué pasa con estos trabajadores que a estas alturas les quitan su indemnización y los dejan solo con estos 11 sueldos?”  Mónica agrega “nosotros tratamos de preservar lo mismo que tenían todos los trabajadores contratados antes de 1981, antes de que empezara a regir el Código del Trabajo”.

Por estas razones los trabajadores del sindicato nº1 decidieron mantener su antiguo convenio acogiéndose a un artículo del Código del Trabajo que les permite aplazar la negociación colectiva para 18 meses más, sin reajuste de sueldos según IPC ni la obtención del bono por término de conflicto.

Cabe recordar que el informe de la Inspección del Trabajo, se da tras una arremetida de la empresa contra los dirigentes sindicales. Arremetida que se basaba en la acusación por haber subido a una chimenea y que buscaba no permitir su ingreso hacia sus lugares de trabajo y el desafuero de los dirigentes para proceder a su despido.

Relacionados:

Cap Acero arremete contra dirigentes sindicales.

Corte de Apelaciones se cuadra con gerencia de Huachipato y avala desalojo de dirigentes sindicales

Realizan Mitin apoyando a trabajadores de Huachipato en chimenea

Trabajadores de Huachipato suben a chimenea protestando por despidos.

Huachipato y la encrucijada sindical. Primera parte.

Huachipato y el acontecer sindical. Segunda Parte: Elementos Coyunturales

La amenaza de Huachipato y la oportunidad de la Región

Sindicatos en lucha por el No a más despidos en Huachipato

Estas leyendo

Inspección del trabajo entrega informe catégorico contra Huachipato