Anciano muere en las afueras de Sanatorio tras esperar por horas un bus en Yumbel.

Es difícil determinar quién es el responsable final de la muerte de José Augusto Rebolledo, 78 años de edad, ocurrida el mismo día del cambio de mando en nuestro país. Es difícil porque, para que este trágico hecho se produjera, se reunieron una serie de factores que muestran la profunda postergación de nuestra Región.

Transporte Público

Según relata su propia familia, don José llegó a las 09:00 de la mañana al paradero del sector Tres Erres, comuna de Yumbel, ubicado en el km 35 de la Ruta Cabrero-Concepción a la espera de un bus que lo llevara a Concepción. Don José debía estar a la 13:00 horas en el Sanatorio Alemán de Concepción para su diálisis. Él tenia plena conciencia y así lo manifestó a su familia, de los problemas de la locomoción rural en el sector: los buses pasaban de largo, evitando llevar a la gente que vive en los lugares intermedios.

De hecho, entre Yumbel y Concepción, 66 km de distancia, existe una sola empresa que cubre el recorrido, la frecuencia es uno por hora y el valor 2 mil pesos. Son solo 16 kilómetros más que la distancia que existe entre Concepción y Lota, donde las frecuencias son cada 3 minutos y el valor es de 900 pesos. Eso si, de haber sido este el caso, don José pudo haber muerto en los megatacos de la ruta 160.

La empresa al tener monopolio impone condiciones. Un pésimo servicio a un alto costo, a lo que cabe agregar que la normativa les impide a los buses interprovinciales trasladar más de 10 personas de pie, lo que hace que no se detengan en los sectores rurales intermedios, dejando a estas personas sin servicio.

La Situación a Yungay, Huepil, Tucapel, Trupan y Polcura no es distinta, una sola empresa cubre ese trayecto. San Sebastián, que tiene “el” bus que sube y baja en el día, este bus realiza paradas y cubre la necesidades de los sectores rurales existentes en la ruta de Concepción a Cabrero.

Sin duda la Región de Concepción ha quedado muy a la zaga de Santiago y la Región de Valparaíso en lo que transporte público se refiere, a pesar de todas las quejas el Transantiago como sistema de transporte y el metro, guardando todas las proporciones, son infinitamente más que el sistema que poseemos acá.

En la Región de Valparaíso existe un tren sub urbano (MERVAL) que une todas las ciudades del valle interior. Quilpué, Belloto, Villa Alemana, Peñablanca, Limache, conectan con el puerto en minutos, con una vía subterránea bajo Viña del Mar, con frecuencias de menos de 15 minutos durante todo el día los 7 días de la semana. Muy, pero muy por sobre nuestro miserable Biotren.

Sin embargo, don José no murió solo por culpa del transporte público y su ruralidad, condición social asociada a la pobreza, en una región donde la tierra ha sido devorada por el desierto forestal, despoblando los campos y aislando las localidades rurales.

Sistema de Salud.

Don José venia a Concepción a dializarse, sin embargo, la diálisis no se realizaría en ningún hospital público. De hecho, el hospital regional está a menos de 15 minutos en bus del terminal de buses de Collao, donde José llega desde un bus interprovincial, sino que a la Clínica Alemana, ubicada en el Barrio de Pedro de Valdivia, camino a Chiguayante a cerca de 30 minutos del terminal de Collao y donde cuenta con mucho menos alternativas de trasporte.

Con la aplicación del Plan Auge las clínicas particulares han absorbido una serie de prestaciones del sistema público de salud, el Estado gasta para ello varias veces lo que el mismo tratamiento le costaría en el mismo hospital.

Sin embargo, a pesar de que este sistema acorta la lista de espera, tiene como fin último el lucro con la salud, por parte de las empresas de salud prestadoras de servicios. Los dineros que el Estado inyecta vía prestaciones a estas instituciones privadas perfectamente pueden haber permitido al Estado dotar de medios para trasladar a los enfermos de zonas rurales a sus controles y tratamientos.

Don José murió a una cuadra de su destino, una clínica privada.

Foto: Cementerio Parroquial de Yumbel. http://www.panoramio.com/photo/7933440


Estas leyendo

Anciano muere en las afueras de Sanatorio tras esperar por horas un bus en Yumbel.