Un muerto más para la minería mafiosa en el Perú

El departamento de Huaraz, en el norte del Perú siempre estuvo controlado por la mafia.

En los 60 fue pesquera. Chimbote fue el gran emporio pesquero. Ahí se desarrolló por primera vez la pesca de arrastre para producir harina de pescado. Por primera vez el pescado que se le niega a los niños se convirtió en galletas para perros y gatos.

Ahora es la minería. Pero los métodos son los mismos. Tal como contaba Arguedas en El zorro de arriba y el zorro de abajo el capital decide quien vive y quien muere.

Esta vez decidió que Ezequiel Nolasco moría. El viernes a las 11.50 de la noche un sicario menor de 20 años irrumpió en la bodega Centenario con una pistola, se acercó a casi un metro de Nolasco y le disparó tres tiros en la cabeza y tres más en otras partes del cuerpo. Nolasco murió en el acto, mientras el homicida fugó del local y subió en una motolineal que lo esperaba fuera para huir del lugar del crimen.

La víctima se encontraba en la mesa del local acompañado del abogado Marco Sánchez Ponte y de uno de sus compañeros de construcción civil, porque afuera de la bodega estaba estacionada la camioneta 4×4 color plomo de placa de rodaje COK-703, con un chofer.

Minutos después, la esposa e hijas del ex consejero regional fueron avisadas de la noticia e inmediatamente se trasladaron a Huacho, mientras que en su vivienda de la Mz. T lote 23 del pueblo joven Tres de Octubre en Nuevo Chimbote sus hijas menores, familiares y vecinos protagonizaron desgarradoras escenas de dolor.

El delito de Nolasco fue querer ser candidato al gobierno regional. Y seguramente un futuro presidente regional conflictivo. El vocero de Unión Por el Perú, Armando Mejía Villón, reveló que el miércoles el ex consejero iba a ser presentado como candidato a la presidencia de Áncash por su partido. “Ezequiel Nolasco denunció hasta el cansancio que era víctima de amenazas de muerte y reglaje, pero las autoridades policiales de la fiscalía y el Poder Judicial nunca le hicieron caso. Hoy, cuando iba a ser nuestro candidato regional, lo asesinan de la manera más cruel”, protestó.

Nolasco Campos sobrevivió a un atentado ocurrido en su vivienda el 20 de julio del 2010. Recibió cuatro balazos en el cuerpo, pero asesinaron a su hijo. Sin embargo, los jueces de la Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia del Santa emitieron una “vergonzosa” sentencia. Dilataron el proceso casi cuatro años para que, al final, liberen a los principales implicados y castiguen con 25 años de cárcel solo a Edinson Iván Torres Corso “Chilipino”.

Pese a las pruebas, los magistrados abrieron las puertas del penal de Cambio Puente a prontuariados delincuentes como Alexis Reyes Camones “Loco Alexis” y Arnaldo Ordinola Muñoz “Nayo”. Aunque hubiesen querido, los jueces no podían liberar a Jaime Sánchez Cachay “Piolín” por estar preso por otros delitos.

El ex consejero regional responsabilizó directamente del atentado en su contra y del asesinato de su hijo al alcalde provincial Luis Arroyo Rojas, así como también al presidente regional César Álvarez Aguilar, quienes negaron las acusaciones en su contra.

Álvarez no fue incluido en el proceso, pero Arroyo Rojas sí. Sin embargo, después fue excluido, decisión judicial que fue apelada por Nolasco y que todavía no se ha resuelto en Lima.

Estas leyendo

Un muerto más para la minería mafiosa en el Perú