El papel de los intereses inmobiliarios detrás de la construcción del puente “Bicentenario” en Concepción

Ante las últimas declaraciones de Carlos Valeiro, gerente de COPASA en Chile para el Consorcio “Puente Bicentenario”, en relación a la larga demora y graves faltas en la construcción de dicho puente, Red Construyamos expresa que:

1.       Con las declaraciones del gerente de la empresa COPASA, a cargo de la construcción del Puente Bicentenario o Chacabuco, se comienza a destapar la verdad acerca de los graves problemas que se relacionan con estas obras: El puente sobre el río Bio Bio ha sido levantado sin que exista un proyecto que le dé soporte. La población ha sido testigo de las confusas situaciones y controversias que en el último tiempo han enfrascado al gobierno regional, al SERVIU, al MOP, a la municipalidad y a la empresa que realiza las obras. Pero las recientes declaraciones del gerente Carlos Valeiro, coincidentes con las declaraciones del sindicato de los obreros que trabajan en el puente, descubren de una vez el hecho de que el MOP no ha presentado las indicaciones que permitan la construcción definitiva del puente, particularmente en la ribera norte del Bio Bio, lo que deja en entredicho los procedimientos de los servicios del Estado.

2.       Red Construyamos ha denunciado anteriormente la inexistencia de un proyecto completo, agregando que esta crítica situación traerá graves consecuencias para la población y para los bienes fiscales, y señalando que las responsabilidad principales se encuentran en los directivos del MOP y del SERVIU. Los hechos no han sido esclarecidos por las autoridades del Estado ni tampoco por el Municipio de Concepción, que ha tenido un papel cómplice al menos desde la administración del alcalde Patricio Kuhn.

3.       ¿Cómo es posible que el Estado, en tanto responsable del desarrollo de nuestras ciudades, no tuviese un plan para llevar a cabo un proyecto de esta magnitud? No ha existido un proyecto de puente definitivo, puesto que las obras fueron impuestas precipitadamente para justificar la expulsión de la población Aurora de Chile. Este apresuramiento irresponsable ha tenido lugar una vez que falló el intentó de la intendenta van Rysselberghe de engañar a la ciudadanía para erradicar a la población durante el terremoto de 2010. En ese entonces se ocultaba el desarrollo del proyecto inmobiliario “Terrazas del Bio Bio”, del arquitecto Emilio Armstrong (actual Consejero Regional de la UDI), que implicaba la expulsión de centenares de familias asentadas en la ribera norte desde hace 100 años. Por lo mismo, denunciamos una vez más que detrás de estos conflictos urbanos se encuentra un plan oscuro que marcha de la mano de los intereses de la especulación inmobiliaria, originada en empresarios que actúan coludidos con funcionarios de altos cargos públicos.

4.       Demandamos una vez más que esta situación sea prontamente investigada y corregida, puesto que se trata de una realidad del Gran Concepción que afecta a toda su población. La ciudadanía debe conocer y juzgar los hechos, y el Estado debe asumir la solución con prontitud y transparencia. Exigimos al nuevo gobierno que cumpla la función que ha asumido y que fuera traicionada por los funcionarios de la administración anterior, e insistimos otra vez en que es imperativo actuar con respeto hacia los pobladores, que son los legítimos propietarios de los terrenos al norte del río Bio Bio. Para ello, debe terminar la propaganda respecto de que el vecindario necesita “soluciones habitacionales”, puesto que la gente de Aurora de Chile ya cuenta con viviendas. Lo que reclama la población es que se respete el derecho al suelo que ha construido y que de una vez por todas se regularice un barrio que ha conquistado su derecho a la tierra.

RED CONSTRUYAMOS

Concepción, 16 de abril de 2014

Estas leyendo

El papel de los intereses inmobiliarios detrás de la construcción del puente “Bicentenario” en Concepción