Cooperativas del Bío Bío comenzarán a enlazarse productivamente

Este sábado en la sede de la Mutual de Carpinteros y Ebanistas de Concepción se desarrolló el encuentro de Economía Social y Solidaria del Bío Bío, agrupando a diversas iniciativas cooperativistas con el propósito de generar mecanismos de apoyo mutuo que permitan su sustentabilidad y desarrollo. 

El cooperativismo en Chile posee numerosos obstáculos para su iniciación y crecimiento. El Estado considera a los cooperativistas como empresarios, forzándoles a regirse por sus esquemas o bien excluyéndolos de garantías. Conversamos con representantes de algunas de ellas y esto nos plantearon: 

Carlos López y Eduardo Letelier, miembros de la Red de Economía Solidaria del Bío Bío, plantean que junto con la economía extravista y desindustrializada predominante en nuestro país, se artículan el retail (grandes tiendas) y la banca como ejes estranguladores de producción en pequeña escala. El retail los obliga a bajar sus costos, y con ello los salarios, para afrontar la importación de productos, en su mayoría asiáticos. Por otra parte, la banca captura toda la demanda de capital de estas pequeñas empresas. Entonces tenemos un sistema financiero controlado por muy pocos agentes que estrangulan el sistema productivo. Esta situación, los cooperativistas intentan remontarla rompiendo el criterio de la microempresalización que divide a quienes levantan emprendimientos y comenzar a conectarse en cadenas productivas, estableciendo relaciones entre productores y consumidores, además de comunidades de aprendizaje entre los cooperativistas. 

Eduardo cuenta que en la región ha habido experiencias significativas que, afectadas por un entorno muy desfavorable, han dejado de existir. CHILLANCOOP era un consorcio de cooperativas que integraba la vivienda, el trabajo y servicios para los trabajadores, logró construir viviendas sin ningún tipo de subsidio a un 30% de menos costo que lo ofrecido en el mercado y pagando remuneraciones 50% mayores que en el resto de las empresas. Esto sucumbió el 2008 en manos de Scotiabank cuando absorbió al Banco del Desarrollo y no respetó los acuerdos que éste había pactado con la cooperativa. 

En la comuna de Maipú, agrega Eduardo, el programa de empleo se ha cooperativizado. La municipalidad no pudo seguir sosteniendo la relación con la empresa contratista del aseo y ornato, proponiéndole a los trabajadores su organización en una cooperativa de trabajo para establecer con ellos los contratos por este servicio. 

Juan Báez, representante de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Talcahuano, contó a Resumen que desde el 2012, las cooperativas nacionales viven un proceso de reorganización. Motivados por el intento de Piñera de incluir una serie de modificaciones a la ley de Cooperativas, se unieron para rechazarlas por lo gravoso que significaban. De hecho, cree Luis, ésta iniciativa es expresión del nuevo brío que han tomado. 

La COOPTAL tiene unos 1200 socios, que ahorran y piden créditos con intereses muchos más favorables que en la banca, pues no hay ningún tercero que se apropie del excedente, sino que se distribuye entre sus miembros. 

También concurrió a encuentro Nancy Rodríguez de la lavandería Los Gobelinos, quienes comenzaron a trabajar como cooperativas luego que el antiguo empleador no continuara después del terremoto de 2010, haciéndose ellos cargo de la lavandería. Ahora, según afirma Nancy, están con grandes expectativas en torno a lo que pueden lograr unidos. 

Elvira González del Comité Ambiental de Bocasur, relata que su actividad consiste en el reciclaje de desechos sólidos inorgánicos. Junto con desarrollar la actividad, les interesa generar cultura de cuidado del ambiente y que el reciclaje puede aportar a ello. 

La artesana Gloria González, miembro de Manos de Bío Bío, indicó que uno de los obtáculos a su crecimiento es la errada categorización de microempresarios, siendo obligados a tributar el IVA y de hacerse cargo de una gran cantidad de trámites engorrosos dónde las equivocaciones se pagan con onerosas multas. 

Ignacia Rodríguez, otra artesana, cuenta que además de tener las dificultades propias del sector, sufren las consecuencias de la expansión de las plantaciones forestales y del asedio que éstas provoca a Curanilahue. Hay artesanas que recolectaban flores silvestres o las plantaban y actualmente éstas no crecen producto de la erosión del terreno y la pérdida de agua provocada por los monocultivos de pinos y eucaliptos, denunció. 

Autteraya Das de la comunidad Hare Krishna explicó que se han unido a esta inicitiva en tanto ellos también tienen emprendimientos relacionados con la producción y venta de alimentos vegetarianos que les interesa promover. 

En encuentro concluyó con el compromiso de trabajar para lograr la articulación solidaria entre quienes asistieron, proponiéndo una nueva reunión en un mes más.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Lavandería y lavaseco Los Gobelinos. El brote de las empresas gestionadas por sus trabajadores

Estas leyendo

Cooperativas del Bío Bío comenzarán a enlazarse productivamente