La posibilidad real de Windows XP a GNU/Linux

La búsqueda de alternativas continúa ante la inminente finalización del soporte de Windows XP, con razones de seguridad y coste que aconsejan la migración a sistemas operativos más modernos o seguros. Más allá de mantenerse en la plataforma de Microsoft actualizando a Windows 7 o comprando directamente uno de los nuevos equipos con Windows 8.1, hay otras posibilidades para evitar la inseguridad de XP.

El artículo repasa someramente la concepción del kernel Linux por el ingeniero de software finlandés Linus Benedict Torvalds, el lanzamiento de su primera versión en 1991 y la contribución posterior a su código por 10.000 programadores y 1.000 empresas entre lo más granado del sector tecnológico. Considerado el mayor proyecto colaborativo de software y ejemplo de software libre y de código abierto, Linux es hoy en día esencial para la industria tecnológica, como muestra su presencia en supercomputación, servidores, movilidad o embebidos.

En realidad, únicamente se le resiste el escritorio informático, con cuotas de mercado que no superan el 2 por ciento según datos de las firmas de análisis. Ello no quiere decir que un PC Linux no pueda ser una gran alternativa a Windows, contando con múltiples ventajas (también inconvenientes) para hacerse un hueco en el escritorio informático, por su gratuidad, libertad para conocer su código y modificar el mismo, por las miles de aplicaciones gratuitas que pueden utilizarse, por la apreciable mejora en facilidad de instalación y uso, por el aumento de soporte de terceros o por su fuerte enfoque a la seguridad con vulnerabilidades corregidas en plazos breves gracias a la participativa comunidad que lo respalda.

Ubuntu es una de esas alternativas que destaca por ser la distribución GNU/Linux más popular del mercado y por el fuerte soporte de su desarrollador, Canonical, a todos los niveles, incluido un aumento constante de apoyo entre grandes fabricantes OEM. Se ofrece bajo licencia libre GPL (y otras) para descarga y uso gratuito. La instalación del sistema es trivial, al alcance de cualquier usuario y puede convivir con otros sistemas operativos incluyendo gestor de arranque propio o utilizarse sin instalación y sin modificación de datos desde una unidad óptica o pendrive en formato Live.

Otras derivaciones con distintos entornos gráficos como Kubuntu, Xubuntu, Edubuntu, Ubuntu Studio, Mythbuntu, Ubuntu Gnome y Lubuntu, atiende a distintos enfoques y necesidades y son otras opciones de utilización.

Además de la actualización de equipos con Windows XP u otros mediante la descarga de la distribución, son varios los fabricantes que ofrecen Ubuntu pre-instalado como HP y Dell con el impresionante Dell XPS 13 Ubuntu que analizaron a fondo nuestros compañeros de MuyLinux. Otras alternativas en España son integradores como VANT que vende sus equipos con Ubuntu en tiendas como PCComponentes, Amazon o APP y PCUbuntu, como otra tienda donde encontrar equipos con el sistema de Canonical pre-instalado.

Más allá de Ubuntu, hablamos en el artículo de otras distribuciones con base Linux que pueden ser mejores o más adecuadas para actualizar equipos pensando en la finalización del soporte de Windows XP. Fedora, openSUSE, Linux Mint, Zorin OS o LXLE, como una simple muestra de la amplia oferta que ofrece Linux para cubrir gustos y necesidades de cualquier usuario. Si las opciones de actualización de Windows XP a Linux son muy amplias como hemos visto en la muestra, no resulta tan sencillo encontrar equipos con estas distribuciones GNU/linux pre-instaladas. Afortunadamente, integradores como System76, Eurocom o Mountain permiten elegir distribuciones Linux como opción de sistemas y grandes fabricantes como MSI venden algunos equipos sin sistema operativo para que el usuario instale el que más le interese.

También repasamos la oferta que llega de otro Linux como Chrome OS, el sistema operativo en nube de Google para el mercado del escritorio informático, soportado ampliamente por los grandes OEMs con ordenadores portátiles Chromebooks y modelos a la venta de HP, Lenovo, Samsung, Dell o Acer. Además de portátiles, Chrome OS ya está presente mediante equipos AIO ‘todo en uno’ como el LG Chromebase al que se unirían próximamente HP y Samsung. También en equipos mini-PCs con modelos Chromebox de ASUS, Dell y HP, entre otros fabricantes.

Las posibilidades de Android en el escritorio principalmente en compactos AIO con pantalla táctil, en configuraciones con un solo sistema o con doble sistema operativo y arranque dual Windows y Android, es otro grupo de equipos señalados como alternativa Linux. Equipos que en todo caso solo pueden cubrir usos básicos informáticos y de entretenimiento multimedia pero que son otra opción que puede impulsar el sistema libre por su precio generalmente muy económico.

Aunque como Android, Steam OS no es un reemplazo directo a Windows XP en escritorios informáticos, lo hemos incluido en el análisis porque este sistema operativo basado en Linux (Debian) especializado en ejecución de videojuegos, puede tener su incidencia en uno de los pocos sectores donde Linux está claramente en desventaja frente a Windows. Además, como otros Linux, permitirá instalar sistemas operativos Windows en arranque dual y por utilizar su entorno GNOME para tareas informáticas, más allá del entretenimiento multimedia y ejecución de videojuegos.

Como vemos, pasar de Windows XP a Linux es una posibilidad muy real manteniendo el equipo y eligiendo una de las distribuciones que más se ajuste a nuestras necesidades y al nivel hardware de equipos, que tendrán como mínimo una década a sus espaldas. La oferta Linux en equipos nuevos también existe aunque claramente siga siendo muy inferior a la inmensidad de PCs con Windows.

Fuente: http://www.muycomputer.com/2014/04/01/de-windows-xp-a-linux

Estas leyendo

La posibilidad real de Windows XP a GNU/Linux