Estudiantes, trabajadores y agrupaciones de vecinos: Marchan en Concepción contra medidas de Bachelet

Desde las 11 de la mañana, agrupaciones de trabajadores y vecinos, estudiantes secundarios y universitarios coordinados en la Asamblea 1º de Mayo, marcharon por las calles de Concepción en la que denominaron la cuenta pública popular.

Fueron alrededor de 300 asistentes los que manifestaron su abierto rechazo a los proyectos de la Presidenta Bachelet anunciados este 21 de mayo en Valparaíso.

 

El Movimiento No + AFP se hizo presente en el lugar, indicando que la propuesta de los trabajadores es un nuevo sistema previsional, de reparto, solidario y tripartito y a la vez, manifestaron su rechazo a la creación de una AFP Estatal que funciona bajo el mismo nefasto DL 3500, ley que permite el lucro con las pensiones.

 

Adolfo Bécar, presidente de la Fenats del Hospital Regional, declaró a Resumen que “en realidad el discurso [de Bachelet] fue más de lo mismo. Puro populismo, anunció 20 hospitales sumados a los 20 en construcción… Qué más populista que eso, cuando hoy día el proyecto de un hospital demora 4 o 5 años. Ejemplo de ello es el Traumatológico que se demoró 10 años en ser parido.” Ello por la particular situación del Hospital Regional, que tiene desde el 27/F la torre de urgencia sin funcionar “Si no son capaces de construir algo que ya estaba, me parece casi imposible la construcción de 20 hospitales. No hay presupuesto para eso, no está en la reforma tributaria. Con suerte alcanzará para educación que seguirá con la misma lógica de subsidiar a la empresa privada”

Consultado por la denuncia hecha por el Presidente del Colegio Médico sobre la atención de pacientes del Hospital Regional en el baño, Bécar denuncia que “hay que decirle al presidente del Colegio Médico que se demoró 5 años en darse cuenta, porque viene pasando hace 5 años en el Hospital Regional. Es interesante porque justo cuando está en elecciones el Colegio Médico, y el se está postulando viene al Hospital Regional. Se vino a dar cuenta justo el año de las elecciones…”

El dirigente agrega “lo que se propone hoy día, aparte de hospitales, es seguir comprando servicios a la empresa privada. ” Comparando el sector privado con el sector público, y tomando el caso de la crisis en el Sanatorio Alemán, Bécar afirma “A pesar de tener subsidios estatales a través de las prestaciones GES [garantías explicitas de salud] hoy día el sanatorio está en quiebra. En cambio cuando tu ves los hospitales públicos, ninguno quiebra, porque los hospitales no buscan lucrar. Pero lo que impulsa el gobierno es seguir con lo que hacía Mañalich: comprar camas en el sistema privado a precios 10 veces más caros.”

 

La propuesta de los trabajadores de la salud es acabar con el subsidio a la empresa privada y financiar al sistema público “hoy día con el gasto que se hace en camas al sector privado alcanza para construir no solo el Hospital en Chiguayante, sino también en San Pedro. Se presentó una disputa artificial entre estas dos comunas cuando los dos hospitales son necesarios. De hecho, construyendo los 2 todavía hay un déficit de camas y especialistas en la salud pública.”

 

Felipe Quezada, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, indicó a Resumen que “la idea de esta cuenta pública popular era de manifestar el rechazo de una serie de organizaciones sociales al paquete de reformas que se dan por parte del gobierno de la Nueva Mayoría pues no atacan los problemas de fondo que es que los derechos sociales están abiertos al mercado. ” Agrega respecto del nuevo gobierno que “nos enfrentamos a un gobierno que toma el conjunto de demandas, amolda su contenido para tratar de acabar con la movilización social que es en el fondo opacar la lucha de clases que se está dando en Chile.”

 

El estudiante agrega “cuando nosotros nos movilizamos, es contra la educación de mercado. El mercado de la educación tiene como consecuencia que exista el lucro, que exista segregación y competencia. Que exista diferenciación entre planteles educativos que sean para pobres y otros para ricos.  Hoy día hay ciertos sectores dentro de las dirigencias estudiantiles que tienen posiciones ambiguas sobre la reforma, y es mas que nada porque quieren capitalizar políticamente lo que ha sido esta movilización” – indica haciendo la comparación con las ex dirigencias hoy en el Congreso.

 

“Hoy día se continúa con el subsidio a la demanda. Se habla de gratuidad pero a través de un subsidio”. Respecto a las instituciones reguladoras que anuncia el gobierno, Felipe indica que ” se está obligando a las instituciones a que pasen a ser fundaciones sin fines de lucro. Pero hoy día hay fundaciones sin fines de lucro, que no obstante a través de diversas triquiñuelas jurídicas si lucran como por ejemplo, el cobro excesivo de la empresa inmobiliaria hacia la Universidad por el uso del Campus. A nuestro juicio esto es lo que justamente puede pasar en la educación básica y secundaria.”

Agrega argumentos, además, contra esta figura pues “se plantea una fiscalización permanente a través de estas superintendencias, interventores, etc. Pero estos actúan solamente en casos de crisis, cuando el lucro se ha producido. Pero de ningún modo atacan el problema de raíz”.

Haciendo una comparación con los demás derechos sociales, el presidente de la FEC estima “también como se ve en la educación, [el lucro] también se ve en la previsión social, se ve en la salud, se ve en la vivienda. “

 

Respecto a futuras movilizaciones, Felipe anuncia que “hay conversaciones para intentar paralizaciones que involucren a más sectores de la sociedad y ojalá llegar a lograr este tipo de medidas de fuerza para demostrar al gobierno que hoy día el campo popular también está fortaleciéndose y que hoy día no vamos a quedar conformes con este maquillaje al modelo neoliberal hasta acabar con este sistema desigual, segregador e injusto para la población”

 

La movilización culminó con un acto en la Plaza Independencia penquista.

Estas leyendo

Estudiantes, trabajadores y agrupaciones de vecinos: Marchan en Concepción contra medidas de Bachelet