Defensor caso Berkhoff: “La fiscalía expone a los jueces a tomar decisiones con pruebas de mala calidad”

Este miércoles se realizan en Santiago los alegatos de la sentencia del caso contra Emilo Berkhoff, quien se encuentra en libertad desde el pasado 19 de mayo, según la resolución del juicio. En esta instancia el Tribunal Constitucional decidirá si el juez de garantía de Cañete, John Landeros, actuó dentro de sus facultades y competencias, al momento de permitir que se dieran a conocer las identidades de los 14 testigos que participaron del proceso. 

Según la defensa, se espera que el Tribunal Constitucional se pronuncie ratificando que el actuar de juez de garantía de Cañete, John Landeros, está ajustado a derecho y que la decisión de revisar el “secreto” que invocó la fiscalía, para 14 testigos en la investigación contra Emilio Berkhoff, está en sus atribuciones. Sin embargo, la acción a seguir está determinada por la decisión de los jueces y la resolución del Tribunal. 

Jaime Pacheco Quezada, defensor público de Concepción, dijo “en el caso hipotético que Berkhoff fuera llevado a juicio y encontrado culpable basado en la prueba de esos testimonios, no haría más que ratificar la idea que la figura de los testigos secretos, causa un daño enorme en la credibilidad del sistema de justicia penal chilena”. 

Frente a la posibilidad de hablar de montaje o persecución política, la defensoría aclara que no tiene sentido. Lo que sí importa, es cómo se desarrolla una investigación y desde esa perspectiva, la causa contra Berkhoff, que se inicia casi un año antes de su detención en Cañete el 1 de febrero de 2013, es pobre en cuanto a evidencias que den cuenta de una participación real y concreta del acusado en los hechos que se le imputan. Pobreza que se ve reflejada en que la prueba de cargo principal son las declaración de 14 testigos secretos. 

Aún no hay fecha para que la Corte Suprema conozca de la apelación al recurso de protección que presentó la fiscalía en la Corte de Apelaciones de Concepción, buscando dejar sin efecto la decisión del juez de garantía de Cañete, John Landeros, de levantar el secreto a las identidades de 14 testigos reservados en este caso. 

Hasta el momento la fiscalía ha utilizado todas vías judiciales y constitucionales, para evitar entregar el nombre de los testigos secretos en esta investigación. Las consecuencias son que el proceso esté “detenido”, que no exista fecha para la preparación del juicio oral, lo que se transformó en la injusta y desproporcionada prisión preventiva de Berkhoff, al no tener certeza de cuándo los tribunales entregarán sus fallos.

Estas leyendo

Defensor caso Berkhoff: “La fiscalía expone a los jueces a tomar decisiones con pruebas de mala calidad”