Dictan sentencia por desaparición de joven comunista de Coronel

La Corte de Apelaciones de Santiago modificó la sentencia de primera instancia por el secuestro calificado de Pedro Juan Merino Molina ocurrido en Coronel en 1974. En junio del 2011 el Ministro Jorge Zepeda había sentenciado a Manuel Contreras Sepúlveda, Pedro Espinoza Bravo y Fernando Gómez Segovia a la pena de 5 años de presidio.

El joven comunista, de 20 años de edad y militante de las juventudes de dicha colectividad, fue detenido en horas de la noche del 14 de septiembre de 1974 en la vivienda que ocupaba en calle Aconcagua N° 817 de la Población Yobilo Dos, de la citada ciudad de Coronel. La detención fue practicada por un numeroso grupo de agentes del estado compuestos por militares uniformados, en tenidas comando, y por otros de civil que pertenecían al contingente DINA de la zona y que comandaba el entonces capitán Fernando Gómez Segovia, jefe de la Brigada Sur de la DINA que abarcaba el territorio desde Curicó hasta Concepción.

Merino Molina, procedente de la zona rural de San Fernando, había llegado a vivir en febrero del 74 en casa del sastre Rubén Carrillo Romero con quien trabajaba en el taller de sastrería que mantenía Carrillo en el mismo domicilio. El dueño de casa también fue detenido e interrogado por los aprehensores, quienes lo liberaron en horas posteriores.

El joven Merino, en tanto, fue trasladado al Retén Lo Rojas, que operaba como cuartel transitorio de los efectivos represores. Desde allí, trasladaron al detenido, previo paso por el cuartel de carabineros de Parral, al centro clandestino de detención y tortura conocido como “Colonia Dignidad” (actual Villa Baviera), el enclave de los nazis en Parral donde los propios agentes de Paul Shaefer asistían a los torturadores de la DINA en sus labores criminales.

En los archivos encontrados en las catacumbas de la Colonia nazi quedó registro del paso, de los interrogatorios y tortura de que fue objeto Merino Molina. Igual suerte corrían decenas de otros compatriotas que luego de la desgracia de caer en manos de la criminal DINA eran trasladados a los dominios nazis para ser objetos de indecibles torturas y abominables experimentos. En los meses siguientes, Merino fue trasladado a recintos de la DINA en Santiago, concretamente a los cuarteles de 4 Álamos y 3 Álamos, como así mismo, le hicieron un breve paso por el AGA (Academia de Guerra de la Fuerza Aérea donde operaba la SIFA y sus grupos de tortura). El periplo sufrido por Merino Molina fue suficientemente acreditado en el proceso.

Posteriormente, los agentes de la DINA hacen desaparecer a Pedro Juan Merino Molina, sin tener nunca más noticias sobre su paradero. No solo eso, sino que lo incluyeron en el listado que conformaron para montar la infame Operación Colombo. Esta infamia consistió en publicar dos listas de militantes de izquierda chilenos como si hubieran sido muertos en el extranjero producto de rencillas internas de sus colectividades políticas; en esta operación de montaje fueron incluidos 119 detenidos que permanecían desaparecidos en los recintos secretos de la DINA. Por este montaje además, se ha interrogado a Agustín Edwards, dueño de la cadena de diarios de El Mercurio pues la falsa información fue difundida por sus medios.

La Cuarta Sala del tribunal de alzada capitalino, integrada por los ministros Juan Manuel Muñoz Pardo, Amanda Valdovinos y Christian Le-Cerf, condenaron a la pena de 5 años y un día de presidio, sin beneficios, a los ex agentes de la DINA Manuel Contreras Sepúlveda, Pedro Espinoza Bravo, Orlando Manzo Durán y Fernando Gómez Segovia. A la misma pena condenó al coronel de carabineros en retiro Sergio Apablaza Rozas y al suboficial retirado Manuel Rioseco Paredes. Sólo mantuvo la decisión de absolver al ex miembro de la Colonia Dignidad Gerd Seewald Lefevre.

Estas leyendo

Dictan sentencia por desaparición de joven comunista de Coronel