[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Herencia de Judas

Parte 1
Parte 2

Fíjese Ud. que prácticamente la totalidad de las grandes noticias del momento están relacionadas con la corrupción. Y no una corrupción a la antigua, esa que se desataba a partir de la lujuria. No. Esta es una corrupción muchísimo más enana, más pigmea, en términos existenciales. Es la corrupción de la codicia de dinero.
En la China, el gobierno entendió que el contagio de la podredumbre  monetaria había que pararlo a tiempo, y en estos momentos hay casi 3 mil altos funcionarios y ejecutivos de empresas que están sometidos a juicio. Y, oiga, sabemos que a los coimeros y estafadores de dineros públicos, en la China los condenan a muerte.
Y acá en Occidente, los elegantes banqueros del Banco Barclay, uno de los más importantes de Estados Unidos, están apuraditos tratando de parar una demanda judicial en su contra iniciada por el Fiscal General de Nueva York, don Eric Schneiderman, quien los acusa de ocultar información y entregar información engañosa a sus clientes comunes, mientras que la información verdadera y decisiva la entregaban a un grupito selecto de clientes millonarios, que participaban de un fondo común para tomar decisiones adelantadas y obtener grandes ganancias con esa información privilegiada.
Tan seria es la acusación que de inmediato las acciones de aquel enorme banco perdieron entre un 7 y un 8% de su valor.

Pero ese es sólo uno de las decenas de otros casos de corrupción. Por ejemplo, la gigante farmacéutica GlaxoSmithKline, de Gran Bretaña, esté enfrentando ahora denuncias enormes por actividades apuntadas a corromper a compradores, mediante sobornos, y por supuesto, tratar también de corromper a médicos y dentistas, con jugosas propinas para que recetaran sus productos, entre los que se cuenta el tan famoso Panadol.
Esta empresa tuvo que reconocer que, sólo en China, había destinado, fíjese Ud., 480 millones de dólares, para sobornos. Otros casos gravísimos de esta empresa están siendo investigados en Polonia, Irak, Jordania, entre otros. Y lo más grave es que entre las actividades clandestinas la gigante transnacional británica parece haber participado en manipular sus negocios para importar en secreto, desde Irak y Siria, el fármaco llamado Pseudoefedrina, que es materia prima para fabricar metanfetamina.
Bueno, aquí en Chile están apareciendo nuevas denuncias de corrupción que implican a nuestros honorables parlamentarios, y en Estados Unidos ya sabemos que a los distinguidos altos jefes de las Fuerzas Armadas ya se les han perdido varios miles de millones de dólares, sin que los pobrecitos sepa cómo habrá sido eso.
Sin embargo, más allá, o más debajo de esa brutal corrupción, ese desfalco a los estados y a los inversionistas de clase media… detrás de todo eso, hay una corrupción mucho más profunda.
Es la corrupción que se genera de la monetarización, de la reducción a dinero, de los que son los referentes morales y los referentes de nuestros anhelos y búsqueda de la felicidad.
Ya son muy pocos, son cada vez menos, los que tienen una noción clara de qué cosas son aquellas que no se pueden hacer por dinero.
La Biblia nos cuenta que Caín mató a su hermano Abel, por un arranque de celos. Y sin duda fue por eso que Jehová no se enojó tanto con él. En realidad le impuso un castigo que más bien parece un premio.
Le concedió que sus hijos fuesen los inventores de la música y de la metalurgia, y al mismo Caín le impuso una marca en la frente, anunciando que aquel que se atreviera a alzar la mano contra Caín, será maldito 70 veces 7.
Pero en cambio, se nos dice que Judas Iscariote traicionó a Jesús por dinero. 30 monedas de plata, lo que en esa época era una importante suma de dinero.
Bueno, ese Judas fue juzgado de manera muy distinta que Caín. Ante Jehová y ante los cristianos, Judas fue un traidor venal y corrompido, sin más opción final que el suicidio.
Por supuesto, otros opinantes no cristianos tratan de justificar a Judas, con argumentos de cálculos y estrategias operacionales para el buen éxito del proyecto Evangélico.

Quizás el caso más escalofriante de eso de ganar plata a costa de la traición y la muerte, parece ser el caso que se exhibió esta semana, cuando el hijo del vicepresidente de Estados Unidos, John Biden, el ya no tan joven Hunter Biden, asumió oficialmente como directivo máximo del área jurídica y de gestión, de la empresa petrolera Burisma Holdings, que está haciéndose cargo de la comercialización de todo el gas y el petróleo que consume Ucrania, y de la explotación, mediante fracking, de yacimientos en territorio de Ucrania.
Este Hunter Biden fue contratado en cuanto los oligarcas se hicieron del poder en Kiev, tras derrocar al presidente Yanukovich. Y por supuesto su papito, desde la Casa Blanca, declaró que no tiene nada de malo que su hijo haya sido contratado por una empresa privada.
Además, Hunter Biden, ya tenía experiencia en eso de hacer el bien para los demás, ganándose muy legítimamente unos honorarios con cifras con muchísimos ceros, que le pagaba la rama estadounidense de la corporación de caridad “Programa de alimentos para el Mundo”, para ayudar, se dice, a 300 millones de personas que están en la pobreza y la desnutrición.
Ahora, Biden tendrá que dejar esas actividades para dedicarse, según dijo, a ser un alto miembro del directorio de la compañía Burisma, donde con transparencia, gobernancia empresarial y responsabilidad, él va a contribuir para la economía y el beneficio del pueblo de Ucrania.
Bueno, eso es lo que Hunter Biden le contó a los periodistas, y posiblemente él crea que está diciendo la verdad. Pero lo que no está contando es que los más ricos e importantes yacimientos gasíferos de Ucrania, se encuentran precisamente en la zona del este ucraniano, donde se está produciendo la guerra civil entre Kiev y los separatistas pro rusos.

La más cruenta y devastadora ofensiva del ejército de Kiev se centró en la ciudad de Slavyanks, que durante 3 meses fue bombardeada y reducida a escombros, hasta lograr que los rebeldes tuvieran que replegarse a otras posiciones. Pues bien, el apuro por apoderarse de Slavyansk, se tradujo de inmediato en la llegada de maquinarias y especialistas extranjeros que velozmente comenzaron las perforaciones para explotar el campo gasífero Yzovka, donde está la ciudad.
Se supone que mediante fracking podrá extraerse el equivalente a 16 mil barriles de petróleo diario. Esa no es una producción suficiente para abastecer al país, pero ciertamente es un negocio muy bueno, del orden de uno o dos millones de dólares al día, que serán administrados por el hijo del Vicepresidente de Estados Unidos.
Oiga, ¿no le parece que es más bien impresentable que el gobierno de Estados Unidos haya hecho fracasar las propuestas de paz, e instigado la guerra civil para ocupar de hecho todo el territorio del este ucraniano donde ese señor Biden está enriqueciéndose?
Y un detalle adicional. El sistema de fracking se caracteriza por sus extremos efectos de polución con residuos tóxicos que impregnan las fuentes de agua dulce, especialmente las napas subterráneas. Por eso, los países de la Unión Europea han prohibido la extracción de sus propios yacimientos  en la República Checa, Holanda, Francia y Alemania. O sea, Hunter Biden y sus socios se adueñaron justamente del único lugar donde el gobierno les hace entrega de sus yacimientos.

El jueves pasado, el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatzeniuk, renunció a su cargo, ante la desintegración de la coalición de los que fueron socios en el derrocamiento del presidente Yanukovich. De hecho, dos de los partidos más relevantes durante la revuelta de Maidán, anunciaron que se retiran del gobierno porque no están dispuestos a aprobar leyes que traerán sufrimiento y desesperación para la gente. Se trata del partido Svoboda, que tiene fuerte presencia neonazi, y el popular partido Udar.
En su enojadísimo discurso de renuncia, Yatzenyuk dijo que si no se aprueban las durísimas disposiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional, el gobierno se queda ya mismo sin tener ni siquiera fondos para pagarle el sueldo a los policías.
Igualmente, el primer ministro Yatzenyuk acusó a los parlamentarios de negarse a aprobar la ley que privatiza el sistema de distribución y venta de gas en Ucrania, entregando el 49% de las acciones a inversionistas estadounidenses.
Ya tres días antes, el gobierno de Kiev había anunciado que ya no le bastan los 17 mil millones de dólares aprobados por el Fondo Monetario Internacional, y suplicó que la Unión Europea y Estados Unidos hagan un aporte adicional, de otros 17 mil millones, para salvar la economía de Ucrania.
Por supuesto, de no formarse una nueva coalición, será necesario llamar a elecciones parlamentarias anticipadas, en las cuales la gente no votará por los que quieren seguir la línea de este gobierno.

¿Se fija Ud. por qué el presidente ruso Vladimir Putin se negó a intervenir en Ucrania durante toda esta etapa? ¿Y por qué el presidente Putin trató de convencer a los líderes pro rusos de Ucrania, para que no forzaran la crisis hasta la rebelión armada?
En estos momentos, la gente en Ucrania se ha dado cuenta de que Rusia les había ofrecido un crédito de 13 mil millones de dólares, más una reducción del 50% del precio del gas, y eso sin imponer condiciones y sin obstaculizar la libre relación económica con la Unión Europea. Al contrario, manteniendo activas las relaciones comerciales e industriales con Rusia.
Si la propuesta rusa se hubiera aplicado, incluso después del derrocamiento del presidente Yanukovich, en estos momentos se perfilarían unas elecciones donde el embeleco de la Unión Europea y de la OTAN, ya no convence a ninguna mayoría.

Y con ello volvemos a la mezquina corrupción por el dinero, y las noticias están llegando cargadas de una mezcla explosiva de codicia por dinero y fanatismo religioso. Y ante los ojos del mundo, las naciones de esa inmensa zona geográfica que es el mundo semita de los árabes, aparece desgarrada por un demencial odio fratricida.
El viernes pasado, el gobierno de Estados Unidos ordenó que todo el personal de su embajada en Libia se retirara en una mal disimulada fuga, ante los violentos enfrentamientos de grupos político-religiosos que llegaron a relevar al dictador Muammar Khadaffi, derrotado en realidad por la OTAN.
El personal estadounidense salió a escape en un convoy escoltado con vehículos blindados y con cobertura de helicópteros de ataque y aviones caza-bombarderos.
En Irak, ya muchos dan como un hecho que el país será desintegrado en tres partes, tres mini países hostiles entre sí, y por completo ajenos a cualquier proyecto de desarrollo y prosperidad regional.
En Siria, el ejército leal logró recién ayer recuperar los campos petroleros y las refinerías en Al-Zaher, frontera con Irak, que había sido tomada por las milicias islámicas ligadas a Al Qaeda. Las fuerzas leales perdieron centenares de soldados, pero lograron expulsar a los del Emirato Islámico hasta más allá de la frontera de Irak.
De hecho, el ejército leal de Siria ha demostrado ser la única fuerza capaz de enfrentar con éxito la arremetida del Emirato Islámico. Y eso se relaciona con un dramático testimonio de un profesional de Irak, que dice: Nuestros soldados no saben qué hacer, porque no se les da más orientación que unas furibundas consignas religiosas.
Entonces ellos se preguntan: ¿En defensa de qué nos exigen que demos la vida?

Ya todos saben que ese poderosísimo ejército del Emirato Islámico fue en realidad producto de la estupidez estratégica de Estados Unidos que, en su obsesión por lograr el derrocamiento del presidente sirio Basher Assad, participó junto a los reyes petroleros árabes, en el envío de miles de millones de dólares en armas, pertrechos, entrenamiento y apoyo logístico, durante tres años consecutivos, para potenciar lo que los estrategas de Washington creían que eran “rebeldes moderados y pro occidentales”.
De todo ese formidable fortalecimiento militar, los poquísimos que seguían las instrucciones de Washington y Londres, fueron barridos por los militantes de Al Qaeda y el actual Emirato.
Pero más allá de esa estrategia anti-Assad, que ahora tiene aterrorizados a los árabes del golfo,  ahora han comenzado a aparecer testimonios escalofriantes sobre el origen de estas milicias islámicas y de su emir Abu-Bakr al-Baghdadi.
Primero salieron a luz varios documentos del material interceptado por Edward Snowden, que muestran que el espionaje de Washington compartió con Gran Bretaña e Israel un plan que titularon “El Nido de Avispas”.
Dentro de ese plan, se eligió a Al-Baghdadi por sus dotes naturales de inteligencia y capacidad de mando. Durante todo un año recibió entrenamiento e instrucción por parte del Mossad, la Inteligencia israelí. Según versiones entregadas en Bahrein, en junio este al-Baghdadi y otros de sus hombres de confianza, recibieron entrenamiento de comandos estadounidenses en un campo militar secreto en Jordania.
Ya el líder del ISIS al Baghdadi contaba con una veintena de hombres de su confianza, disciplinados y entrenados. Cada uno de ellos recibiría el mando de una división del nuevo ejército. Según el periodista Aarón Klein, hay indicios circunstanciales de que este líder al-Baghdadi habría sido manipulado mentalmente.

El ex primer ministro de Israel, Moshe Sharrett, el plan estratégico Nido de Avispas en realidad no era defensivo, pues Israel sabía que ningún país árabe, ninguno, ni siquiera Arabia Saudita, podía constituir un peligro verdadero para Israel.
El sentido del plan apuntaba a echar a pelear ferozmente a diversos grupos árabes entre sí, a fin de reducir los estados árabes a minúsculas unidades que desconfiaran unas de otras y en consecuencia debilitados hasta ser insignificantes.
Israel, así, desestabilizaría a todos los estados árabes, como los del norte de África, Egipto, Siria y ahora Irak, y paralelamente se lograría que Israel llegara a ocupar territorios adicionales en forma bien planificada.
El periodista judío Oded Yinon, con estrechos nexos con la Cancillería israelí, escribió un vasto informe titulado “El Plan Sionista para el Oriente Medio” en que desarrollaba estas mismas ideas en 1982, y agregando: “La destrucción de los estados árabes y musulmanes se realizaría desde adentro de ellos, explotando su sectarismo religioso y sus tensiones étnicas.
La publicación estadounidense Infowars ofrece mayores antecedentes en un dossier titulado “El ISIS y el Plan para Desestabilizar el Medio Oriente”

En estos momentos, Ucrania puede quizás generar el vórtice, el tornado político que haga girar la Historia. También ayer sábado, el embajador de la Unión Europea en Moscú, Vygaudas Isakas, sorprendió a los expertos al declarar que Europa y Rusia se encuentran en estos momentos como “Rehenes” de Ucrania. Y agregó que toda Europa tiene claro que el desarrollo natural de Europa incluye necesariamente una alianza con Rusia y la formación de un bloque de prosperidad que vaya desde Portugal hasta Siberia.
En tanto, ha comenzado a circular con insistencia que Alemania podría estar considerando incorporarse al grupo de los BRICS, buscando no sólo la integración económica sino también un modelo de globalización multipolar y jurídicamente eficaz.
Estamos, así, en un momento en que se producirán definiciones con variantes que pueden traer sorpresas.
Pero tanto Europa como América Latina tienen claro que ese gigante norteamericano es incapaz de concebir un futuro en que Washington no tenga el dominio y el control de todo.
Es decir, enfrentado a la derrota de sus ambiciones, Estados Unidos puede ser un peligro extremo para el mundo entero.
Y, en el caso de Europa, todos saben que si estalla una guerra, los europeos serán los que reciban los golpes iniciales y más devastadores
En cuanto a nuestra América Latina, Brasil, Venezuela, Nicaragua y Bolivia ya están enfrentando agresiones inmediatas para desestabilizar a sus gobiernos.
Habrá que ver cómo evolucionarán las noticias en la próxima semana..
Hasta la próxima, amigos. Cuídense. Es necesario.

 

Fuente Imagen: Elmundo.es –

Hunter Biden, junto a su padre, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden en Washington. Reuters

 

 

+ Crónicas:

 

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Preguntas en torno al avión derribado en Ucrania

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Rusia y Latinoamérica

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: hacia un verdadero colapso

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Deseos

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: La actualidad en Irak

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Peligro Creciente

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Comedia Humana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Sindicatos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Europa Senil.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Bisagras de la Historia

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: El Verbo.

Crónica Ruperto Concha: Bomba Demográfica

 

Crónica de Ruperto Concha: El Ojo del Huracán.

 

Crónica de Ruperto Concha: El Colapso del dólar

 

Crónica de Ruperto Concha: Mentiras fáciles

 

La Vergüenza

 

Ucrania y Venezuela

 

 

Destino US post Snowden

 

Planeta agonizante

 

Belicismo

 

“Demografía”

 

Decadencia de los Imperios

 

“Lo que dice la ciencia”

 

“Terrorismo”

 

“El Dinero”

“Corea”

 

“Dinero y Guerra”

 

EEUU: Hacia Un Estado Policial

 

“Papa Francisco I”

 

Hugo Chávez caudillo más allá de lo imposible

 

“Reordenamiento”

 

“Malas Señales”

Ajedrez Mundial

Estas leyendo

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Herencia de Judas