Bachelet asiste a inauguración de Hidroeléctrica de Colbún, en medio de cuestionamiento de la comunidad.

Entre Quilaco y Santa Bárbara, en la Provincia del Bío Bío, fue inaugurada ayer la Central Hidroeléctrica Angostura de la empresa Colbún -de la familia Matte-. Al evento asistió la Presidenta de la República Michelle Bachelet y el Ministro de Energía Máximo Pacheco, mientras que las autoridades locales de Santa Bárbara no se hicieron presentes por oponerse al proyecto.

 

El Concejo municipal de Santa Bárbara denunció que las empresas no tributan en la comuna, y denunciaron que la empresa no cumplió una serie de compromisos. Agregaron a estas denuncias los altos costos de la electricidad a las personas, pese a contar con las hidroeléctricas en sus territorios.

Significativo es el hecho pues el gobierno anunció apoyo e inyección de recursos para aumentar la producción energética debido a la alta demanda de energía y su “escasa” oferta, es decir, inyección de recursos para el mercado de la energía y su principal cliente; la gran Minería del Cobre. Cabe mencionar que según un informe del INE Distribución de energía eléctrica por tipo de cliente (2007-2010) el 34.8% de la energía va hacia el sector minería,  un 23.9% a industrias y solo un 16.2% a clientes residenciales.

 

La iniciativa anunciada por el gobierno de Michelle Bachelet consiste en el impulso de proyectos energéticos que aportarán cerca de 1500 MW a los sistemas interconectados del país. Destacan entre esos proyectos Alto Maipo en la Región Metropolitana y una serie de proyectos a base de carbón impulsados por las empresas Colbún, Endesa y AES Gener, es decir, del oligopolio de la generación eléctrica. A estos anuncios de proyectos, se suma la inversión de U$1000 millones de dólares en adelantar proyectos de transmisión de electricidad. Lo que significa un impulso político a los proyectos energéticos de los grandes grupos económicos y su apoyo a través de la inversión millonaria en proyectos de transmisión de la energía eléctrica generada por estas empresas.

 

Los anuncios del gobierno se condicen con las opiniones vertidas por Máximo Pacheco manifestando su apoyo a otro proyecto en la región, la Central Termoeléctrica en Cabrero, la sexta en la comuna. Proyecto al que también se opone la comunidad.

Con inquietud también observan en Laraquete y Curanilahue, las iniciativas de centrales termoeléctricas que lleva el empresario Rodrigo Danús.

 

El gobierno debiese velar por el interés público, sin embargo, apoya iniciativas empresariales a las que se opone la comunidad. Cuestión preocupante para la sociedad, cuyos argumentos se confunden con la euforia tras el rechazo a Hidroaysén que dio la idea de un cambio en el paradigma de desarrollo. Sobretodo en la Provincia de Concepción donde las comunas de Talcahuano, Penco, Tomé y en la Provincia de Ñuble, Bulnes,  se enfrentan al proyecto de un terminal marítimo de gas, un gasoducto y la instalación de la mayor termoeléctrica en base a gas del país: El Campesino en Bulnes, cuya producción ascendería a cerca de 1170 MW. El proyecto Octopus, hoy Bio Bio Genera se presentará al SEA entre los meses de Julio y Agosto, según señaló su representante Juan José Gana.

Cabe mencionar que el Subsecretario de Medioambiente Marcelo Mena apoya públicamente los proyectos energéticos en base a gas. De hecho Marcelo Mena asesoró a Australis Power (empresa que impulsa el proyecto) en su relación con la comunidad y diseñó las modelaciones de emisiones de Octopus.

 

Todos estos anuncios dan a entender que Hidroaysén fue rechazado solo por la ascendiente movilización social.

 

Olvidadas parecen las palabras del Gobierno de la Concertación del 2003, que tras la aprobación de Ralco y Pangue juramentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que no harían más represas en zona Pehuenche.

Fuente imagen: CHV

Funeral de Nicolasa Quintreman

Estas leyendo

Bachelet asiste a inauguración de Hidroeléctrica de Colbún, en medio de cuestionamiento de la comunidad.