En Penco

En Victor Ortaly de Lirquén luchan contra la instalación de una antena celular

Los pobladores de la villa Victor Ortaly de Lirquén denuncian que su bienestar está amenazado por el intento de instalar una antena de telefonía celular de propiedad de Entel, que ya comenzó los trámites y ha arrendado el terreno de un vecino para ello. 

Según Humberto Belmar, vocero vecinal, en enero de este año se enteraron de este proyecto por lo cual citaron a una reunión a las autoridades, concurriendo a ella los concejales de la comuna de Penco, el alcalde, el diputado Chávez, el ex Gobernador Alejandro Reyes y el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos. “En esta reunión se tomó el acuerdo por parte del Alcalde don Victor Hugo Figueroa y todos los concejales presentes de sacar, en el plazo de una semana, una ordenanza municipal para modificar el plano regulador de la comuna, sin embargo nada de ello ocurrió. Con fecha 19 de junio de este año enviamos una carta, donde instamos y desafiamos al Alcalde a cumplir sus promesas y recién en el reciente Concejo Municipal, a los tres día despues, se trató el tema de la antena y se le asignó al Concejal Eric Forcael, Presidente de la Comisión de Urbanismo, redactar el decreto. Este concejal no hizo nada y por ello, con fecha 21 de julio, se le envió otra carta donde la directiva lo acusó de irresponsable y mentiroso. En el plazo de una semana sacaron la ordenanza, pero ésta solo regula los terrenos de propiedad del municipio, no puede disponer de un terreno particular, ya que la ley fue un traje hecho a la medida para estas empresas”. 

Humberto declara que “el Grupo Matte, dueños de CMPC, Forestal Mininco y el Puerto de Lirquen, son los mismos dueños de ENTEL PCS. Éstos tienen muchas hectáreas de terreno donde poder ubicar sus antenas”. Agrega que si les interesa la salud de la población deberían usar estos lugares para sus fines. 

Los estudios que atribuyen efectos nocivos a la radiación electromagnética, emitida por antenas y teléfonos celulares han sido puestos en duda por los centros que financian las empresas teléfonicas y también por la OMS. El médico Andrei Tchernitchin, plantea que estos informes se contrastan con publicaciones que usan una cantidad insuficiente de muestras, sin arrojar resultados confiables.

En cuanto a los efectos de las antenas, en una reciente conferencia en Concepción, el toxicólogo declaró que éstas emiten una radiación constante con una intensidad variable dependiendo de la infraestructura que la rodea y del flujo de llamadas, por ello es muy importante tener en consideración los picos de la radiación para determinar la saturación de un área, ya que generalmente se toman muestras en horarios de poco flujo y en consecuencia los valores son mucho menores que el promedio. 

En Argentina llaman a la radiación electromagnética, la “contaminación silenciosa”. Efectivamente, las ondas electromagnéticas que emiten las antenas y los celulares, son mucho más potentes que las ondas que encontramos en forma natural, como los rayos solares. O en forma artificial, como las que emanan de los cables de transmisión eléctrica o del televisor. 

Las ondas electromagnéticas, al tener más potencia, pueden afectar en mayor grado a los organismos con quienes se topan en sus recorridos, ya que penetran nuestras células y las de todos los seres vivos, afectando en su funcionamiento. 

Los médicos plantean varios argumentos:

1.- Las enzimas, que participan en la realización de distintos procesos celulares, se ven afectadas por las ondas electromagnéticas. Un ejemplo es cuando estas enzimas participan en la producción de ATP (adenosil trifosfato) que es una molécula que almacena energía en la célula. Para esto, las enzimas ocupan magnesio, que produce un campo magnético susceptible a ser interferido por estas ondas electromagnéticas. 

La interferencia de estas ondas, puede impedir que la producción de ATP sea satisfactoria, afectando todo el metabolismo de la célula.

2.- Algunas células tienen imanes naturales (magnetita) que están cubiertos por una membrana. Esta energía causa una vibración en la magnetita, abriendo la membrana que la protege. Esta abertura permite que el hierro que está contenido dentro se oxide y provoque la aparición de radicales libres, que son átomos que pueden provocar daños al interior de la célula. 

3.- En el cerebro hay una barrera, llamada hematoencefálica, que cumple con la función de impedir el paso de sustancias nocivas para el cerebro y dejar pasar otras necesarias para su funcionamiento, como oxígeno y glucosa. En experimentos con animales, se llegó a la conclusión que las ondas electromagnéticas pueden alterar el funcionamiento de esta barrera, dejando ingresar sustancias que pueden ser nocivas para el sistema neurológico (neurotoxinas). 

Estos argumentos son algunos de los que han esgrimido científicos honestos de todo el mundo que han alertado a la sociedad, de los riesgos de esta nueva contaminación. Sin embargo, los intereses empresariales mantienen en silencio las evidencias.

Casos que se atribuyen a efectos de la exposición a estas ondas hay múltiples. Desde estudios que informan sobre las consecuencias en aves y hasta seres humanos. 

Entre las personas, hay quienes tienen una mayor sensibilidad a esta contaminación, llamadas electrosensibles. Estas personas, sufren reiteradamente de dolores de cabeza, cansancio, dificultades para concentrarse, insomnio, etcétera. Sin embargo, la mayoría se expone a esta irradiación sin manifestar mayores complicaciones, lo que no significa que su organismo esté inmune a ella. 

Las alteraciones, a nivel celular, que vimos recién son el comienzo de una alteración de nuestro organismo que puede manifestarse, generalmente en enfermedades degenerativas, como el cáncer. 

Una necesaria cuestión 

Si bien, el uso de teléfono celular está arraigado en nuestro quehacer social, eso no implica que eludamos el cuestionamiento acerca de la necesidad de planificar su uso. Hasta el momento, hemos recibido al celular como un producto más a comprar, sin embargo el Estado y menos el mercado ha puesto orientaciones a su uso. 

“Creemos en la unidad de los vecinos organizados, desconfiamos de los políticos tradicionales, estaremos alertas para no ser utilizados. Creemos que es fundamental la unidad, por ello proponemos crear una coordinadora regional contra los abusos de estos grupos económicos, amparados por leyes hechas a espaldas de los ciudadanos y que al final sólo favorecen al gran capital”, afirma Humberto en representación de los pobladores.

Foto de Archivo: Marcha intercomunal antiantenas: vecinos anuncian nuevas movilizaciones

Vecinos del Gran Concepción amenazados por Antenas de telefonía

Noticia más censurada en EE.UU. N° 15: Peligros de la tecnología doméstica

Antenas de Celulares: LA CONTAMINACIÓN QUE NO SE VE

Estas leyendo

En Victor Ortaly de Lirquén luchan contra la instalación de una antena celular