Llico, Dichato, Talcahuano y Hualpén: Constructoras cuestionadas por pésima calidad de viviendas

Cuando pasaron los meses tras el desastre del 27/F no pocos advirtieron que el empresariado y la clase política utilizarían la tragedia a su conveniencia. Naomi Klein, la excelente periodista canadiense había dado luces hace un tiempo de este tipo de acciones, bautizando al sistema como el “Capitalismo del Desastre”. En la Región del Bío Bío esta expresión tuvo su propio correlato en las desastrosas soluciones habitacionales, tanto para los que postulan a subsidios como para los damnificados. Capitalismo en la medida que el sector de la construcción dio un respiro a la alicaída economía chilena y del desastre pues sus daños “colaterales” las asume la población. En algunos casos, las denuncias de los vecinos han sido ratificadas incluso por Contraloría. Pero no hay criminales ni condenas en la cuestionada reconstrucción.

Problemas en Bahía Azul, Dichato

Los vecinos del Condominio de viviendas sociales Bahía Azul de Dichato, solicitaron a Contraloría que emitiera un dictamen sobre la serie de deficiencias de las que se habían percatado y que habían sido respaldadas por estudios del Observatorio para la Reconstrucción en la construcción de sus viviendas realizadas por la constructora OCP.

Contraloría emitió su veredicto encontrando razón a los denunciantes.

En la página N° 3 del informe, se señala que por medio de las actas de recepción conforme, se detectó que 106 de los 128 departamentos fueron entregados con anterioridad a la recepción provisoria de la obra por parte del SERVIU. Confirma también la ubicación inaccesible de enchufes trifásicos de emergencia, de uso exclusivo de bomberos. En visita a terreno se verificó que los enchufes mencionados son inaccesibles, lo que vulnera el artículo 14, 4, 8, 1 de la norma chilena  N° 4/2003.

A ello se agrega que no se ejecutaron las áreas verdes contratadas a la empresa constructora. Contraloría señala que se pagaron por ese concepto 352,48 UF y que no hubo plantación alguna.

En el punto 6 donde se expone que no existe un sistema de drenaje de aguas lluvias, lo que provoca inundaciones y permanente humedad hasta la fecha, Contraloría constata que la constructora no cumplió con los proyectos comprometidos valorados en 713,65 UF y debidamente pagado por el SERVIU.

Una denuncia no menor, bastante delicada era sobre grietas en pilares y muros estructurales. Ante esta denuncia el organismo contralor indica que “se detectaron fisuras en el revestimiento por ambos lados de los muros estructurales ubicados en el primer nivel, en los bloques A y B, B y C, D y E, E y F, H y G”.

A estas denuncias ratificadas por Contraloría, los vecinos han sumado la exigencia de un estudio de mecánica de suelos, que les permita asegurarse de que las viviendas son habitables. Se sospecha que no lo son, debido a que bajo el lugar donde se emplazó el conjunto habría excavaciones mineras.

Serias deficiencias en Llico

Problemas con los conectores de aguas lluvias, algunos conectores instalados gravitacionalmente a la inversa de las casas- lo que significará rebases de aguas servidas hacia los hogares-, ventanas y puertas descuadradas, entre algunas, son las razones por las que se cuestionaron las obras del CNT de Llico.

Contraloría señala en su informe del 15 de Noviembre del 2013, que tanto la empresa B&F -encargada de la urbanización del loteo y la captación de aguas del Estero El Manzano- como la empresa Maule -construcción de viviendas- estaban impedidas de trabajar pues no contaban con el permiso de la Municipalidad de Arauco. Sin embargo, en ese período de paralización, las empresas continuaron trabajando y dichas obras no fueron fiscalizadas por el Serviu.

El informe agrega que hubo problemas con la compactación, avances, calzadas a lo que cabía agregar que para captar agua del Estero se intervenía un espacio ancestral mapuche.

Antes de la emisión de Contraloría, en una inspección realizada por el Comité de Damnificados de Llico y la ONG Ciudadanía y Territorio, se constató a simple vista que hay problemas con los caballetes -sobresalientes unos 10cms.- algunas planchas de zinc están mal puestas y las puertas de las cocinas estarían descuadradas. A ello cabe agregar que las cámaras de desagüe están bajo el nivel de la tierra cuando debiera estar por sobre el nivel.

Los vecinos recibieron simbólicamente las llaves de las casas el lunes 3 de junio frente al compromiso del gobierno de presionar a la empresa Maule por la solución a las observaciones realizadas por los pobladores.

En Talcahuano se filtran departamentos.

Si bien es principalmente el lote 7 del Conjunto Mirador del Pacífico el que ha denunciado serias deficiencias en sus construcciones, los vecinos afirman que son prácticamente todos los departamentos los que tienen problemas, pese a ser nuevos. Basta que caigan gotas en los departamentos del lote 7 para que vuelvan a aparecer los problemas de filtraciones por las paredes, techos y ventanas. Lo que se suma a la sistemática humedad de sus hogares, que les ha provocado daños en ropa, colchones, paredes y muebles. No solo es el moho característico en ambientes húmedos, ya han salido callampas en varios departamentos. No obstante, lo más preocupante, según señalan, son los socavones que vienen informando desde hace meses y que paulatinamente han avanzado sobre los departamentos del Lote 7.

Los dardos de los vecinos apuntan a la constructora Noval. “Vienen a colocar parches que no solucionan nada” denuncia Débora Salazar, dirigenta del Lote 7, mientras explica los problemas que vive en su departamento en el 4º piso, donde se filtra el techo.

Marjorie Chávez, del departamento 14 de la torre B indica a Resumen que “Hay filtraciones por la pared. Han cambiado ventanas, pero se sigue filtrando.” Bastante angustiada, la vecina agrega “el piso está roto. La pared tiene fisuras por fuera. Yo pasé algo terrible para el terremoto y para que se vengan a burlar de mi y de la gente…” Denuncia que en la medida que han ido limpiando, las fisuras de los pisos comienzan a notarse.”La verdad esto no es digno, yo ya estoy colapsada” finaliza.

“El primer problema que tuve fue el año pasado, cuando me explotó la llave del lavamanos y se me inundaron las tres piezas. Perdí todo el piso flotante.” señalan la vecina del depto 22, también de la torre B. Y agrega que la constructora aún no responde por el daño a pesar de haberse comprometido. “Se filtran las paredes y por la logia pasa el agua.” Hay un problema en el ventanal que permite que el aire pase por un accesorio con el que no cuenta. “mi hijo se lo pasa enfermo” indica la vecina.

Susana Barrera del Block C, departamento 13 indica a Resumen que “todas las partes de abajo de las ventanas están con hongos. Entra el agua y nadie sabe por donde. Acá repararon la pared pero se sigue filtrando el agua igual.” Susana comenta que “en todos los dormitorios hay fisuras en el suelo. Todas las ventanas se descuadran. Tu le pegas por encima a los pisos y suena hueco.”

El SERVIU encargó un estudio de los suelos en que se emplazó el Lote 7 que pronto sería entregado. Un funcionario de la entidad gubernamental en el lugar, no quiso hacer declaraciones a Resumen por no tener autorización para hacerlo. Según señalan los vecinos, los departamentos no cuentan con el permiso municipal de habitabilidad e indican que hubo presiones para entregarlos antes, por presiones del gobierno de Sebastián Piñera.

La empresa Noval, a cargo del proyecto, es una filial de SALFACORP. La EGIS que diseñó el proyecto fue La Araucana. Los departamentos fueron entregados a damnificados y también a personas que postularon a subsidios habitacionales.

También en Talcahuano, vecinos de los nuevos departamentos de El Morro han sufrido las consecuencias de la pésima construcción de viviendas. El Conjunto Habitacional es parte del proceso de reconstrucción y sus trabajos fueron realizados por la Constructora Santa Beatriz. La constructora con más reclamos en contra según lo informó El Dínamo a través de Ley de Transparencia.

En el Conjunto habitacional se albergan quienes fueran damnificados de la Caleta El Morro (38 familias), y una parte de la simbólica población Santa Clara y Salinas (58 familias), quienes estaban habitando el campamento emplazado junto al CESFAM Leocán Portus.

Los vecinos hicieron ocupación en febrero de este año, tras varias postergaciones debido a los atrasos en las obras. Incluso protestaron cortando el tránsito en noviembre del 2013 por los continuos retrasos.

Lo cierto es que los cuestionamientos vienen nuevamente al proceso de reconstrucción, incluso, y lo que fue calificado de “sumamente irregular” por el Intendente Rodrigo Díaz en palabras a Radio Bío Bío, los departamentos fueron entregados con permisos de habitabilidad, más no con la aprobación de la Dirección de Obras Municipales(DOM)

Son departamentos con menos de un año de ser construidos y ya se están filtrando por las ventanas y por los ventanales de los pasillos.

El Solar, en Hualpén también se filtra.

Bastan unos minutos de lluvia para que los departamentos del Conjunto Habitacional El Solar de Hualpén, sufran filtraciones provocando serios daños tanto al patrimonio como a la salud de los vecinos que deben vivir con la humedad dentro de sus hogares.

El Solar está ubicado al final de La Floresta, a dos cuadras del Cesfam y frente al Complejo Petroquímico de ENAP. El proyecto inmobiliario fue entregado, en su mayor parte, a familias damnificadas por el terremoto del 2010, al igual que las casas junto a los departamentos, que también sufren los mismos problemas. No obstante, también hay familias que habrían comprado sus departamentos gestionados con subsidios.

Yerka Navarrete moradora del departamento 401, ubicado en el edificio 18  señaló a Resumen que “Es una falta de respeto que hayan entregado una logia expuesta al agua, porque se moja toda la cocina. Yo tuve, personalmente, que poner una plancha de internit y pude solucionar el problema. Igual se moja pero no tanto. Además puse piso flotante en las piezas para tener un poco más calido el ambiente, pero ya está todo malo, porque está lleno de agua por debajo. Cuando llueve literalmente camino sobre el agua, están las paredes llenas de hongos. Se filtra el agua por todas las paredes.” 

Homero Parra, secretario de la JJVV nº1 del conjunto, señala que además tienen acumulación de agua en los techos de los edificios. Por lo mismo varios departamentos están fisurados y por las fisuras cae el agua hacia dentro de los hogares. Para el dirigente este problema tendría que ver con las canaletas, que no tienen el agujero de caída de agua del suficiente diámetro “Es de 80cms y debiera ser de 320 cms” además que la silicona utilizada en las canaletas sería de mala calidad pues “con el sol el adhesivo cedió”. Eso entre una multitud de detalles que se dan tanto por la mala calidad de los materiales, como de lo poco capacitado que estaban los trabajadores en la construcción -afirma el dirigente.

El lunes 16 de Junio, los vecinos junto al Municipio de Hualpén presentaron una denuncia en Contraloría emplazando a que la institución se pronuncié respecto de las fallas cometidas durante el proceso de fiscalización. La jefa comunal Fabiola Lagos planteó que las DOM debieran tener más atribuciones para fiscalizar y no ser un mero buzón. 

Lo cierto es que los permisos para habitar los departamentos si tenían la aprobación de la DOM de Hualpén. No obstante, como se sospecha ahora, además de las filtraciones, el conjunto puede tener serias fallas estructurales debido fundamentalmente a los terrenos. Es más, los vecinos han solicitado se haga un estudio de mecánica de suelo, pues ven cómo el relleno ha subido dejando grandes zonas llenas de barro tras las lluvias. Por lo mismo, han tenido que poner Palets para poder transitar pues los niños sobretodo, llegan con todos sus pies embarrados.

Según consigna Homero Parra, les habrían planteado que el problema puede ser más complejo aún para estos vecinos, pues en la última reunión ingenieros habrían señalado que posiblemente el conjunto sea declarado inhabitable. El Conjunto habitacional en un comienzo no estaba destinado a damnificados pues es anterior al año 2010 y sus especificaciones técnicas se habrían basado en normas anteriores al terremoto del 2010 y tras la tragedia vivida por distintas construcciones hubo cambio de normas. Es decir, no cumpliría con la normativa exigida.

La constructora a cargo de las obras es GPR y el proyecto pertenece a EGIS Área Sur.

Los vecinos agregan que la empresa GPR aún no entrega los títulos de dominio con la excusa de no tener dinero, a pesar de haberse comprometido a entregarlos en diciembre pasado. La EGIS Área Sur es la misma que está en el proyecto de viviendas sociales “Altos de Curanilahue”, proyecto de 600 deptos. frente al Hospital de Curanilahue, y tiene proyectos en Tomé, Penco y Arauco, según señala el portal de la Municipalidad de Curanilahue. 

Llama la atención que en casi todos los casos no haya cobros a las garantías establecidas en los contratos. Una complicidad de la clase política con el sector empresarial de la construcción que nuevamente pone de sobremesa a su oscura y entramada relación.

Socavones, filtraciones y fisuras en deptos nuevos. Vecinos de Mirador del pacífico denuncian a Serviu y Constructora Noval

Piden con urgencia Solución: Vecinos del Solar en Hualpén denuncian pésimo estado de viviendas

Damnificados del 27/F denuncian serios problemas de filtración de aguas lluvias en departamentos nuevos.

Talcahuano: Damnificados de Mirador del Pacífico denuncian abandono de autoridades.

Vecinos de Mirador del Pacífico denuncian graves fallas en sus departamentos

En Mirador del Pacífico protestan nuevamente por mal estado de viviendas

Damnificados en Hualpén sufren filtraciones en nuevos departamentos

Tras el reciente temporal: Nuevos Deptos de El Morro se filtran por las ventanas.

Damnificados de Talcahuano se tomarán conjunto habitacional.

Se acerca el 5º invierno en mediaguas: 80 familias de Llico aún sin solución habitacional

Estas leyendo

Llico, Dichato, Talcahuano y Hualpén: Constructoras cuestionadas por pésima calidad de viviendas