Obama confirma aplicación de tortura tras el 11/S

En una comparecencia imprevista, en la que repasó los temas que marcan la actualidad política, económica y social en su país y también en el ámbito internacional, Barack Obama asumió que EEUU ha utilizado la tortura contra personas que fueron detenidas tras los atentados del 11 de setiembre de 2001. Defendió a los agentes de información que la practicaron durante los interrogatorios a «terroristas» y abogó por no repetir nunca más estás prácticas.

Tras el imprevisto anuncio de que el presidente iba a comparecer en la Casa Blanca -porque esta cita con la prensa no estaba en su agenda oficial-, se esperaba que, en cuanto a los asuntos internacionales, abordara la crisis en Oriente Medio y el progresivo enfriamiento de las relaciones con Rusia tras el estallido de la crisis bélica en Ucrania. También era previsible que no pasara por alto el negativo e inesperado dato de la tasa de paro en Estados Unidos, que subió en el mes de julio sin que se lograran crear los 230.000 puestos de trabajo que se habían pronosticado.

Pero lo que sonó como un trueno que estalló sobre una plácida conversación con los periodistas fue la frase con la que Barack Obama desvió hacia arriba, hacia la propia figura del presidente de EEUU que él encarna, la polémica abierta sobre el espionaje al Comité de Inteligencia del Senado por parte de la CIA. Y eso que el director actual de la agencia, John Brennan, ya había pedido disculpas a los congresistas al admitir que habían espiado ordenadores pertenecientes a empleados de ese comité durante la investigación de presuntas torturas durante interrogatorios a «sospechosos de terrorismo», incluida la asfixia simulada, entre 2001 y 2009 por parte de la CIA.

«Torturamos a gente», afirmó Obama en la sala de prensa de la Casa Blanca al comentar este asunto. «Cruzamos la línea, hicimos cosas que van contra nuestros valores», agregó el presidente, quien no obstante, como indicó la agencia Efe, señaló que hay que entender estas acciones en el contexto de los atentados sufridos por Estados Unidos en setiembre de 2001.

Por ello, comentó que no hay que ser «ingenuos de manera retrospectiva sobre el trabajo» de los agentes de los servicios de inteligencia en aquellos «difíciles» momentos, tras el derribo de las Torres Gemelas en Nueva York, el atentado contra el Pentágono en Washington y el avión derribado en Pensilvania. «Estaban trabajando bajo una enorme presión y son patriotas de verdad», manifestó ante los periodistas.

Al mismo tiempo, puntualizó que «esto tiene que ser entendido y aceptado, y como país debemos asumir la responsabilidad de ello para que no lo volvamos a hacer en el futuro».

No es la primera vez que Obama reconoce que los servicios de inteligencia se propasaron y torturaron a detenidos, pero sí en la que lo expresa de manera tan clara. En cuanto a las responsabilidades directas de la CIA, el presidente volvió a respaldar a su actual director. «Tengo plena confianza en John Brennan», enfatizó.

Con Israel, contra Hamas

Por otro lado, no hubo sorpresas cuando Obama hizo referencia a la masacre que está llevando a cabo Israel en la Franja de Gaza. «Va a ser muy difícil volver a conseguir un alto el fuego de nuevo si Israel y la comunidad internacional no confían en que Hamas puede cumplir», dijo el presidente estadounidense, manteniendo en todo momento la balanza inclinada en contra de la causa palestina.

Y sostuvo que Israel tiene «derecho» a defenderse porque «ningún país puede tolerar que sus ciudadanos se tengan que refugiar cada 20 minutos».

Fuente: http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2014-08-02-07-00/hemeroteca_articles/obama-confirma-casos-de-tortura-y-llama-a-no-repetirlo-en-el-futuro

Estas leyendo

Obama confirma aplicación de tortura tras el 11/S