Retrasos en entrega del liceo A-21 de Talcahuano beneficiarían a Universidad San Sebastián

Mas de 2 mil millones de pesos involucra el proyecto de Reconstrucción del Liceo A-21 de Talcahuano. El recinto sufrió severos daños tras el terremoto y tsunami del 27/F por lo que el establecimiento comenzó a funcionar en las dependencias de Sindicato Huachipato, quienes arriendan a la USS, los cuales subarriendan al municipio.

 

Desde que se presentó el proyecto se realizó la sugerencia de que faltaban salas pues se consideraba por parte de la empresa, que cada curso debía tener 45 estudiantes, lo que fue señalado como incorrecto por parte de las autoridades locales . Tras eso, el municipio se comprometió a construir con sus propios recursos las salas faltantes, pese a los millones involucrados en el proyecto original del recinto. Varios problemas han surgido atrasando su entrega, en un comienzo febrero de este año, luego junio y recientemente marzo del 2015.

La última fecha de entrega pronosticada significará que habrá una generación del emblemático liceo chorero que nunca habrá pisado el tradicional recinto. Lo que habría generado más retrasos, según señaló a Resumen Orlando Bermúdez, presidente de la agrupación de ex-alumnos del Liceo A-21, es que el Gimnasio del liceo casi terminado, se tuvo que desmantelar completo, por errores de cálculo de resistencia de las vigas. Esta realidad fue constatada bastante tarde pese a que la Municipalidad debe contar con fiscalización constante sobre este tipo de proyectos.

Resumen solicitó información al respecto tanto a la Municipalidad como al DAEM, quienes comprometieron una respuesta que no se ha hecho efectiva hasta la fecha.

 

Como señalamos en un artículo anterior –  El lucro de la Universidad San Sebastián en Talcahuano. – El acuerdo del Municipio con la Universidad San Sebastián, por el subarriendo de las dependencias donde está actualmente funcionando el liceo, fue por la suma de $13 millones de pesos mensuales. Shockeada por el 27/F, la población chorera no parece haberse percatado del traspaso de dineros públicos a una institución privada. Muchos alertaron eso sí, de un derroche. Hugo Stevens, Director de la época del Liceo Comercial, señaló su molestia sobre el asunto en una carta entregada al municipio indicando que había infraestructura suficiente en los liceos B-22 y B-26 para recibir a los estudiantes del A-21, comentando que los recursos de la reconstrucción debían ser destinados exclusivamente a ello.

 

La diferencia entre lo que le cobra el Sindicato Huachipato por el arriendo a la Universidad, versus lo que cobra la Universidad al municipio permite endosar a los ingresos de la U. San Sebastián 144 millones de pesos anuales. Si los retrasos continúan es probable que se siga pagando a la Universidad privada, que se declara sin fines de lucro.

 

Los retrasos en la construcción del emblemático Liceo chorero han provocado serios problemas a sus estudiantes, quienes lo han denunciado en varias movilizaciones cada año. Aunque indirectamente, solo existiría una institución beneficiada con el estado de indigencia del A-21: la Universidad San Sebastián.

Relacionados:

El lucro de la Universidad San Sebastián en Talcahuano.

Secundarios de Talcahuano se toman liceo por demandas internas y en apoyo al movimiento No+AFP

Fotografía: Liceo A-21 en toma por demandas internas. Junio 2014

Estas leyendo

Retrasos en entrega del liceo A-21 de Talcahuano beneficiarían a Universidad San Sebastián