Ante los últimos hechos ocurridos en nuestro país

Ante los últimos hechos ocurridos en nuestro país, como organización declaramos lo que sigue:

1) Que, condenamos tajantemente el uso de artefactos explosivos con el objetivo de infundir terror y causar daño a personas inocentes. Consideramos que este tipo de acciones no poseen fundamento de ningún orden para ser llevados a cabo, y nada tienen que ver con las tradiciones de lucha de nuestro Pueblo.

2) Que, estos hechos deben ser objeto de todo el peso de la crítica política de la Izquierda, ya que atentan no sólo contra la integridad física de las personas, sino que además muestran una profunda contradicción con el actual proceso de acumulación de fuerza por parte de los sectores movilizados de la sociedad chilena que han puesto en entredicho al modelo de la contrarrevolución neoliberal y sus promesas incumplidas.

3) Que, más allá de las dudas y especulaciones que genera el atentado en el transporte público de Santiago, sin lugar a dudas quienes son responsables del hecho, no poseen la menor relación política efectiva con las trabajadoras, trabajadores, pobladores y estudiantes de nuestro país, que día a día deben sostener sus vidas bajo condiciones en extremo adversas. La forma, y particularmente los resultados políticos del hecho, en nada ayudan a las luchas que llevan adelante las clases subalternas en tanto Pueblo.

4) Que, el oportunismo político de quiénes hoy buscan perpetuar la opresión del Pueblo, se expresará con mayor radicalidad a partir de este hecho. Debemos ser veloces, audaces y creativos, a la hora de defender las actuales reivindicaciones de los sectores mayoritarios de la sociedad, que se verán profundamente cuestionadas por el huracán sensacionalista de la prensa y las decisiones que en materia de seguridad desarrollará el Estado de Chile.

5) Que, si ya era urgente la unidad de la Izquierda de Intención Revolucionaria, las acciones que desarrollará el estado en materia de criminalización de la lucha social la hacen más urgente aún. El empresariado, por su parte, se montará sobre la nueva coyuntura para impedir las más mínimas transformaciones y reformas políticas. El partido del orden, fiel representante de esta burguesía llamará a la Unidad Nacional para impedir cualquier avance legítimo de los Trabajadores y el Pueblo chileno en su conjunto. Ante eso: Unidad, Organización y Lucha. Los hechos acaecidos nos muestran que debemos prepararnos, pues si este tipo de actos constituyen reacciones a los simulacros de reformas del bloque en el poder ¿qué se esperará cuando como Pueblo, levantemos verdaderos vientos de cambio?

6) Que, los valores y convicciones que sustentan la amplia gama de tácticas y horizontes estratégicos de la Izquierda en nuestro país, buscan superar el individualismo, inmediatismo y “marginalismo” político. Nuestros objetivos son colectivos y fraternos, expresando una clara vinculación con la cotidiana lucha de los sectores explotados y oprimidos de nuestra sociedad.

7) Que, a 41 años del Golpe Militar de 1973, debemos luchar abiertamente en contra de cualquier perspectiva que ponga en peligro la integridad física de nuestro Pueblo y que no responda a nuestros sueños de construir un poderoso Movimiento Popular, masivo y macizo políticamente, en donde trabajadores, pobladores y estudiantes puedan ensayar una sociedad futura igualitaria, libre y revolucionaria.

Comunidad Militante – Fuerza Universitaria Rebelde

Estas leyendo

Ante los últimos hechos ocurridos en nuestro país