[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Ruina Aclara las Ideas.

PARTE 1

PARTE 2

 

El viernes, el presidente Barack Obama le declaró formalmente la guerra al Estado Islámico, el IS, llamado también ISIS e Isil,  que ocupa una gran zona de Irak y una zona más pequeña del norte de Siria… Y por supuesto hizo gala de sus dotes de narrador para hacer descripciones terroríficas de la peligrosidad de aquel ejército de extremistas islámicos sunnitas.

 

Pero, según se aprecia incluso en la prensa más oficialista de Estados Unidos, como el New York Times y el Washington Post, el señor presidente le puso demasiado color a su discurso. De hecho, ambos importantísimos diarios estadounidenses, más otros de enorme importancia, como el Christian Science Monitor y el Huffington Post, han denunciado que el Estado Islámico, por muy salvaje y extremista que sea, no reviste de ninguna manera un peligro para Estados Unidos.

 

Tanta ha sido la reacción hostil al discurso de Obama, que el Congreso simplemente anunció que esperará hasta noviembre, después de las elecciones parlamentarias, para ver si le aprueban o no un financiamiento para armar a los supuestos rebeldes moderados de Siria, que en su mayor parte ya se pasaron a Al Qaeda o se enrolaron con el Estado Islámico.

 

 

 

 

Es muy interesante ver lo que está ocurriendo en el Medio Oriente, donde sin duda Barak Obama y su equipo se están jugando con una intensidad desesperada.  El infortunado Secretario de Estado John Kerry ha tenido que llegar con sonrisitas a reunirse con los reyes y emires petroleros, con el recién electo presidente de Turquía y el general en jefe de Egipto, tratando de armar una alianza para salvar la civilización lanzando una guerra sin cuartel hasta desintegrar al Isis.

 

Los reyes árabes le respondieron con mucha gentileza a Kerry. Pero sin nada más allá de las gentilezas. De hecho sólo se comprometieron a participar en las discusiones para establecer una estrategia, en colaboración con los demás países de la región, incluyendo a Siria y el Líbano, pero dejando categóricaente de lado a Israel.

 

De ponerse con tropas, con armamento o con dinero, nada por ahora. Quizás después, cuando se apruebe una estrategia. Oiga… pero según Barak Obama él ya tenía una estrategia diseñadita, lista para que la aprueben todos sus aliados.

 

Es decir, parece que los monarcas petroleros ya no están más dispuestos a aceptarle paquetes estratégicos y políticos a Washington, sin revisarlos antes con mucho cuidado y bastante desconfianza.

 

Entre las cosas desagradables que se encontró John Kerry destacó la advertencia que le hicieron tanto en Irak como en Arabia Saudita, de que no aceptarán que Estados Unidos siga lanzando ataques aéreos contra ciudades ocupadas por el Isis, en donde hay población civil. No quieren aparecer como cómplices de esas masacres que los estadounidenses llaman “Daños colterales” y que sólo en Pakistán han cobrado cerca de 10 mil civiles muertos y un número indeterminado de heridos, lisiados y desfigurados.

 

En Europa, no le fue mucho mejor a Obama con su Alianza. En realidad le fue muchísimo peor.

 

 

 

El que supuestamente es el aliado más incondicional de Washington, es Gran Bretaña. Y allá el gobierno está profundamente dividido sobre el tema de llevar otra guerra a Irak..

 

El ministro de relaciones exteriores Philip Hammond, afirmó el mismo viernes que Gran Bretaña no participará en lanzar bombardeos contra el Isis, particularmente en acciones sobre territorio de Siria, como quiere Washington. Pero horas más tarde, un vocero del primer ministro David Cameron suavizó esa declaración, señalando que el gobierno no ha tomado ninguna decisión todavía, y que aún no es el momento de tomar decisiones concretas.

 

O sea, buenas palabras pero siempre chuteando el tema hacia adelante. En Alemania, también el Ministro de Exteriores descartó por completo que su país participe en bombardeos sobre territorio sirio. El ministro recalcó: no nos han pedido eso, y no lo vamos a hacer.

 

Francia, por su parte, accedió a participar en misiones de bombardeo sobre Irak, pero no sobre territorio de Siria. Francia está ya enviando armas y pertrechos para los combatientes kurdos que combaten al Isis, pero no está dispuesta a participar en una acción que violaría la soberanía del estado Sirio, donde el presidente Basher Assad no ha solicitado ni autorizado acciones militares extranjeras.

 

En general los gobiernos europeos no parecen dispuestos a violar el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, aunque Obama, por su parte, opina que no es necesario tener la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para lanzar ataques sobre territorio sirio.

 

Por supuesto, Rusia y China vetarían una autorización tan grave, que implícitamente facultaría a la OTAN para lanzar ataques contra cualquier país sin tomar en cuenta sus fronteras. Y, más aún, Rusia confirmó que mantendrá su apoyo y colaboración con el gobierno legítimo de Siria, en su lucha contra el terrorismo y los grupos sediciosos.

 

Y, oiga… eso significaría que, eventualmente, las defensas antiaéreas de Siria podrían causar gravísimas pérdidas a los aviones de la OTAN, haciendo uso de las nuevas baterías de misiles tierra-aire proporcionadas por Rusia.

 

En realidad, prácticamente en todo el mundo, incluyendo China, Rusia, Europa, Japón y Estados Unidos, ha comenzado a cobrar consistencia un vasto movimiento de las bases sociales en contra de la guerra, y en contra de las políticas de desinformación que están prevaleciendo, en que, por un lado, se promueve el miedo y el horror, incitando a la guerra, junto con el silenciamiento de los grandes temas del agotamiento de los recursos del planeta, el incremento brutal de las emisiones con efecto invernadero, y la extinción cada vez mayor de especies vivas en nuestro medio ambiente.

 

Un informe entregado por las Naciones Unidas señala que en la mayoría de los países más industrializados, incluyendo Estados Unid0s, Alemania, Japón y Australia, se está volviendo en gran medida a obtener energía a partir del carbón, incluyendo mineral de mala calidad que emite grandes proporciones de azufre y más que triplica las emisiones del petróleo.

 

Una importante publicación del sitio Common Dreams, de Internet, señala que sólo Etados Unidos ha canalizado hacia la industria militar más de 3 millones de millones de dólares, a lo que se suma el costo de las guerras contra el Oriente Medio y África.

 

Esa suma enorme alcanzaría para entregarle, fíjese Ud. más de dos mil dólares a cada una de las familias del planeta, incluyendo el mismo Estados Unidos donde hay 49 millones de personas viviendo bajo la línea de pobreza, de los cuales cerca de 10 millones se encuentran en la indigencia y sin tener un lugar donde vivir.

 

En Inglaterra, hace escándalo el caso del veterano ex combatiente David Clapson, quien murió de hambre y falta de insulina porque los burócratas del Servicio Social le suspendieron el auxilio estatal para su condición de indigente y diabético.

 

Por un resfrío faltó a una reunión de supuesta búsqueda de empleo, y se le castigó cortándole de inmediato el bono de 75 libras semanales para subsistencia y adquisición de insulina.

 

La autopsia del ex combatiente reveló que al momento de morir su aparato digestivo estaba absolutamente vacío. Es decir, llevaba varios días  sin tener absolutamente nada que comer. Pero la causa directa de la muerte fue el shock por falta de insulina.

 

Oiga, para la opinión pública británica, contemplar el abandono y la extrema miseria de un hombre que había combatido en el ejército británico, resultó como una verdadera convocatoria a las protestas que reunieron a miles de manifestantes en Gales, en rechazo de la cumbre de la OTAN y sobre todo oponiéndose a que la OTAN disponga de armamento nuclear.

 

Según la periodista Mairead Maguire, en estos momentos hay un registro de más de 50 millones de personas integradas a través de las redes sociales y twitter, procurando crear un gran canal informativo mundial que revele lo que la prensa corporativa oculta y denuncie las falsedades y mentiras periodísticas que se divulgan para provocar miedo en la gente ignorante.

 

Por ejemplo, Mairead Maguire señala que la propia Organización de Seguridad y Cooperación de Europa, la OSCE, señaló que, por ejemplo, los reportes de la OTAN con supuestas fotos satelitales para inculpar a Rusia del envío de tropas a Ucrania, no son más que evidencias falsificadas.

 

Por su parte, en Estados Unidos, uno de los columnistas del periódico militar “Ex Combatientes Hoy”, James W Dean, señaló esta semana que se está gestando una dramática revuelta de la base social estadounidense, con gran participación de veteranos de guerra, por la política demencial a la que ha llegado el gobierno de Washington, en una locura belicista que básicamente está al servicio de las grandes empresas interesadas en el control global.

 

Específicamente, Dean se refirió a la provocación y explotación de la crisis de Ucrania, y a la abrumadora campaña de propaganda y falsedades contra Rusia. Según ese medio de prensa de los ex combatientes, ya son muchos miles los que se han dado cuenta de lo que ocurre, y en cualquier momento comenzarán las expresiones de protesta en todos los niveles, incluyendo revueltas callejeras.

 

Y mientras tanto, en Gran Bretaña, la tensión por el referéndum sobre la independencia de Escocia, el próximo jueves 18 de septiembre, ha llegado a un límite casi neurótico. Las empresas y organizaciones afines al gobierno conservador de David Cameron siguen lanzando una estridente campaña del terror, anunciando que, si Escocia se independiza, quedará desprovista de protección internacional y caerá en una espiral de decadencia económica.

 

Pero, frente a eso, los independentistas aparecen ganando en la mayoría de los debates por radio y televisión. Las encuestas oscila a favor del sí y el no a la independencia, en un dramático equilibro en que ambas posturas parecen ahora igualadas, aunque durante la semana los independentistas alcanzaban una ventaja muy fuerte, del orden del 8%.

 

Sin embargo, los analistas de ambas posiciones del referéndum, coinciden en un hecho impactante. Según ellos, el Reino Unido ya quedó desunido, incluso si ganara el No.

 

Según ellos, el debate independentista va lejos más allá de los nacionalismos locales. El poderoso movimiento independentista sobre todo responde a la voluntad de la gente, de derecha y de izquierda, de participar verdaderamente en las definiciones políticas del país.

 

Desde la década de 1970 hasta ahora, los gobiernos se han burocratizado más y más, en una institucionalidad que va dejando afuera a las personas comunes, que supuestamente siendo ciudadanos, son los titulares verdaderos del poder político.

 

En todo el debate que ha venido dándose, se han perfilado nuevos dirigentes y líderes de opinión que desafían a los figurones de la política partidista y de hecho los están arrinconando.

 

El martes pasado, en una reunión del gobierno para frenar el avance de los independentistas, uno de los asesores aventuró la idea de que el primer ministro David Cameron viajara Escocia a hablar con la gente.

 

Según se comenta en el diario The Guardian, los demás lo miraron con horror y le dijeron: “¡Hey, no!… ¡David Cameron es incluso más impopular que el Windows 8!”

 

Así, pues, da la impresión de que está derrumbándose de puro hostigosa la abrumadora campaña de propaganda del terror lanzada por todo el aparato comunicacional de los que se autodenomina “Occidente”.

 

Aparentemente, la gente está asumiendo que las promesas de prosperidad y recuperación de la crisis económica, finalmente no son más que embolinamiento de políticos y banqueros. Incluso la muerte del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, despertó reacciones populares que contrastan agriamente con los homenajes grandiosos que le rinden los políticos, los empresarios y la familia real.

 

En el decir popular, Emilio Botín fue ante todo un usurero muy astuto, e incluso, según el  blog Politika, hay quienes dudan de que haya muerto de un ataque al corazón, porque dudan que haya tenido corazón.

 

Muchos de los más serios analistas concuerdan en que, tras ya más de 30 años de Internet y redes sociales, se ha generado un número muy grande de personas que concuerdan en la necesidad de cambiar no sólo la economía y las relaciones del poder geopolítico…

 

Como veíamos la semana pasada, lo que debe cambiar es la civilización misma, desde sus niveles más profundos. Y no se trata sólo de cambios doctrinarios o planificados. Se trata más bien de cambios en la percepción de nosotros mismos, como seres humanos capaces de experimentar anhelos y deseos vastos, decisivos como verdaderos paisajes psíquicos, y no esos paquetitos de cosas que se compran con dinero, sea mucho o poco. Cosas que pueden darnos ganas, pero no un deseo potente.

 

 

 

En estos momentos están estallando nuevos combates en el sudeste de Ucrania, y por supuesto los ucranianos del este y los del oeste de echan la culpa mutuamente. El presidente Piotr Proshenko dice que confía en que se mantenga el alto al fuego, y ha dado a entender que es posible resolver la crisis mediante el diálogo.

 

Pero, sin importar lo que dice su presidente, el Primer Ministro Arseni Yutsenko, sigue bramando que hay que renovar los combates, y que la OTAN tiene que venir a ayudarlos contra los rusos.

 

Pero fíjese Ud. un detalle muy interesante. Ocurre que en Crimea están las instalaciones de un astillero naval, con abundantes talleres industriales, que se encuentra paralizado desde que Crimea, por mayoría abrumadora, votó reunirse a Rusia.

 

Pues bien, el propietario de ese astillero y toda la instalación industrial anexa, es nada menos que el propio presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko.  Y ahora, el señor Poroshenko anunció que desea venderlo, fijesé.

 

El problema es que con eso de las sanciones contra Rusia, en estos momentos no hay ningún inversionista europeo o estadounidense que pueda comprar. De ahí que las esperanzas de Poroshenko ahora se enfoquen, con ojitos soñadores, hacia posibles inversionistas árabes, que no le hacen caso a las sanciones, y también a los chinos… y, quizás se lo confiesa aunque sea en voz bajita, podría ser algún inversionista ruso o iraní.

 

Como fuere, ese deseo de hacer negocio, quizás ayude a mantener a raya las ferocidades del primer ministro Yatseniuk y sus titiriteros de Washington y Bruselas.

 

Y otro detallito adicional, un importante estudio de sociología histórica de las revoluciones, dado a conocer por la publicación de Internet OPED punto com, señala que hay una coincidencia casi invariable de que los grandes procesos revolucionarios, esos que se desatan y se vuelven imparables, a través de más de 1500 años estudiados, se producen, fíjese Ud., cuando la propuesta revolucionaria, sea la que fuere, alcanza un apoyo del 3,5% de la base social del lugar geográfico afectado.

 

Según aquella publicación, ya en Estados Unidos está aglutinándose un núcleo de opinión y percepción revolucionaria que ha superado con largueza aquel 3,5%. Es decir, según eso, en Estados Unidos, al igual que en Europa, hay una revolución que está pintoncita. Casi casi madura. ¡Quién sabe quién la podrá cosechar!

 

Me gustaría hacer una proposición a los auditores que pudieran interesarse. Ocurre que en el caos de opiniones y presuntas noticias que circulan por Internet, hay una gran cantidad de contenidos que son falsos. De hecho, en España desenmascararon que el Partido Popular en el gobierno que encabeza Mariano Rajoy, había subido a las redes sociales cerca de 60 mil mensajes falsos que aparecían como de apoyo a su gobierno y su política.

 

Eran mensajes mandados a hacer y pagados, que se enviaban de cualquier parte del mundo.

 

Lo más importante es trazar una línea de sitios confiables, debidamente identificados y capaces de responder por los contenidos que suben a la red.

 

Si Ud. hace contacto con un sitio web que le inspira confianza, sería valioso que me lo haga saber, para verificarlo y luego comunicarlo a otros que se interesen en saberlo.

 

Así podríamos todos trazar un derrotero de información y opinión,  que no necesariamente tenga que compartir la opinión de uno, pero que nos hablará con verdad y franqueza.

 

Eso sería muy útil, y quizás podría ser un buen vector de la energía necesaria para el buen cambio. ¡Una buena herramienta!

 

Hasta la próxima, amigos. Cuídense. Es necesario. ¡Hay peligro!

 

 

 

Fuente Imagen: http://dc.streetsblog.org/

 

+ Crónicas:

 

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Experimento fallido.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: El rey Midas se murió de hambre.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha. EEUU: Los que siembran vientos cosechan tempestades

[AUDIO]¿Vendrá la 1ª Guerra Mundial del Siglo 21?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Herencia de Judas

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Preguntas en torno al avión derribado en Ucrania

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Rusia y Latinoamérica

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: hacia un verdadero colapso

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Deseos

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: La actualidad en Irak

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Peligro Creciente

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Comedia Humana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Sindicatos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Europa Senil.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Bisagras de la Historia

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: El Verbo.

Crónica Ruperto Concha: Bomba Demográfica

 

Crónica de Ruperto Concha: El Ojo del Huracán.

 

Crónica de Ruperto Concha: El Colapso del dólar

 

Crónica de Ruperto Concha: Mentiras fáciles

 

La Vergüenza

 

Ucrania y Venezuela

 

 

Destino US post Snowden

 

Planeta agonizante

 

Belicismo

 

“Demografía”

 

Decadencia de los Imperios

 

“Lo que dice la ciencia”

 

“Terrorismo”

 

“El Dinero”

“Corea”

 

“Dinero y Guerra”

 

EEUU: Hacia Un Estado Policial

 

“Papa Francisco I”

 

Hugo Chávez caudillo más allá de lo imposible

 

“Reordenamiento”

 

“Malas Señales”

Ajedrez Mundial

Estas leyendo

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Ruina Aclara las Ideas.