En Salud

Se alistan 461 médicos cubanos más para luchar contra el Ébola en África

Un nuevo grupo de al menos 461 médicos cubanos se alista para prestar sus servicios en países africanos afectados por la mortal epidemia del virus del Ébola, informó hoy el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Los galenos se preparan desde el pasado 15 de septiembre como parte de la activación de la brigada de cooperación médica cubana Henry Reeve, precisó la funcionaria del Minsap, Regla Angulo.

La directora de la Unidad Central de Colaboración Médica del Minsap indicó que a principios de octubre próximo partirán hacia Sierra Leona los primeros 165 cooperantes, y posteriormente el resto llegará a Liberia y Guinea, naciones donde ya existen brigadas cubanas de cooperación.

Según Angulo, Cuba fue el primer país del mundo en ofrecer su ayuda a las naciones africanas más azotadas por el virus del Ébola, cuando más de 15 mil trabajadores de la salud mostraron su disposición.

El director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), Jorge Pérez, dijo a la prensa que se mantiene el seguimiento de todas las brigadas de cooperantes en el exterior.

A nivel nacional, comentó, se intensificaron los controles epidemiológicos en los puertos, aeropuertos y marinas para detectar posibles casos de esta enfermedad con alta letalidad y capacidad de contagio.

En Naciones Unidas, el canciller cubano Bruno Rodríguez abogó por un mayor compromiso global con el desarrollo de África, al advertir que la epidemia de ébola presente en la parte occidental del continente encontró un catalizador en los problemas sociales y la exclusión.

“Hacen falta recursos humanos, materiales y financieros para combatir el ébola, pero también recursos para el desarrollo de África”, dijo al hablar en una reunión de alto nivel convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para coordinar la respuesta al brote viral.

En tanto, en Cuba se intensifica la campaña para advertir sobre los riesgos y acciones de prevención a la población, ya atribulada por los brotes de dengue y fiebre de chikungunya.

En un programa de televisión, el director del IPK, Jorge Pérez, advirtió que la clave para combatir el ébola es la protección, pues se trata de una enfermedad que aún no tiene cura.

El especialista aseguró que se ha tomado una serie de medidas de monitoreo, prevención y control de la epidemia a través del Minsap, en colaboración con instituciones nacionales de investigación.

Reveló que en el IPK se creó una sala de vigilancia especifica para viajeros que llegan al país procedentes de las regiones de riesgo y hasta el momento se han recibido 23 pacientes, de los cuales 19 ya fueron dados de alta.

Estas leyendo

Se alistan 461 médicos cubanos más para luchar contra el Ébola en África