Sea Shepherd: Si los Océanos mueren, nosotros también moriremos

Sea Shepherd Conservation Society está presente en Chile desde el año 2011,con 9 sedes, y a nivel mundial desde 1977, con presencia en casi toda Latinoamérica, gran parte de Europa, Japón y Oceanía, afirma Carolina Henríquez, Directora Nacional de esta institución conocida por sus acciones en defensa de la fauna cetácea y que en Chile realiza actividades de cuidado de los oceanos y sus costas.

Carolina especifica que en Chile realizan acciones de “limpiezas de playas, ríos y humedales, charlas en colegios, promoción por medio de nuestros stands informativos en ferias y eventos, apoyo en rescates de fauna marina y también tenemos nuestra propia campaña nacional, Operación Humboldt, en IV Región, por medio de la cual buscamos educar a la población respecto a las leyes de avistamiento de cetáceos y fauna marina en general y el beneficio que un turismo responsable significa para las especies y los ecosistemas marinos”.

A nivel internacional, son muy conocidas sus campañas contra la caza de ballenas. ¿Cuál es el escenario al que se enfrentan después de que la Corte Internacional de la Haya ordenara a Japón el cese de su cacería?

Este año, Japón ha señalado que volverán a la Antártica a realizar investigación científica no letal y ahí estaremos nuevamente, para asegurarnos que cumplan con ese compromiso. Lamentablemente, los balleneros japoneses también han dado claras señales de querer retomar las cacerías el año 2015 (quieren enfocarse en la cacería de Ballenas Minke), por lo que no se puede bajar la guardia.  Debemos prepararnos para esa posibilidad.

Relata aspectos de la lucha que dan las tripulaciones de Sea Shepherd en alta mar en el intento de impedirlo.

Principalmente, la lucha de nuestra tripulación en alta mar implica el interceptar a la flota ballenera para evitar que puedan cazar ballenas o recargar combustible en medio de las aguas prístinas de la Antártica y del Santuario Ballenero Austral.  Hay videos muy impactantes que muestran al Nisshin Maru (buque factoría ballenero de gran tonelaje) embistiendo a nuestra nave MV Bob Barker, por ejemplo. Por otra parte, nuestros zodiacs realizan maniobras increíbles para evitar que los arponeros puedan apuntar y disparar a las ballenas, en caso de que tengan cetáceos a la vista. Y cuando lamentablemente los esfuerzos por salvar a los cetáceos ha sido infructuoso, se intenta a como dé lugar que los balleneros no puedan subir los cadáveres al buque factoría, retrasando el proceso de faenamiento (en el que el tiempo es oro, por la descomposición natural del cadáver).

Sin embargo, también es fundamental la labor que realiza Sea Shepherd al documentar todas estas acciones, especialmente las cacerías ilegales dentro del Santuario Antártico. Todos estos años (12) de documentar fueron pieza clave en la demanda presentada contra Japón ante La Haya.

¿Cuál es la situación de otros países que también tienen flota ballenera?

Actualmente, otros dos países realizan cacerías de ballenas:  Islandia y Noruega.  Ambos han tenido posturas dispares con respecto a las políticas de la CBI.  Noruega, por ejemplo, sólo respetó la moratoria hasta 1993, retomando luego de ese año las cacerías de Ballenas Minke con cuotas autoimpuestas, año a año.  Islandia, por su parte, contó con un programa de “cacerías científicas” (como Japón) hasta que el año 2006 volvió a cazar abiertamente Ballenas Minke y de Aleta.

Hay muchísimo por hacer con respecto al tema de las cacerías de ballenas. Urge la creación de Santuarios Balleneros en otras zonas para poder proteger en forma mucho más eficiente a estos grandes cetáceos.  Está en proyecto, por ejemplo, la creación de un Santuario en el Pacífico Norte y otro en el Atlántico Norte, pero aún no se concretan.

Otra amenaza para los cetáceos es la pérdida de biodiversidad en el océano. ¿Cuál es tu evaluación respecto a la política chilena respecto a la actividad pesquera?

Cualquier normativa jurídica que permite a la pesca de arrastre capturar lo que puede, sin discreción, es nociva y claramente no respeta los principios básicos de equilbrio de los ecosistemas. Chile no está exento de esto.

El funcionamiento de plantas de celulosa y termoeléctricas en el país ha afectado notoriamente el ecosistema marino costero. ¿Cuál es la evaluación de Sea Shepherd de la política estatal que permite su emplazamiento y qué acciones creen necesarias realizar?

Es de todos conocido el hecho de que la instalación de Centrales Termoeléctricas ha generado las llamadas Zonas de Sacrificio en las que la vida marina en los sectores aledaños a éstas, desaparece por varios factores (contaminación, aumento de temperatura del agua, etc.).  Estamos muy pendientes de cualquier nuevo Proyecto que pueda generarse, como también de investigar la situación de los ecosistemas aledaños a las Centrales ya instaladas. Definitivamente, las políticas estatales deberían ser mucho más estrictas en cuanto a cumplimiento de las leyes vigentes y fiscalizaciones efectivas y eficientes, si queremos intentar mantener nuestras costas sanas.

También se han involucrado en la defensa de delfines. Cuéntanos cuáles son los riesgos de estos cetáceos y en qué consite la campaña que están impulsando.

Con respecto a los delfines y otros pequeños cetáceos (como las marsopas y ballenas piloto), se están llevando a cabo dos importantes campañas internacionales en este mismo momento: Operation Grindstop y Operation Infinite Patience. La primera se está desarrollando desde mediados de junio en las Islas Faroe (Atlántico Norte) y mantiene a Voluntarios apostados en cada una de las playas de sacrificio del Archipiélago.  En las Islas Faroe, existe una cacería de ballenas piloto llamada Grindadrap o Grind, que consiste en hacer varar en aguas poco profundas a los cetáceos, para luego masacrarlos en la playa.  Ésta es una campaña que involucra a un total de 500 Voluntarios que estarán presentes por mar y tierra, monitoreando a las manadas de pequeños cetáceos en migración, entre mediados de junio y el 01 de octubre (temporada en que en años anteriores se han registrado las cacerías históricas).  Y contará con la presencia de chilenos, próximamente.

El fin de semana pasado (30 de agosto), los balleneros locales consiguieron realizar el primer grind del año, asesinando a 33 ballenas piloto en Sandoy.  Los Voluntarios de Sea Shepherd que intentaron detener la matanza (6 voluntarios en tierra y 8 miembros de la tripulación a cargo de las naves rápidas) fueron arrestados y enfrentan cargos.  Cabe destacar que las Islas Faroe dependen administrativamente de Dinamarca y este país está suscrito al Tratado de Berna, que lo obliga a proteger a los cetáceos.

Por otra parte, la Campaña Operation Infinite Patience (Paciencia Infinita) se realiza hace ya 5 años en Taiji, Japón. En ese pueblito, que también inspiró el documental The Cove que sacó a la luz esta horrible realidad de las cacerías de delfines, llegan año a año Voluntarios de todo el mundo a ser testigos de las acciones de los pescadores y a documentar tanto las cacerías como otras atrocidades que se cometen en contra de los delfines.  A principios de este año, nuestro Voluntario (chileno) Manuel Palacios, fue testigo de una de las capturas más grandes de las que se tiene conocimiento, cuando a mediados de enero se capturó una súper manada de 250 delfines que estuvieron 4 días en la cala de Taiji.  A diario, los cazadores y entrenadores seleccionaban ejemplares jóvenes para cautiverio y asesinaban en el mismo lugar a los que no escogían.  Los delfines que lograron ser devueltos al mar, iban exaustos y traumatizados.  Generalmente, luego de estas capturas aparecen delfines muertos en la playa, víctimas del estrés y el sufrimiento. Las escenas son realmente dantescas.

A nivel local, durante el verano de 2015 realizaremos por tercer año consecutivo Operación Humboldt, concientizando a los turistas respecto al avistamiento responsable de delfines y fauna marina en general.  Nuestro objetivo es generar un turismo responsable, respetando los ecosistemas. En muchas ocasiones, los botes persiguen, por ejemplo, a las manadas de delfines, generando un impacto muy negativo para los cetáceos y lo que, a mediano plazo, puede desencadenar que los delfines migren a otras zonas en busca de lugares aptos para realizar sus actividades cotidianas de alimentación, cría, apareamiento, vida en manada, etc.

Por último, quisiera invitar a todos quiénes quieran participar como Voluntarios de Sea Shepherd a informarse y escribirnos al email [email protected] Contamos con sedes en varias ciudades de Chile y necesitamos el apoyo de todos quiénes están comprometidos con el medioambiente y los Océanos, para seguir trabajando por un mejor futuro para todas las especies y, por ende, de la Humanidad también.  Como dijo el Capitán Paul Watson:  “Si los Océanos mueren, nosotros también moriremos” y al ritmo de contaminación de los mares y amenaza a las especies que como humanos estamos llevando, no hay tiempo que perder.  Todos somos responsables del futuro que nos espera.  Depende de nosotros que éste sea positivo.

Un Chileno luchando contra los balleneros japoneses [+videos]

“La caza de ballenas representa lo más bajo del ser humano”

Estas leyendo

Sea Shepherd: Si los Océanos mueren, nosotros también moriremos