En Penco

BiobioGenera ingresa EIA de terminal de gas pese a oposición ciudadana

Finalmente el jueves 23 de octubre la empresa BiobioGenera reingresó el estudio de impacto ambiental al SEA, del terminal marítimo de gas y gasoducto bautizado como Terminal GNL Penco-Lirquen. La iniciativa empresarial implica “la construcción y operación de un terminal marítimo del tipo isla u “offshore”, el que estará habilitado para la recepción, almacenamiento y regasificación de Gas Natural Licuado (GNL)” con la idea de “(…) mejorar la disponibilidad y aumentar el suministro de Gas Natural existente en la región del Biobío” según menciona su EIA.

Pese a la oposición que han demostrado las distintas comunas de la Bahía de Concepción a la construcción del Terminal GNL Penco-Lirquen, la empresa BiobioGenera, tal como lo había anunciado hace unos meses atrás, insiste en la iniciativa que busca transportar gas “(…) a tierra mediante un ducto submarino, el que enlazará con un gasoducto terrestre; para conectarse al sistema de transporte y distribución de gas natural existente y así abastecer la demanda de las industrias de la zona, además del mercado comercial y residencial de la región”

Con una serie de medidas que reducirían su posible efecto contaminante, la empresa apuesta a su legitimación ante las comunidades y a la aprobación del SEA. No obstante las coordinadoras de opositores ya han señalado que pese a las modificaciones, se oponen al proyecto por su potencial devastador sobre la bahía de Concepción

Durante el fin de semana las coordinadoras que se oponen al proyecto energético han señalado su profundo rechazo al proyecto y han iniciado un proceso de rearticulación para generar aún más oposición a la iniciativa de Biobiogenera, que al parecer, contará con la venia del gobierno. El parecer se basa en las declaraciones de Máximo Pacheco, Ministro de Energía que ha señalado sistemáticamente su apoyo a proyectos de esta naturaleza a lo largo del país, pese a la oposición ciudadana.

Cabe recordar que este mismo ministro anunció hace unos meses que ENAP logró un acuerdo con EEUU y que “El primer puerto que va a entrar en operaciones para exportar Shale Gas desde Estados Unidos es el puerto de Cheniere y entre los primeros embarques de gas que van a salir de exportación desde ese puerto es gas que viene para Chile”. El acuerdo se realizó gracias a las gestiones del propio Ministro de Energía y la Presidenta Bachelet. En su viaje durante junio firmaron un acuerdo de cooperación bilateral con el Secretario de Energía de Estados Unidos, Dr. Ernest Moniz.

El Shale Gas es una apuesta geopolítica de Estados Unidos, pues es el principal productor mundial.

Lejos de las declaraciones de buenas intenciones con el control de la industria contaminante, y el reemplazo de su combustible por el “saludable” shalegas, las afirmaciones del ministro de los últimos meses han servido para aclarar que la apuesta del gobierno y las empresas por esta energía no tiene que ver con su menor efecto contaminante, sino con sus bajos precios. De hecho, la propia extracción del Shalegas a través de la fracturación hidraúlica (Fracking) ha sido puesta en tela de juicio por posible contaminación de napas subterráneas y ha sido denunciada por su relación con el aumento de la actividad sísmica en los lugares que se ha practicado el método.

Según un informe del INE Distribución de energía eléctrica por tipo de cliente (2007-2010) el 34.8% de la energía va hacia el sector minería,  un 23.9% a industrias y solo un 16.2% a clientes residenciales. El Diagnóstico acerca de una crisis energética se hace bajo la óptica de los proyectos empresariales, muchos de ellos severamente cuestionados por el interés general, y sin ser necesarios para la comunidad.

El beneficio que el gobierno proyecta con la entrada del Shale Gas a la matriz eléctrica es la baja en los precios de la energía. Pero esos precios beneficiarían a los clientes libres con contratos indexados al costo marginal. Es decir, a la gran empresa exportadora de commodities.

Imagen: Coordinadora.pencolirquen

Estas leyendo

BiobioGenera ingresa EIA de terminal de gas pese a oposición ciudadana