Congreso regional por la Educación; un paso más en la construcción de un proyecto educativo del pueblo

El pasado 11 y 12 de octubre se llevó a cabo en Concepción el Congreso regional por la educación para los pueblos. En esta instancia participaron estudiantes, trabajadores de la educación y miembros de organizaciones sociales.

La actividad se planteó a través de mesas de trabajo que diagnosticaron y propusieron acciones a considerar en el proyecto educativo al servicio del pueblo, el objetivo es generar esta síntesis para presentarla en Santiago este fin de semana en el congreso nacional por la educación.

Su diagnóstico general es que actualmente la educación no se considera un derecho y una herramienta de la comunidad, por el contrario, es un espacio más que está al servicio del lucro de privados. Asimismo manifiestan que la educación formal es una reproductora de la cultura capitalista que se basa en el consumo, la competencia y el individualismo, principalmente, construyendo un sujeto sin identidad y que se define por lo que aparenta más que por lo que es. En esta línea, las políticas que han impulsado tanto los gobiernos civiles como la Dictadura militar se orientaron al establecimiento y progreso del neoliberalismo tanto en lo económico como en lo cultural.

En esta lógica se estandarizan aprendizajes, se selecciona estudiantes, se plantean instancias de decisiones antidemocráticas, se construye un currículo elitista y se mercantiliza la educación entregándolas a sostenedores privados, ATEs, entre otros.

¿Cuál es la propuesta?

La educación debe ser un derecho, por lo tanto, proyectos educativos privados no pueden existir y no pueden estar financiados por el Estado; las leyes deben orientarse a fortalecer la educación pública, el Estado debe financiar los proyectos educativos, esto se llevará a cabo con la renacionalización del cobre y la expropiación de las empresas transnacionales presentes en Chile.

Los recursos deben ser entregados a la comunidad educativa sin filtros burocráticos. Pero lo fundamental que la comunidad administre su proyecto educativo, son los trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados los que deciden basándose en sus necesidades e intereses, por tanto, se llama a la construcción de un nuevo currículo.

En cuanto al trabajo docente la discusión se centró en la necesidad de dignificarlo, construir una carrera profesional docente y diagnosticar y repensar el rol de los y las docentes en el sistema educativo, siempre pensando en la necesidad de cambiar el actual sistema educativo que ha despedagogizado al profesor.

La propuesta se basa en mejorar las condiciones en la que se desarrolla este trabajo: poner fin a la flexibilización y precarización, eliminando el trabajo a contrata; redefinir una base salarial mínima, con una estructura salarial basada en el sueldo base, más que a bonos, para todos los trabajadores de la educación. En cuanto a las condiciones laborales se debe democratizar las decisiones dentro del colegio, reorganizar las horas de trabajo docente (lectivas y no lectivas) tendiendo a la igualdad en su distribución y disminuir el número de estudiantes por sala. Es necesario cambiar el sistema de pensiones por uno de seguridad social con reparto solidario con aporte del trabajador, empleador y el estado en un marco general para poder asegurar pensiones dignas.

En relación a la organización, se plantea como una necesidad, por lo tanto, es fundamental fortalecer los sindicatos, a través de la sindicalización automática.

Para enterarte a cabalidad de lo tratado en este Congreso puedes revisar los documentos de cada mesa de trabajo:  https://www.dropbox.com/sh/bpi165p057wun3s/AABPClAt_JLQuzBAESChin0Xa?dl=0

Estas leyendo

Congreso regional por la Educación; un paso más en la construcción de un proyecto educativo del pueblo