Docentes se oponen a proyectos de gobierno y proponen alternativas al sistema educativo

Los profesores rechazaron la agenda corta docente que propuso el gobierno, la catalogaron como una declaración de “buenas intenciones” y principalmente ambigua, lejana al debate que el profesorado ha llevado a cabo este último tiempo. Más de 60 mil trabajadores de la educación participaron activamente en la consulta nacional que llevó a cabo el Colegio de Profesores, esta acción demostró el interés de los afectados en participar y decidir sobre políticas públicas, desmintiendo las afirmaciones del gobierno que al conocer estos resultados intentó desligitimar a el gremio, centrándose en criticar la conducción del magisterio, una estrategia más para negar la problemática de fondo: que su reforma educacional es un fracaso.

Hace unos días el gobierno, ante el rechazo de los docentes, respondió que lo planteado en este protocolo era todo lo que podía ofrecer, “Como Gobierno, consideramos que este es uno de los mejores protocolos de acuerdo de los últimos tiempos y afirmamos que representa un gran desafío de gestión”, dijo Valentina Quiroga, Subsecretaria de Educación agregando que el Ejecutivo no tendría una nueva propuesta sobre la agenda corta. Con esta respuesta el gobierno deja entrever su política descontextualizada con las reales necesidades de cambio que necesita el sistema educativo, pues lo que exigen los profesores son condiciones mínimas de trabajo, que según estudios internacionales favorecerían la “calidad de la educación”, demandas como igualar las horas lectivas con las horas no lectivas, contrato indefinido para profesores a contrata y un mejoramiento real del sueldo del profesorado, no se llevan a cabo; por el contrario se siguen potenciando políticas como la Prueba INICIA, que ha sido rechazada por los docentes.

La propuesta del gobierno consistía en:

En cuanto a la Deuda histórica, ésta no es reconocida por el gobierno, solo menciona el problema previsional de los docentes. En esta línea, se compromete a estudiar medidas para mejorar esta situación cuando se plantee el marco de la carrera profesional docente.

En relación al Ingreso mínimo docente, el ministerio propone un aumento del 12, 4%. A partir de enero del 20 a15 la remuneración total mínima, se incrementará a 605.744 pesos para un docente que trabaje 44 horas. Con esta medida solo serán beneficiados los docentes que reciban menos de 13. 766 pesos por hora, ya que en esto se debe considerar RBMN (valor hora) + BRP + bono proporcional+ cualquier otra bonificación imponible que incluya su sueldo. El Movimiento Unidad Docente analiza este punto y acota lo siguiente “Se estima que más de 32.000 docentes reciben un sueldo inferior al ingreso mínimo docente. Si consideramos que a nivel nacional bordeamos los 180.000 profesores, esto quiere decir que este reajuste impactará aproximadamente al 18% de los maestros. El 82% no tendrá aumento”.

Sobre el agobio laboral, el MINEDUC lo reconoce y señala que la Superintendencia de Educación revisará e implementará medidas inspectivas en coordinación con la Inspección del Trabajo y la Contraloría General de la República. Por su parte el Colegio de profesores solicitaba para terminar con el agobio laboral congelar la evaluación docente, suspender el SIMCE y regular el derecho a vacaciones del profesorado, medidas concretas que la institución estatal no considera.

En cuanto a la redistribución de las horas de trabajo de los docentes, el MINEDUC afirma que esto se tratará en la Carrera profesional docente, no menciona el porcentaje de distribución de las horas lectivas y no lectivas.

En relación al incentivo al retiro, el gobierno ofrece un bono de retiro de 21 millones 500 mil pesos que será proporcional a las horas trabajadas, este monto será alcanzado solo por profesores que tengan 44 horas. Esta demanda se acerca a los 30 millones exigido por el Colegio de Profesores, pero no considera un aspecto fundamental que planteó la Asamblea nacional de profesores: un monto parejo para todos sin distinción.

En cuanto a la titularidad de los docentes a contrata, el MINEDUC se compromete a regularizar la situación de muchos docentes que han pasado años con contratos a plazo fijo, para esto ingresará una indicación sustantiva al proyecto de ley que ya ha sido presentado. Esta “indicación” se desconoce, cuestión que debería ser discutida, ya que el proyecto que se presentó tiene ciertas restricciones como que solo los profesores que tengan sobre 22 horas pueden acceder a esta modificación contractual ¿qué pasará con los profesores que tienen menos horas?

Finalmente en relación a la Carrera Profesional Docente, el MINEDUC señala que ésta será acordada con los docentes. Pero en el mismo protocolo de acuerdo, el gobierno señala que se tendrá como base el programa de gobierno y los planes de participación que no son vinculantes.

Para organizaciones como el Movimiento Unidad Docente (MUD), Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación(SUTE), Movimiento 50/50 y algunos sectores del Colegio de Profesores, lo anterior es insuficiente y solo cumpliría con la intención de acallar la movilización de los profesores.

¿Y el Colegio de Profesores?

La dirección del Colegio de profesores, encabezada por Jaime Gajardo(PC), fue duramente cuestionada durante el proceso de deliberación por la agenda corta docente. Profesores de varios comunales en nuestra región y el país, públicamente denunciaron que el presidente del magisterio velaba por los intereses de la Nueva Mayoría y no por la de los profesores.

Anibal Navarrete, presidentes del Colegio de Profesores de la comuna de Tomé, afirma que es necesario que los profesores se sumen a esta asociación gremial, ya que esta instancia por el momento es la representante del los docentes, “es necesario cambiar la estructura organizativa de esta instancia, hay que democratizar este espacio, que las decisiones que se tomen se relacionan con el sentir de los profesores no de partidos políticos, además de transparentar su funcionamiento financiero”

El MUD agrega que “Democratizar el colegio de profesores desde las escuelas; correr el velo de la discusión política e ideológica y la convergencia de mayorías de docentes honestos, constituyen expresiones genuinas de un proceso que debemos fortalecer, potenciar y amplificar. Aspirar al recambio de liderazgos y de formas de entender la organización docente, porque no solo nos merecemos otras condiciones de enseñanza y trabajo, sino también otra organización y otros dirigentes”.

Pero ¿Qué es lo que exigen los profesores? Los profesores no solo rechazan, sino que proponen.

Organizaciones de trabajadores de la educación, por una parte, han rechazado la Reforma educacional en su conjunto, pues no se plantea la educación pública como eje central ni menos se ha puesto en el centro de la discusión la educación que queremos como sociedad. Lo primero implica hablar sobre la necesidad urgente de la estatización de la educación y lo segundo convertir efectivamente los colegios en espacios democráticos, lugar en el cual lo que se enseña no lo dirige las pruebas estandarizadas como el SIMCE y la PSU, sino que considera la escuela como un espacio cultural que responda a los intereses y necesidades de los estudiantes, con una participación activa de la comunidad en la toma de decisiones.

Considerando lo anterior el SUTE señala como necesario recalcar que la exigencia es pasar las escuelas y liceos a manos del Ministerio de Educación, por lo que rechazan la creación del organismo burocrático intermedio que propone la Reforma y la posibilidad que la educación pública pase a manos de fundaciones privadas o se consecionen a privados, tal como sucede con hospitales y cárceles. Aníbal Navarrete, presidente del Colegio de Profesores comunal Tomé, agrega a lo anterior, la necesidad de que el Estado financie la educación y que las escuelas sean administradas por las comunidades educativas.

Para el MUD, el punto de partida de una Reforma educacional debe considerar el fin al sistema de subvenciones en las escuelas municipales y creación de un presupuesto basal por escuela para avanzar a la gratuidad. En cuanto a los colegios particulares subvencionados, estos no pueden lucrar con fondos públicos, por lo que se deben congelar las subvenciones y poner fin a la creación de nuevos colegios de esta índole. En cuanto al lucro y la selección, señalan que el negocio de la educación se frenará efectivamente cuando el estado deje de financiar proyectos particulares de empresarios y asuma su responsabilidad como garante del derecho social; el fin a la selección debe ser universal no restringirlo a determinados colegios permitiendo la selección en colegios emblemáticos o particulares subvencionados con alto rendimiento como ha señalado el ministro de educación. Para lo anterior, indican, es fundamental que la educación como derecho social se consagre en la Constitución.

Para Anibal Navarrete lo fundamental es que la Reforma Educacional solo se centra en asuntos administrativos y no plantea la necesaria discusión sobre el proyecto educativo que debemos construir como país. ¿queremos mantener un sistema educativo que se orienta al consumo, la competencia, el individualismo y la sobreprotección a los proyectos privados?

Por otra parte, los docentes responden a la agenda corta propuesta por el MINEDUC exigiendo medidas a corto plazo. El SUTE indica que en el plano laboral el contrato de los trabajadores de la educación de instituciones municipales y particulares subvencionadas debe ser estatal, indefinido e igualado al de cualquier trabajador público, por lo que el trabajo a contrata debe ser eliminado para todos los profesores sin distinción. “Con esto se puede regular el trabajo en condiciones de dignidad y no al arbitrio de los especuladores financieros y sostenedores . Todo esto en los marcos de una Carrera funcionaria universal”. Con respecto al pago de la deuda históricas, las organizaciones señalan que el Estado no puede desentenderse y debe pagarla de forma inmediata, igualmente agregan la necesidad de establecer jubilaciones dignas a los 50 y 55 años para mujeres y hombres con el 100% de la última renta.

En cuanto al agobio laboral, las organizaciones coinciden en que para terminar con esta condición se necesitan medidas precisas y concretas: igualdad de horas lectivas (en la sala) y no lectivas (tiempo para planificar y producir clases); fin al SIMCE como prueba censal y estandarizada que cifra el devenir de las escuelas; y una carrera profesional docente “universal, todos los profesores deben tener derecho a una formación, perfeccionamiento, condiciones laborales y de retiro digno”, indica el MUD.

[FOTOS] Estudiantes y trabajadores de la educación marcharon exigiendo el cumplimiento de demandas

[FOTOS] Marcha de Profesores: No hay Reforma sin nosotros!!

Los anuncios son pa’ la tele: En educación se requieren medidas

Estas leyendo

Docentes se oponen a proyectos de gobierno y proponen alternativas al sistema educativo