El montaje de la conducción de la Nueva Mayoría en el Colegio de Profesores

El pasado viernes 26 se efectuó la Asamblea Nacional del Colegio de Profesores y Profesoras. El tema central era marcar una ruta del quehacer sobre la Agenda Corta, luego del histórico rechazo a la oferta del MINEDUC. Rechazo que se sumaba al del proyecto de fin al lucro, al copago y selección, tal como había sido presentado por el gobierno en su versión original.

En este complejo contexto, era esperado que el MINEDUC y sus amigos de la Conducción en el Colegio, se aprestaran a revertir esta compleja situación. El escenario, los actores y las pruebas estaban listos. Llegó así la Asamblea Nacional. 
Veamos los hechos:

1. Había pasado más de un mes y el Ministerio aún no entregaba una respuesta formal, por escrito, a la solicitud del Directorio Nacional, de retomar la mesa de trabajo por la  agenda corta y la contrapropuesta entregada.

2. El Jueves 25, vale decir, un día antes de la Asamblea Nacional, se efectuó la reunión del Directorio Nacional. Hasta ese entonces, el MINEDUC no había entregado ningún documento a las y los dirigentes, sabiendo que la Asamblea era al día siguiente.

3. Desde hace dos semanas, se sabe que la postura del gobierno para enfrentar la Agenda Corta era no restablecer la mesa de trabajo (tal como el Directorio Nacional lo exigía), por el contrario, su propuesta era abordar los temas de la agenda en el marco de la mesa de carrera docente. Dicho de otro modo, no se reconocía el histórico hito de participación del profesorado que había culminado con el rechazo. 

¿Qué pasó el día de la Asamblea Nacional?Curiosamente, el Presidente del Colegio de Profesores da a conocer en ese momento (sin informar antes siquiera al resto del Directorio que no asume su mirada) una carta enviada por el MINEDUC ¿Podría ser que el Gobierno entregó la carta ese mismo día en la mañana solo por descuido? ¿Por qué el MINEDUC, que había retardado aproximadamente un mes su respuesta, la da a conocer el  mismo día de la asamblea nacional? ¿Se estaba preparando un escenario? ¿Quiénes eran los otros actores de la escena? ¿Qué objetivos buscaban? Como estamos en la pedagogía de la pregunta, cada lector y lectora elabore sus propias respuestas. No olvidemos si, que es totalmente legítimo que el MINEDUC entregue ese mismo día  la respuesta. En estricto rigor, nada lo obliga a hacerlo antes.

El problema, en consecuencia, está en otro lado. Vamos a los hechos nuevamente. Si el rechazo a la propuesta del MINEDUC fue por más del 50% en un proceso de consulta a todas y todos los profesores de Chile, es razonable pensar que cualquier respuesta del Ministerio debiese discutirse con el profesorado, es decir, lo que correspondía hacer, el día de la asamblea nacional, era que el texto fuese presentado con la urgencia que en cada comunal y escuela se discutiese y en función de ello se zanjara la postura del magisterio. ¿Es muy descabellada esta idea? ¿Busca romper la unidad del gremio? Como esto  no ocurrió, veamos lo que podrían ser otros aspectos del escenario. 

A la luz de los hechos concretos y objetivos, todo indica que el propósito de la estrategia no era  otro que castrar todo intento democrático de discusión, reduciendo al mínimo los espacios y  sujetos que darían su veredicto, en rigor, solo aquellos y aquellas que asisten a la asamblea nacional. Visto así, por ejemplo, la postura que se tomaba por un determinado presidente comunal ni siquiera era la posición colegiada del directorio al cual pertenece, sino exclusivamente la de él o  ella. El escenario y los actores estaban completos. Se aprobaba de este modo, la “no respuesta”del MINEDUC a retomar la mesa de trabajo por la agenda corta obviando el histórico rechazo… después de todo, dicen por ahí, el rechazo fue básicamente por errores de procedimiento (votar  como un bloque y abrir el padrón), es decir, no por lo insuficiente de la respuesta. Para cerrar el escenario, el Presidente del Colegio de Profesores presenta, en momentos que terminaba la asamblea, un voto político (no indicando quién lo presentaba, siendo obvia en consecuencia, la autoría de la Nueva Mayoría) de respaldo a la reforma educacional expresada en el proyecto de fin al lucro, al copago y a la selección. Sí, el mismo proyecto que previamente había  sido discutido a nivel nacional y rechazado por las y los profesores. Cuesta creer que el máximo representante de una organización de docentes, presente tan importante moción y no abra el debate. Solo se lee y luego se tensiona a votar…apuradito. En momentos en que los sectores más  conservadores (DC e Iglesia) marcaron la pauta de las indicaciones sustitutivas al proyecto de ley y ninguna de las propuestas del movimiento social fueron incorporadas, la conducción de la Nueva Mayoría realiza el montaje de un supuesto voto de apoyo a la reforma. 

El tema no es si se comparten los objetivos, el tema es cómo se encaran. Si con más Estado  subsidiario y mercado, o sustrayendo a la educación de ella. El proyecto en el Congreso responde  a lo primero. Por eso las y los profesores estamos en contra de las reformas del Gobierno.Lo que queda claro hasta el momento son dos cosas. Mientras menos discusión de las bases y más cupular es la decisión, más avanza la Nueva Mayoría. Por el contrario, mientras más consulta al profesorado, más retrocede (véase la consulta sobre la primera versión del proyecto de fin al lucro y la consulta sobre la agenda corta). Segundo, lo que se resolvió y que Juan Soto, Dirigente  Nacional del Colegio de Profesores, militante del Partido Socialista, posteó en su twitter  @SotoJsoto @magisterionac “Conduccion d Nueva mayoría recibe gran respaldo en Asamblea del Colegio de Profesores q da su apoyo a la reforma educacional”, es un montaje porque las y los profesores de base no apoyamos el sentido que le está dando la Nueva Mayoría a la Reforma Educacional.

Estas leyendo

El montaje de la conducción de la Nueva Mayoría en el Colegio de Profesores