Ordenan reabrir línea investigativa que une a policías con tráfico de cocaína en caso Matute

La ministra Carola Rivas investigará la muerte del cabo segundo Marcos Martínez Sánchez, quien habría denunciado a altos mandos de Carabineros por tráfico de drogas.

Nuevos interrogatorios a carabineros en servicio activo y en retiro realizará en los próximos días la ministra a cargo de investigar la desaparición de Jorge Matute Johns, Carola Rivas, según publicó Radio Biobío este martes.

Luego de recibir por más de 14 horas y en dos jornadas distintas al mayor en retiro Andrés Ovalle, quien ratificó la entrega de nombres y cargos de policías presuntamente involucrados en tráfico de drogas y que se habrían visto envueltos circunstancialmente en el encubrimiento del crimen de Matute, la magistrado anunció que analizará antecedentes previamente desechados por la investigación del comisario de la PDI, Héctor Arenas, dando un sorpresivo vuelco a las indagatorias encabezadas anteriormente por tres jueces de Concepción.

De acuerdo al informe de La Radio, Rivas viajó a Talcahuano para recuperar los expedientes judiciales relativos a la muerte del cabo segundo Marcos Martínez Sánchez, quien habría denunciado a altos mandos de Carabineros por tráfico de drogas – como refiere uno de los testimonios aportados por el mayor Ovalle hace algunas semanas al tribunal – y la causa del denominado “cartel del Carbón”, que se inició en julio de 2000 tras la detención del traficante coronelino Manuel Hernández Delgado, alias Mañungo.

El acceso a los expedientes radicaría en el interés de investigar el papel jugado por algunos carabineros que intervinieron como potenciales obstructores en la causa de Jorge Matute, y que coinciden con aquellos que aparecen mencionados – en el sumario interno de la institución, y en los documentos de Talcahuano – como protectores de una red de abastecimiento de cocaína donde también se involucra a un diputado fallecido.

Según recabó El Ciudadano en terreno, se estaría evaluando además la comparecencia de algunos familiares del cabo Martínez, quienes mostraron esperanza en proceder a la exhumación del cadáver del uniformado para demostrar que éste no se suicidó, sino que fue víctima de un homicidio encubierto por el mando institucional y que se mantiene impune hasta la actualidad.

Matías Rojas

El Ciudadano

Estas leyendo

Ordenan reabrir línea investigativa que une a policías con tráfico de cocaína en caso Matute