Ministerio del Deporte bloquea donaciones a sociedades anónimas del fútbol

Tres empresas del fútbol profesional –Colo Colo, Deportes Concepción y Cobreloa- hicieron uso irregular del sistema de donaciones deportivas que genera importantes rebajas tributarias. Así lo determinó una investigación del Ministerio del Deporte tras un reportaje de CIPER que identificó al menos a siete sociedades del fútbol que usaron un beneficio reservado sólo para entidades sin fines de lucro. Impuestos Internos debe determinar si hay infracciones a las normas tributarias. Blanco y Negro es la empresa que más ha utilizado esta vía de financiamiento: entre 2010 y 2013 recibió $1.065 millones.

El Ministerio del Deporte (Mindep) decidió bloquear el acceso de todas las sociedades anónimas del fútbol profesional al sistema de donaciones deportivas. La medida fue adoptada tras la constatación hecha por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) de que al menos tres de estas empresas –Colo Colo, Cobreloa y Deportes Concepción- recibieron donaciones que generan importantes rebajas tributarias, a pesar de que la ley establece que ese beneficio está reservado sólo para organizaciones sin fines de lucro. La nómina de las sociedades del fútbol profesional que han incurrido en esta irregularidad es más amplia, pero sus nombres serán el resultado de una investigación en curso del ministerio.

Fue una investigación publicada por CIPER el pasado 27 de agosto (vea el reportaje “El millonario negocio de las donaciones deportivas”) la que dejó en evidencia que al menos siete sociedades del fútbol profesional estaban financiando una parte importante de su negocio -las series de jugadores infantiles y juveniles- mediante el uso de donaciones reguladas por la Ley del Deporte.

La irregularidad fue informada por el mismo ministerio al Servicio de Impuestos Internos (SII), organismo que ahora deberá pronunciarse respecto de si se generaron infracciones a la normativa tributaria que den pie a acciones judiciales.  El Mindep también ofició a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), entidad que fiscaliza el funcionamiento de las sociedades del fútbol profesional, a objeto de que determine si se deben imponer sanciones.

-La supervisión de las sociedades anónimas deportivas profesionales corresponde a la superintendencia, de acuerdo a la ley de sociedades anónimas deportivas (…). Lo que debiera operar son las sanciones que puede tomar la SVS, algo que podría llegar hasta a la disolución de la sociedad anónima –indicó a CIPER el director jurídico del Ministerio del Deporte, Ernesto Galaz.

De acuerdo con los registros del Instituto Nacional del Deporte, la sociedad anónima que más ha utilizado esta vía de financiamiento irregular es Blanco y Negro, concesionaria que administra los bienes de Colo Colo. La sociedad controladora del club popular accedió entre 2010 y 2012 a donaciones que sumaron un total de $1.065 millones para financiar sus series menores (infantiles y juveniles). Los contribuyentes que hicieron esos aportes, obtuvieron rebajas tributarias de hasta un 50% de lo donado.

Al conocer los detalles revelados por CIPER en agosto pasado, la ministra del Deporte, Natalia Riffo, señaló que se iniciaría una investigación:

-Solicité que se revisaran estas dudas, en particular por la participación de sociedades anónimas en un beneficio para entidades sin fines de lucro. Si se encuentran irregularidades, se realizará una investigación.

El 4 de septiembre la ministra Riffo se presentó ante la Comisión de Deportes y Recreación de la Cámara de Diputados, tras la publicación de CIPER, donde se comprometió a investigar lo ocurrido. Luego, al interior del Mindep se inició la recopilación de antecedentes para proponer medidas correctivas, las que serán presentadas próximamente a la misma comisión parlamentaria.

Justo antes de que se dieran a conocer las correcciones, arreciaron las críticas al Mindep por haber favorecido al fútbol por sobre otras disciplinas en el presupuesto 2015. Este miércoles 29 de octubre unos 150 atletas protestaron frente a La Moneda porque cerca del 90% del aumento de presupuesto para el deporte de alto rendimiento fue inicialmente destinado a subsidiar entradas para el Mundial de Fútbol Sub 17, torneo que se jugará el próximo año en nuestro país. Aunque finalmente el gobierno comprometió un incremento efectivo de $3 mil millones para el alto rendimiento, la molestia de los atletas se hizo sentir en Palacio, donde fueron recibidos por la ministra Riffo y el secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde.

LA MÁSCARA DEL “FÚTBOL JOVEN”

En el período 2010-2013 las donaciones deportivas sumaron un total que superó los $58 mil millones. Y si se agrega lo que va de 2014, la cifra estaría llegando a unos $70 mil millones. Los registros del Instituto Nacional del Deporte (IND) indican que, hasta 2013, las cinco empresas que más habían donado son: Copec ($5.353 millones), Nestlé ($3.023 millones), Coca Cola ($2.621 millones), Banco BCI ($2.291 millones) y VTR ($1.944 millones).

Los antecedentes revisados por CIPER indican que a lo menos siete sociedades de fútbol profesional han utilizado el sistema de donaciones deportivas: Colo Colo, Everton, Wanderers, Cobreloa, Audax Italiano, Unión Española y O’Higgins. En el caso de Universidad Católica, no fue la sociedad Cruzados SADP la que accedió a las donaciones, sino la Fundación Club Deportivo Universidad Católica, entidad sin fines de lucro que entregó la concesión de sus derechos en el fútbol profesional.

Para vulnerar el filtro que exige que las donaciones sólo beneficien a organizaciones sin fines de lucro, las  sociedades que accedieron al sistema se presentaban bajo otros nombres: Club Deportivo Colo Colo Fútbol Joven, Cobreloa Fútbol Joven, Club Deportivo La Celeste (O’Higgins), Everton Fútbol Joven y Fuerza, Garra y Corazón Fútbol Joven (Deportes Concepción), entre otros.

El “fútbol joven” es presentado por Blanco y Negro en su página web como una de sus “unidades de negocios” más importante, “donde nacen y se forman los futbolistas del futuro”. Efectivamente, uno de los principales activos de un club de fútbol profesional son los derechos federativos de los jugadores formados en sus series menores, los que en algunos casos pueden valorizarse en millones de dólares. En ese sentido, es inexplicable que el Estado subsidie, por la vía de rebajas tributarias, un negocio privado millonario.

También resulta inaudito que el Instituto Nacional del Deporte, entidad encargada de calificar a las organizaciones que acceden al sistema de donaciones, haya considerado como entidades sin fines de lucro a las series infantiles y juveniles de clubes profesionales. Más aún cuando el subsecretario de Deportes y responsable del IND en los últimos años fue Gabriel Ruiz Tagle, quien conocía perfectamente la importancia del “semillero” de jugadores para el negocio del fútbol profesional, ya que fue presidente y accionista mayoritario de Blanco y Negro S.A.

LA PROPUESTA

A fines de agosto, el Mindep pidió a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que le informara si en sus registros aparecen sociedades anónimas del fútbol profesional que declaren haber recibido donaciones sujetas a la franquicia tributaria regulada por la Ley del Deporte. En su respuesta, la SVS señaló que en las memorias anuales de Cobreloa SADP, Fuerza, Garra y Corazón SADP (Deportes Concepción) y Blanco y Negro S.A. se mencionaba el uso de estas donaciones para financiar sus divisiones menores.

Sobre la base de lo informado por la SVS, el análisis jurídico realizado al interior del Ministerio del Deporte indicó que la situación descrita contraviene la legislación vigente. Específicamente, el artículo 64 de la Ley del Deporte, que prohíbe a las personas jurídicas con fines de lucro recibir o dar donaciones. Según el mismo análisis, la fiscalización y responsabilidad de evitar estas prácticas irregulares recaía en el Instituto Nacional del Deporte, organismo que debía verificar el cumplimiento de los requisitos y exigencias.

Respecto de investigar y sancionar responsabilidades internas, el director jurídico del Mindep, Ernesto Galaz, señaló que se hará una investigación, pero no “una caza de brujas”:

– Nos interesa perfeccionar los mecanismos para que estas cosas no vuelvan a pasar, porque lo que aquí hay es que son las sociedades anónimas las que dolosamente solicitaron recursos al Estado. Finalmente, ellos son los principales responsables por haber engañado al Estado –dijo Galaz.

Entre las medidas anunciadas por el director jurídico del ministerio, se cuenta “mejorar las bases de postulación, borrar de los registros a los clubes que sabemos que son sociedades anónimas y hacer una investigación específica a aquellas organizaciones con denominaciones de ‘fútbol joven’”. De esta forma, el Mindep iniciaría un plan de supervigilancia a todas las instituciones que lleven el nombre de “fútbol joven” o que estén vinculadas a una Organización Deportiva Profesional. De esta manera, se verificará si existen más sociedades que estén incurriendo en la misma irregularidad.

EL CABO SUELTO

Otra arista denunciada por el reportaje inicial de CIPER fueron las “agencias” deportivas, quienes se presentan ante el Instituto Nacional del Deporte como clubes sin fines de lucro, pero en verdad cobran una comisión a las empresas que desean organizar eventos deportivos y rebajar impuestos.

Las agencias operan presentando ante el IND una serie de proyectos deportivos (corridas, baile entretenido, cicletadas, entre otros) que han sido pactados previamente con las empresas que desean pagar menos impuestos. El IND aprueba esos proyectos y los incluye en las nóminas que se publican cuatro veces al año para recibir donaciones. Finalmente, el dinero lo pone la misma empresa interesada en descontar tributos. Con este modelo de negocios, las “agencias” capturaron el 66% de las donaciones (más de $11.697 millones) en 2013.

El director jurídico del Mindep, Ernesto Galaz, señaló que también están estudiando medidas para que el sistema privilegie a las organizaciones deportivas sin fines de lucro por sobre estas agencias:

– Para el sistema de donaciones de 2015 ya cambiamos los criterios de selección (de los proyectos que son habilitados para recibir donaciones) y vamos a cambiar las bases de participación para limitar al máximo las contraprestaciones. Se limitará la participación de agencias o personas jurídicas. Antes no había límite. Todavía estamos buscando cuál es el mejor número, pero se va a buscar una manera más concreta de controlar, para que no sea un conjunto de agencias las que se lleven un 50% o un 60% de las donaciones.

“No tenemos imperio para decir sabe que más, las agencias no van a participar, porque así como hay agencias buenas, hay agencias malas”,  remató Galaz.  Por eso, el Ministerio del Deporte hará una campaña de capacitación a organizaciones deportivas, para que ellas mismas puedan postular y no tengan que acudir a agencias.

http://ciperchile.cl/2014/10/29/ministerio-del-deporte-bloquea-donaciones-a-sociedades-anonimas-del-futbol/

Estas leyendo

Ministerio del Deporte bloquea donaciones a sociedades anónimas del fútbol