En Salud

Trabajadores de los CESFAM exigen al gobierno incremento de presupuesto en salud para el 2015.

A través de una declaración pública, la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (CONFUSAM) hizo público su descontento con el presupuesto  de salud propuesto por el gobierno para el próximo 2015. La organización gremial señala que “la propuesta gubernamental plantea un porcentaje de 7.2% de incremento al valor actual del per cápita de $ 3.780, con lo que, de aprobarse la iniciativa legislativa del Ejecutivo, en el 2015, dicho valor llegaría a $ 4.188, cifra muy lejana a los $ 5.800 planteado en el reciente estudio de la Asociación Chilena de Municipios y coincidente en su valor final con un estudio similar realizado por la Universidad de Chile con anterioridad.”

Cabe mencionar que dentro de las demandas de los trabajadores de los CESFAM en su última movilización, había un ítem que contemplaba el aumento notorio de presupuesto per cápita en salud pero para el año 2016.

 

La CONFUSAM agrega que este coste se encuentra distorsionado pues “el valor per cápita es una cifra obtenida a partir del cálculo realizado hace más de una década sobre cuánto cuesta ejecutar una canasta básica de prestaciones en los consultorios dependientes de los municipios, valor que a su vez se corrige por consideraciones relativas a pobreza y ruralidad.” y agregan que esta realidad es conocida por las autoridades de gobierno quienes tienen claro que “dicho valor fue subvalorado por cuanto se carecía en aquella época de información suficiente para realizar un costeo que reflejase la realidad, aplicando incluso criterios para definir pobreza comunal que concluyeron que Las Condes y Renca tienen similares condiciones socio económicas.”

 

Los reclamos no son menores pues, y como lo ha señalado también la FENATS -los trabajadores de los hospitales- hay carencia en los presupuestos de atención pública, pero desvíos millonarios hacia el sector privado “nos parece además necesario terminar con el desangre que supone la compra de prestaciones AUGE en clínicas privadas, ítem que para el 2015 contempla una cifra de U S 1.000 millones de dólares, monto que destinado a la salud pública, posibilitarían evitar compras que solo contribuyen a abultar las inmensas utilidades de la salud privada” finalizan.

 

Son 11 millones de chilenos los que se atienden en la salud municipal, por lo que la exigencia del gremio al gobierno y los parlamentarios no es menor. La crisis que actualmente vive el sistema de salud público tiene que ver precisamente con las denuncias de la CONFUSAM: escasa inversión en el sector público y millonarios desvíos – a través de la prestación de servicios- al sector privado.

 

 

Estas leyendo

Trabajadores de los CESFAM exigen al gobierno incremento de presupuesto en salud para el 2015.