Una agitada semana programan agrupaciones de trabajadores.

A la paralización -obligada por las bases comunales del Colegio de Profesores- de los docentes que va revistiendo un carácter nacional e indefinido, se les sumará esta semana la paralización de sus compañeros de trabajo, los asistentes de la educación que se movilizaran este jueves y viernes a nivel nacional. A ellos se les sumará la movilización -posiblemente ascendente- de los funcionarios públicos de la ANEF, que ya anunciaron una movilización para este miércoles ante el bajo porcentaje de aumento de sueldo para los trabajadores fiscales. También hoy por la mañana los trabajadores del Hospital Psiquiátrico también se declararon en paro debido a la falta de medicamentos.

Los primeros días de esta semana los profesores evaluarán la propuesta emanada del MINEDUC respecto a los 5 puntos de la Agenda Corta. Según consignan varios docentes movilizados a Resumen, la propuesta del Ministerio no va más lejos de lo que ya se ha rechazado en otras oportunidades, por lo que muchos comunales de Profesores se encuentran aún en paro indefinido y piensan continuar con la medida hasta conseguir respuestas satisfactorias a sus demandas:

-la titularidad de profesores a contrata (y no la engañosa indicación presentada por el Mineduc),
-un reajuste salario mínimo docente,
-bono de incentivo al retiro para profesores mayores,
-el fin al agobio laboral, lo que implica la reformulación de la evaluación docente, el fin al SIMCE, el establecimiento un 50% de horas contratadas para el trabajo de reparación de clases y el tiempo restante destinado a su realización,
-y el pago de la deuda histórica a docentes que trabajaban en el período de municipalización del sistema escolar y que en este proceso no se le reconoció el aumento salarial conquistado con difíciles luchas en plena Dictadura.

Los asistentes de la educación por su parte, anunciaron una paralización para mañana martes y el miércoles, la que se estaría evaluando tras el acuerdo logrado por su directiva nacional. De igual modo que la movilización docente, los asistentes de la educación tienen críticas hacia el acuerdo logrado y hoy en la tarde definirán si realizan de todos modos la paralización. Las demandas de los asistentes guardan relación con carrera funcionaria y la nueva institucionalidad que se plantea el gobierno mediante un proyecto de ley que debería entrar a discusión parlamentaria luego de zanjar los proyectos del copago, lucro y selección,  como parte de la llamada “reforma de la educación”. A ellas se agrega también una agenda corta que incluye 9 puntos relacionado con la estabilidad laboral y mejoras salariales.

A estas movilizaciones se suma la marcha convocada por la ANEF este miércoles, debido al reajuste de salarios del sector público. El gobierno ofreció a los empleados fiscales un 3% de aumento por IPC proyectado al 2015, lo que para los trabajadores significa en realidad una baja de su poder adquisitivo  y por lo mismo manifestaron un amplio rechazo. Exigen que haya un aumento salarial escalado del 7% sobre el IPC para los sueldos inferiores a 800 mil pesos y de 5% sobre ese monto. Desde la ANEF Regional no descartaron una paralización de actividades.

En el Hospital Psiquiátrico de Concepción la situación es insostenible. Según han denunciado los trabajadores -realidad ha sido reconocida por las autoridades de salud de la región-, no habría medicamentos de uso interno en el hospital, lo que pone en serio riesgo a los funcionarios debido a las descompensaciones que sufren los pacientes. La semana pasada protagonizaron un paro durante el día miércoles por esta situación, y los días jueves y viernes se sumaron a la paralización regional debido a la precariedad que sufre el sistema de salud público y las también precarias condiciones de los funcionarios. Desde la FENATS no descartan sumarse al paro del Psiquiátrico para apoyar las reivindicaciones de sus compañeros de trabajo.

 

Una semana bastante agitada, similar a la anterior se espera debido a un embrionario despertar de los trabajadores.

 

 

Estas leyendo

Una agitada semana programan agrupaciones de trabajadores.