[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Puede alguien sentirse inocente?

PARTE 1

PARTE 2

Más allá de las leyes histéricas del Congreso norteamericano… incluso más allá de la confirmación de que Estados Unidos contratará miles de mercenarios para ir a Irak y a Afganistán… más allá de esas y tantas otras obviedades, fue en Nueva York, esta semana, donde los policías dejaron en claro que nuestro frágil mundo ya está sumido en la Tercera Guerra Mundial.

Fue cuando, en el homenaje fúnebre a los dos policías asesinados por un psicópata negro, varios cientos de policías blancos, miembros del Sindicato Policial de Nueva York, tuvieron la insolencia de volverle la espalda al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

La injuriosa actitud de los policías se basaba, fíjese usted, en que el alcalde no había ordenado que piquetes policiales intervinieran para impedir las protestas por la brutalidad policial que en una secuencia de pocos días llevó a la muerte de cinco personas de raza negra, que estaban desarmadas, y entre las cuales se contaba incluso un niño de 12 años.

A juicio del dirigente sindical de los policías, el sólo no haber impedido las protestas de la gente, hacía que el alcalde de Blasio quedase como responsable de la muerte de los dos policías que fueron atacados mientras estaban estacionados en su patrullera.

Ninguno de los grandes medios informativos de Estados Unidos puso en duda la legitimidad de esa acusación contra el alcalde. Tampoco le dieron importancia a que unos funcionarios policiales calumniaran y vejaran a una autoridad elegida por votación ciudadana.

Y todavía, esos grandes medios noticiosos tampoco quisieron tomar en cuenta que el criterio del sindicato de policías apunta sin ambages a que la efervescencia y las protestas de la base social, según ellos, hay que reprimirlas con más brutalidad policial.

 

 

 

Por fortuna, en Estados Unidos todavía sobreviven blogs y sitios periodísticos de Internet que ya se han ganado un prestigio sólido. De hecho, por ejemplo, el periódico digital La Nación, The Nation.com, contabiliza más de 500 mil visitas diarias, y otras tantas llegan a Infowars y OpedN.

Es así que ya son millones los estadounidenses que han tomado conciencia de que la feroz militarización de las policías, su armamento de guerra y su entrenamiento, no sólo tienen ya el efecto de crear un vendaval de escándalos y crímenes por brutalidad policial… Más que eso, ya se ha creado una auténtica enemistad entre esas tropas policiales y una masa creciente de la sociedad, sobre todo la gente de raza negra y otras minorías étnicas.

Ya en estos momentos hay una verdadera campaña de guerra para intervenir las comunicaciones de twitter y otras redes sociales, incluyendo los correos electrónicos, a fin de detectar opiniones y mensajes que puedan considerarse amenazantes contra la policía o algunos políticos.

De hecho en los últimos días han sido arrestadas decenas de personas en Nueva York, Massachusetts, Colorado y Nueva Jersey, -es lo que está registrado- por hacer comentarios que implican que el asesinato de los dos policías de Nueva York fue resultado en realidad de la reiterada brutalidad policial y de la complicidad del poder judicial que ha bloqueado todos los intentos de llevar a juicio a los policías homicidas.

Para muchos analistas, la actual política propia de un estado policial dictatorial, está teniendo el efecto de la llamada “profecía auto-cumplida”. O sea, hacer anuncios, publicitar supuestas amenazas y justificar la violencia represiva, con lo cual se va acumulando una exasperación progresiva de la gente que por último comienza a estallar en asonadas callejas y disturbios violentos… que los mismos represores exhiben entonces como prueba de que era preciso reprimir más duramente y desde antes.

 

 

 

Pero eso es sólo el caso de Estados Unidos. En México, han surgido indicios muy fuertes de que no sólo los policías corruptos actuaron en connivencia con los carteles de narcotraficantes. Ahora se está denunciando que efectivos militares, incluyendo altos oficiales de las fuerzas armadas de México, estaban coludidos en el secuestro y el asesinato de los 43 estudiantes en el estado de Guerrero, y de los cientos de otros cuerpos encontrados en fosas clandestinas.

El jueves y el viernes, una muchedumbre avanzó contra los edificios de una base militar de México, donde pintaron denuncias y acusaciones, así como, fíjese usted, llamamientos a que los militares limpios se nieguen a tratar como enemigos a sus propios compatriotas.

Por fortuna, las tropas se limitaron a mantener cerrados los accesos al recinto militar, y las protestas no dejaron heridos. Sin embargo, también antes de ayer, otro sacerdote fue secuestrado en México y su cuerpo apareció horas más tarde, con un balazo en la cabeza. En menos de 3 meses, han sido asesinados once sacerdotes comprometidos con las organizaciones sociales.

Y en tanto, dirigentes de los partidos de izquierda y de las organizaciones sociales, reclamaron ante la embajada de Alemania, por la venta de armas y el entrenamiento que el gobierno alemán proporciona a la policía mexicana, con lo cual los alemanes aparecen como cómplices o facilitadores de la brutalidad policial y la corrupción implicada con el narcotráfico.

 

 

 

Volviendo a Estados Unidos, la prestigiosa agencia informativa Reuters publicó antes de ayer una serie de entrevistas a policías negros de Nueva York, y, con una única excepción, todos afirmaron que se sienten víctimas de prejuicios raciales, que sufren postergaciones y malos tratos que a veces llegan a ser muy humillantes, y que cuando presentan quejas a sus superiores, por situaciones abusivas, sus reclamos se pierden y no resuelven nada ni identifican a ningún abusador.

Indican también que las comisiones calificadoras están integradas exclusivamente por blancos, lo mismo que los que aprueban la contratación de agentes y los ascensos.

O sea, el cuadro que presentan aquellas entrevistas publicadas por la Reuters hacen prever que también en el seno mismo de la fuerza policial puede estar gestándose una tensión social y racial que podría encauzarse de manera alarmante.

Y al otro lado del Atlántico, en España, la tensión social está aumentando velozmente luego que una alianza de la derecha oficialista, con el partido socialista español, aprobó una ley llamada “De Seguridad Pública”, y que ya fue calificada como Ley Mordaza, que prohíbe, fíjese usted, cualquiera expresión o información negativa referente al gobierno o al manejo de la crisis económica, es obligatorio decir que está todo regio.

En esa ley se incluye, por ejemplo, una multa de 30 mil euros, o sea cerca de 17 millones de pesos chilenos, a quien suba a la red una fotografía de policías apaleando a los que participan en protestas. El que le diga algo que suene insolente a un policía, será condenado a una multa de casi 600 euros, o sea unos 400 mil pesos chilenos.

De acuerdo a una encuesta realizada por el diario El País, fíjese usted, el 82 por ciento de la gente se siente furiosa y quiere que esa ley sea revocada de inmediato.

 

 

 

En fin, a ambos lados del Atlántico se está haciendo evidente que existe un divorcio cada vez más profundo entre las bases sociales, la gente común y las cúpulas políticas y sus instituciones que están apareciendo como recovecos de secretismo y corrupción. Ya es famoso el informe presentado por investigadores Martin Gilens, de la Universidad de Princeton, y Benjamin G. Page, de la Universidad Northwestern, que demuestran que en Estados Unidos la voluntad de los ciudadanos tiene una influencia casi igual a cero en las decisiones del congreso y de los ministerios, mientras que, en cambio, los grupos financieros y las empresas imponen sus deseos y opiniones casi invariablemente.

De allí que ambos investigadores hayan puesto en duda si actualmente en Estados Unidos existe realmente una democracia o si se trata sólo de un juego oligárquico, de los grupos económicos y de las organizaciones políticas institucionalizadas e instrumentalizadas, por supuesto

Por lo tanto, queda claro que en el gobierno del demócrata Barack Obama ocupan los cargos centrales de planificación y política internacional prácticamente las mismas personas que se desempeñaban en el gobierno republicano de George W Bush. De hecho, nada menos que la subsecretaria de Estado y jefe máximo de la diplomacia de Estados Unidos en Europa, doña Victoria Nuland, está casada con el americano-israelí Robert Kagan, principal ideólogo del destino imperial de Estados Unidos.

Es decir, del Nuevo Orden Mundial bajo control de Estados Unidos, sobre la base de un predominio militar gigantesco, abrumadoramente superior a la totalidad de los demás ejércitos del mundo.

En esa perspectiva, el bipartidismo de la política de Estados Unidos, no es más que una triquiñuela para mantenerse en el poder con un mismo grupo central de una misma oligarquía.

 

 

 

En realidad, en este final del año 2014, hay consenso mundial de que estamos al borde de enfrentamientos más y más cruentos, y que la correlación de fuerzas seguirá moviéndose y cambiando según sea la habilidad o el genio estratégico de los principales líderes.

En Europa la crisis económica sigue agravándose, aunque se lanzan numerosos anuncios de publicidad optimista. Las fábricas de la Ford y la General Motors cerraron ahora en diciembre, dejando en la cesantía a varios miles de trabajadores que habían alcanzado excelencia laboral y percibían muy buenos sueldos. Se trata de personas que ya son mayores, de más de 45 años, y que no sólo dejaron de ganar su sueldo. Además ahora ya no tienen ninguna posibilidad de encontrar otro trabajo equivalente.

En Bélgica, un paro general se ha mantenido por oleadas de huelgas desde el 15 de diciembre, paralizando los transportes aéreos, ferroviarios y marítimos, y terrestres por carretera, paralizaron los bancos y las oficinas, y están anunciando que seguirán con esos paros hasta que el gobierno ponga fin a las reformas económicas impuestas por la Unión Europea.

En Francia, donde el gobierno estaba dándose ínfulas de supuestos avances económicos, el 24 de diciembre recibió el chaparrón de que la cesantía sigue creciendo incontroladamente. Y en Grecia, hay un desfile de importantes políticos y funcionarios de toda la Unión Europea, que llegan para tratar de impedir que se llame a elecciones anticipadas en las que la izquierda aparece como ganadora absoluta.

Y de vuelta a Estados Unidos, el economista y ex subsecretario de Hacienda del gobierno de Ronald Reagan, Paul Craig Roberts, esta semana denunció que las supuestas cifras de robusto crecimiento de la economía de Estados Unidos, presentada por el presidente Obama, no es más que un montaje artificioso, que contradice las propias cifras del mismo gobierno.

De hecho, aparece proyectando un crecimiento del 4%, cuando la producción industrial ha caído en más de un 7%, y la balanza comercial se muestra todavía más deficitaria que antes. ¿De dónde saldría entonces la supuesta ganancia, si los hechos concretos lo que muestran son pérdidas?

 

 

 

Entre los hombres de ciencia que se muestran más pesimistas, se cuenta el economista profesor Michel Kossudowsky, de la Universidad de Ottawa, Canadá, quien, derechamente, señala que hay una guerra globalizada, creada ya por Estados Unidos, y dirigida, fíjese usted, contra de la humanidad.

El profesor Kossudowsky dice que Washington ha arrastrado al resto del mundo hasta este punto que es el borde mismo de una guerra nuclear. Textualmente, señala que la globalización de la guerra por Estados Unidos es un proyecto hegemónico. Que una multitud de operaciones encubiertas están lanzándose simultáneamente en todos los puntos del planeta, en el torturado Medio Oriente, en Europa Oriental, en el África subsahariana, en Asia Central y en el lejano Oriente.

Son operaciones dirigidas a crear grandes teatros de enfrentamientos militares, y también insidiosas operaciones encubiertas para provocar caos políticos, desestabilizar gobiernos y reemplazar gobernantes por títeres sumisos.

Según el profesor Michel Kossudowsky, la agenda militar diseñada por Estados Unidos generó sistemática y fríamente las aventuras sangrientas de Estados Unidos con sus subalternos de la OTAN e Israel, en Libia, Afganistán, Pakistán, Palestina, Ucrania, Siria e Irak. Más aún, sostiene que Israel lanzó su sanguinario ataque contra Gaza en julio y agosto de este año, con total aunque hipócrita connivencia con el régimen de Barack Obama.

 

 

 

Así, el economista Michel Kossudowsky muestra un paisaje planetario que parece uno de esos dibujos hechos con puntitos que hay que ir uniendo con simples líneas. La arremetida brutal del aparato de propaganda occidental contra los gobiernos que no se someten al dictado de la OTAN, concretamente, Hungría, donde el primer ministro Viktor Orban, un derechista liberal tradicional, ahora ha sido calificado por Estados Unidos como un “dictador neofascista”, porque se negó a sumarse a las sanciones contra Rusia.

Lo mismo ocurre con el gobierno de Serbia, al que están amenazando con negarle definitivamente acceso a la Unión Europea, y al de Turquía, donde al presidente Tadyip Erdogan súbitamente comenzaron a calificarlo de autócrata tirano y violador de los derechos humanos.

Y aquí en América Latina, la arremetida artificial contra el precio del petróleo intenta llevar a la ruina la economía de Venezuela, a la vez que paralizar los grandes nuevos yacimientos petroleros de Argentina y de Cuba, cuyos pozos de profundidad en su mar territorial con estos precios ya no pueden ser explotados.

Pero además, también se lanzó ya una abrumadora campaña de prensa subversiva para entorpecer la asunción de la presidente electa Dilma Rousseff, con oleadas incesantes de artículos y noticias venenosas, a menudo calumniosas, mientras en Brasilia diariamente se suceden manifestaciones de algunos miles de manifestantes bien vestidos, que claman estentóreamente por el retornó de una buena dictadura militar.

Y qué decir de Nicaragua, el comienzo de los trabajos previos para la construcción del Gran Canal Interoceánico, ya está siendo bombardeado con publicaciones dudosas y a menudo calumniosas, incitando a la formación de piquetes de resistencia contra el Canal, bajo pretextos ecológicos, nacionalistas e incluso racistas, instigando al odio contra los chinos por ser chinos.

Mientras tanto, ocultan que la empresa del Gran Canal, que cuenta con respaldo del gobierno chino, aunque es una entidad privada, en estos momentos está elaborando, junto con el gobierno de Nicaragua y con representantes indígenas y campesinos, todos los puntos referentes a pactar la minimización del impacto ambiental y a compensar satisfactoriamente a los campesinos e indígenas, y a garantizar, de paso, la soberanía de Nicaragua sobre el Gran Canal y la plena fiscalización sobre su manejo y sus finanzas.

De hecho, fuera de los 50 mil trabajadores que participarán en la construcción del Canal, esta obra creará directamente 250 mil puestos de trabajo permanentes y generará decenas de miles de otros puestos de trabajo indirecto.

Básicamente, la oposición aparece instrumentalizada para obstaculizar la obra hasta obligarla a pactar una participación dominante de Estados Unidos.

 

 

 

Así, pues, en Estados Unidos y la mayoría del mundo civilizado, existe ya la conciencia de que la crisis económica mundial continúa agravándose. Un informe emanado de uno de los grupos de analistas de la CIA, está reiterando, la semana pasada, que la economía de Estados Unidos en realidad está al borde el colapso, y precisamente por ello la guerra está siendo considerada como última y única alternativa para evitar el derrumbe.

Ya, al parecer, a nadie le importa un bledo el ejercicio de los procedimientos llamados “democráticos”. Ahora se trata sólo de estrategia, de conducción y liderato por parte de estrategas y estadistas militarizados.

Si se precipitan los acontecimientos, obviamente las economías abandonarán sus parámetros y sus normas, las potencias en conflicto emitirán su propio financiamiento cada una, en una denominación monetaria que tendrá por respaldo no el oro, ni la balanza comercial. No. El respaldo final será… la VICTORIA.

La victoria aparece así como el valor económico supremo y también como el supremo valor de conducción política y jurídica a nivel planetario.

El que gane se va a quedar con todo… bueno, con todo lo que quede después de una conflagración que sin duda incluirá el lanzamiento de muchas bombas atómicas.

 

 

 

Bueno pues, había que contar estas verdades aunque sea el día de los Santos Inocentes. Cuando los niños fueron exterminados por ese loco rey Herodes. Pero los niños no podían hacer nada. No tenían con qué enfrentar el horror.

Pero nosotros, si nos atreviéramos a hacerlo, quizás sí podríamos intentar algo. Es decir, podríamos ser inocentes. No hacernos cómplices del horror, por pura cobardía o por flojera o por escepticismo.

En estos momentos… ¿quién podría sentir que es inocente?

¡Hasta la próxima, amigos! Cuídense, es necesario. Hay peligro….

 

Fuente imagen: http://www.republica.com/wp-content/uploads/2014/12/policias1.jpg

+ CRÓNICAS:

 

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Es Rusia la que está en Crisis?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: “la sombra de la destrucción del medio ambiente planetario”

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Chile ¿el menos corrupto de América Latina?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Qué pasaría si el dólar pierde su valor?.

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Verdad Enojona.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: “Pato Cojo”

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: El desolador futuro de los jóvenes

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Oscuros Secretos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: la crisis del Ébola

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Latinoamérica se orienta al BRICS frente a la injerencia norteamericana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Estampida hacia el barranco.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Ruina Aclara las Ideas.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Experimento fallido.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: El rey Midas se murió de hambre.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha. EEUU: Los que siembran vientos cosechan tempestades

[AUDIO]¿Vendrá la 1ª Guerra Mundial del Siglo 21?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Herencia de Judas

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Preguntas en torno al avión derribado en Ucrania

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Rusia y Latinoamérica

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: hacia un verdadero colapso

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Deseos

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: La actualidad en Irak

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Peligro Creciente

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Comedia Humana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Sindicatos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Europa Senil.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Bisagras de la Historia

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: El Verbo.

Crónica Ruperto Concha: Bomba Demográfica

 

Crónica de Ruperto Concha: El Ojo del Huracán.

 

Crónica de Ruperto Concha: El Colapso del dólar

 

Crónica de Ruperto Concha: Mentiras fáciles

 

La Vergüenza

 

Ucrania y Venezuela

 

 

Destino US post Snowden

 

Planeta agonizante

 

Belicismo

 

“Demografía”

 

Decadencia de los Imperios

 

“Lo que dice la ciencia”

 

“Terrorismo”

 

“El Dinero”

“Corea”

 

“Dinero y Guerra”

 

EEUU: Hacia Un Estado Policial

 

“Papa Francisco I”

 

Hugo Chávez caudillo más allá de lo imposible

 

“Reordenamiento”

 

“Malas Señales”

Ajedrez Mundial

Estas leyendo

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Puede alguien sentirse inocente?