Lirquén se expresa en consulta a favor de ser comuna y en contra de GNL Penco.

Luego del rotundo rechazo del Consejo Regional del Bío Bío (26-0) al proyecto de la empresa BiobioGenera de construir un terminal de GNL en la Bahía de Concepción y gasoducto que transportaría el combustible hacia la Central Termoeléctrica El Campesino en Bulnes y el reciente nuevo rechazo del Consejo Regional de 25 votos -2 se abstuvieron-, en Lirquén se realizó una Consulta ciudadana donde se preguntó sobre la creación de una nueva comuna separada de Penco y sobre el si o la negativa a GNL Penco. El proyecto energético fue rechazado por el 95,29% de los sufragantes mientras que el 94% de los votantes estimó que Lirquén debe ser una comuna independiente. La actividad fue convocada por la Coordinadora Penco-Lirquén, Juntas de Vecinos, Promac, el Polo Gastronómico y el Partido Ecologista Verde y recogió las opiniones de 1129 personas

 

Si bien ni el Consejo Regional ni los resultados de la consulta ciudadana pueden detener la iniciativa energética, la negativa de la comunidad regional hacia esta iniciativa sin duda resta legitimidad a un proyecto que desde un comienzo, ha sido mal evaluado por la comunidad. Durante las últimas semanas ha habido iniciativas de supuestos ecologistas y académicos a favor del proyecto, que no obstante no dejan de ser expresiones marginales si se les pone a la par de la presión que han establecido a la empresa titular del proyecto y a las autoridades políticas de turno las comunidades que se oponen tanto al terminal, como al gasoducto y termoeléctrica.

 

La negativa de las comunidades locales al proyecto es creciente, como creciente es el apoyo que manifiesta el gobierno de Michelle Bachelet a este tipo de proyectos, con el Ministro de Energía Máximo Pacheco -ex hombre de Luksic- a la cabeza. Cabe recordar que los espaldarazos guardan relación con el reemplazo del petróleo por el gas que plantea la cartera de energía, planteamiento que ha dado énfasis en un comienzo a la menor contaminación del gas frente al petróleo, para luego derivar hacia el planteamiento que el gas es más barato frente al petróleo lo que iría en consonancia con las opiniones del empresariado que busca abaratar aún más los costos de la energía. Tras estas posiciones se solapa la dependencia energética del país a EEUU, con quien se han firmado varios convenios para traer al país gas extraído a través del devastador Fracking. Y también la especulación de los grandes grupos económicos vinculados con el negocio energético.

Dentro de los cuestionamientos realizados por las coordinadoras organizadas contra el proyecto y el gobierno, está la denuncia contra el Subsecretario de Medioambiente Marcelo Mena, quien habría sido la persona que asesoró a Australis Power en su relación con la comunidad y ha diseñado las modelaciones de emisiones de Octopus (ahora GNL Penco). “El hombre cero emisión” como lo bautizó la prensa, es un hombre clave del sector privado en un Ministerio. Si bien ha criticado la matriz energética y su contaminación, omite los desastres causados por el Fracking para extraer el shale gas con el que el gobierno pretende reemplazar el petróleo.

 

A través de estas manifestaciones en rechazo al proyecto, las comunidades han demostrado que no están dispuestas a soportar las “externalidades negativas” del proyecto energético, eufemismo que cubre con hipocresía los desastres sociales producidos por los devastadores “emprendimientos” de grupos transnacionales.

Foto: http://www.redbiobio.com

Resultados

Estas leyendo

Lirquén se expresa en consulta a favor de ser comuna y en contra de GNL Penco.