[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Descalabro económico de Occidente.

Incluyendo su martes 13, esta semana venía pasando pesadamente con sus noticias de bancarrota ambiental y sus variantes sobre el semanario Charlie, la libertad de prensa y el terrorismo islámico. Sin embargo, ya el miércoles 14 resonó una andanada de noticias nuevas sobre la crisis económica.

Ese día el cobre cayó a un mísero precio de 2 dólares con 55 centavos la libra. Y, oiga, apenas una semana antes estaba todavía a 3 dólares con 26. O sea, a Chile le rebajaron el sueldo en un dólar y medio por cada kilo de metal rojo refinado que venda.

Y, como habíamos anticipado, también esta semana se produjo la primera quiebra de una empresa petrolera estadounidense dedicada al fracking. Fue la WBH Energy, de Austin, Texas, que simplemente ya no pudo seguir pagando sus deudas y se declaró en bancarrota.

De acuerdo a un reportaje de la agencia Associated Press, la principal causa del tobogán de pérdidas en Estados Unidos son las cifras del comercio detallista interno del país, que alimenta nada menos que el 70% del rendimiento económico del país. Al parecer, la gente simplemente tiene poca plata para gastar. Y si se precipitan enloquecidos a las liquidaciones del Viernes Negro, antes de Pascua, es precisamente porque han estado juntado sus dolaretes para poder ir a comprar esas ofertas que aparecen rebajadas a mitad de precio o incluso menos.

Diciembre, en general, resultó pobre, muy pobre. Y también se dio a conocer un informe de las organizaciones sindicales de Estados Unidos, que señala que en realidad el desempleo sigue siendo dramático. Que sólo está trabajando un 60% de la fuerza de trabajo de la nación, que la cesantía neta es del 23% para los blancos y del 40% para la llamada “gente de color”, es o sea, los negros y las personas de tez morena.

Ese informe aclara en forma tajante que el tan fanfarroneado índice de sólo un 5,6% de cesantía, en realidad sólo está señalando que hay un 5.6% de los cesantes que siguen recibiendo auxilio estatal.

Bueno, ya todo eso estaba sonando más bien feo. Y justo en ese instante, llegó el jueves 15, y le tocó al euro precipitarse en una desvalorización del orden del 30%, en menos de 48 horas.

 

 

 

¿Qué había sucedido?… Pues simplemente una demostración concreta de que aquel sonsonete de libre mercado y de economía neoliberal, ya ha caído a ser una categoría entre chiste cruel y mitología pagana. Se trató, simplemente, de que el Banco Central de Suiza ordenó el término de la manipulación artificial que impedía que su moneda nacional, el franco suizo, se valorizara por encima del euro y del dólar.

O sea, soltó los controles y dejó que de veras fuese el mercado el que decidiera cuánto vale realmente un franco suizo. Cuántos euros y cuántos dólares tendrán que pagar los que quieran comprar francos suizos…

Por supuesto, esa medida liberal de Suiza tenía un sentido que los tontos no perciben, pero que los expertitos en el Arte de la Economía entendieron muy bien.

¿Por qué Suiza se había comprometido, aunque de palabra nomás, a mantenerse por debajo del valor del euro, y prácticamente a la par con el dólar?

Bueno, era para sostener al euro. Para respaldarlo en momentos en que la economía europea parece ir dando tumbos rumbo a ninguna parte. El sólido franco suizo había llegado a funcionar como un respaldo, un puntal, una suerte de reserva internacional apuntalando a la moneda europea.

 

 

 

Por eso fue que la decisión de soltar no más al franco suizo, fue como quitarle al euro los peldaños en que estaba parado. El derrumbe se produjo instantáneamente. Piense Ud. cómo han considerado como signo de ruina y de catástrofe para Rusia la devaluación del rublo a lo largo de muchos meses. Bueno, esto ha sido lo mismo, y en sólo 48 horas.

¿Qué efectos tendría, entonces, el derrumbe del precio del euro?… ¿Cómo reaccionaría la economía mundial?

Ya el viernes los titulares en todo el mundo hablaban de una estampida de los inversionistas, sobre todo para las economías más ligadas a Europa y Estados Unidos, o sea, Japón, Corea del Sur, Australia y Filipinas.

Había llegado la hora de tener que revisar los precios, corregir los contratos, ver las maniobras de la competencia, en fin…

Para los suizos, claro está, el jueves y el viernes fueron días de jolgorio. Miles y miles de personas, sobre todo jóvenes, cruzaron las fronteras hacia Italia, Francia, Alemania y Austria, armados de sus billetitos que ahora valían un 30% más.

Pero en los países de la zona euro, los banqueros y sus clientes estaban en medio del horror. Ocurre que por la solidez y el prestigio del franco suizo, una parte muy grande de la actividad financiera de Europa se venía realizando en esa moneda.

Incluso aplicando las tasas de interés negativos, los bancos preferían efectuar sus préstamos contabilizados en francos suizos, y así, la gente que contraía préstamos hipotecarios, por ejemplo, aceptaba que su deuda quedase en francos suizos y no en euros.

Se fija Ud., ahora las personas que tenían una deuda hipotecaria, supongamos de un millón de euros, a un interés prácticamente nulo, están ahora con que a partir del jueves pasado debían 200 mil euros más.

 

 

Para muchos economistas, ese cataclismo originado en un simple decreto del Banco Central de Suiza, es equivalente al cuadro clínico, a los síntomas evidentes, de uno que está enfermo de gravedad. De hecho, el analista económico Michael Krauss señalaba el viernes que esto confirma que se está llegando a un nuevo crash financiero similar al de 2009, e igualmente originado en burbujas financieras especulativas.

Pero, según Krauss, esta vez será muchísimo peor porque ni Estados Unidos ni ninguno de los otros países desarrollados occidentales estará en condiciones de imprimir otra vez inmensas cantidades de dinero a crédito para salvar a las grandes financieras de una bancarrota cataclismal.

De hecho, el analista Krauss revela que, entre gallos y medianoche, por acuerdo secreto del Grupo de los 20, en caso de un crash financiero, los gobiernos podrán echar mano directamente, a los depósitos que los particulares tengan en sus cuentas bancarias. Así no más. Confiscación de la platita de la gente, como salvavidas para los banqueros en quiebra.

Otro de los sombríos titulares de la prensa financiera de Estados Unidos, señala que, de los más de mil de municipios o condados, del país, únicamente un 2% ha logrado sanear sus fianzas. El 98% restante sigue en situación de insolvencia, postergando pagos una y otra vez, y careciendo de cualquier seguro que proteja sus depósitos financieros. Es decir, si viene la crisis, lo van a perder todo.

 

 

 

Por otra parte, en medio de este desbarajuste va quedando en evidencia que los grandes planes geopolíticos de Estados Unidos y sus… “acompañantes” de la OTAN, están desintegrándose también. Ya al menos 7 de los países miembros de la Unión Europea, más varios de los que supuestamente están a la espera para incorporarse, ahora han asumido posiciones duramente disidentes con la OTAN y el régimen burocrático de la Unión Europea.

Según la agencia Al Jazeera, ya no se disimula el antagonismo que hay entre Washington y la jefatura de la OTAN, y el gobierno civil de Europa, encabezado por su presidente Jean Claude Juncker, que ya en estos momentos está alcanzando un tono desafiante ante la agresividad de Estados Unidos en relación a Rusia. Claramente ya Europa sabe que necesita la paz y la integración con Rusia.

Y en el Medio Oriente, otro de los más prestigiosos analistas estratégicos, Garetz Porter, comenta la nueva serie de treguas y acuerdos de cese el fuego, que hay entre el ejército leal de Siria y los rebeldes llamados “moderados” por Washington. Y de su análisis le surge la pregunta: ¿No será que Washington está al fin buscando una salida negociada a la guerra civil que provocó en Siria? ¿Una salida en que pueda salvar la cara y acepte un acuerdo transaccional?

En tanto, también se tambalean los ambiciosos proyectos de tratados internacionales de comercio, el Transatlántico, con Europa, y el Transpacífico, con Washington y otros 11 gobiernos.

Uno de los referentes más fuertes en las reticencias se hizo evidente también esta Semana en la India, cuando el gobierno se negó a concederle patente química y comercial a la empresa estadounidense Gilead Sciences Inc. para una droga contra el virus de la Hepatitis C, que aquella farmacéutica pone en el mercado con un precio de, fíjese Ud., mil dólares cada pastilla.

El tratamiento dura 3 meses y consume pastillitas por un valor de 84 mil dólares.

El mismo producto elaborado en los laboratorios estatales de la India, tiene un precio de menos de la centésima parte de lo que cobra el laboratorio estadounidense.

Bueno, si India suscribiese el tratado transpacífico, no habría podido hacerlo. Y tampoco podría hacerlo el gobierno de Chile si suscribe aquel tratado, y nuestros enfermos tendrían que resignarse a pagar 78 mil dólares por un tratamiento de 3 meses.

Y a todo esto, ¿cómo está afectando este episodio de crisis a las economías de China y Rusia?…

 

 

 

En el caso de Rusia, la prensa occidental sigue haciendo una narración melodramática de un supuesto derrumbe total económico del país. Pero en términos reales, esas afirmaciones no van más allá de ser conjeturas y pronósticos, sin ningún apoyo concreto.

Por supuesto, Rusia ha admitido con franqueza que ha tenido que encarar las dificultades obvias emanadas de las sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos, y también por la caída del precio del petróleo en más de un 50%.

Pero esas dificultades no han tenido efectos importantes ni sobre la economía real de Rusia, ni sobre la calidad de vida de la gente y el abastecimiento de su comercio interno.

Las empresas que han cerrado son sólo empresas europeas, y su incidencia en el mercado laboral es pequeña. Al mismo tiempo, el estado ha dado inicio a grandes proyectos industriales, tendientes precisamente a independizar a Rusia de proveedores europeos, y que ya están ampliando la oferta de nuevos puestos de trabajo.

Hasta ahora, Rusia no ha postergado ni un solo pago de ninguna de sus deudas, y el financiamiento del presupuesto de la nación desde la partida, cuenta con todos los recursos y no necesita solicitar préstamos de ninguna clase.

Y en cuanto a sus reservas internacionales, Rusia tiene una disponibilidad en caja suficiente para cubrir la totalidad de sus compromisos durante tres años.

Así, lo que algunos analistas occidentales califican como gasto en urgencias de las reservas internacionales, en realidad es algo muy distinto. Es que Rusia está deshaciéndose de la acumulación de más de 600 mil millones de dólares, convirtiendo esos dólares en capital de alta productividad, y a la vez replantea su comercio exterior utilizando la moneda china, el yuan o renmimbi, así como las canastas en moneda nacional y el intercambio de bienes en su comercio con la India, Irán, Brasil, Argentina, Vietnam, Indonesia, entre varios otros.

Es decir, si Europa quiere recobrar acceso hacia oriente, Rusia, las naciones del Cáucaso, Mongolia y China… pues va a tener que hacerlo sometiéndose a reformas tan dolorosas como las que antes Europa les impuso a otras naciones.

Por ahora, ya Rusia notificó a Europa que en un plazo razonablemente breve, dejará por completo de enviar gas a través de sus ductos que cruzan Ucrania.

Y que si Europa quiere seguir abasteciéndose de gas ruso o de los demás productores asiáticos, básicamente Irán y Kasakhstán, van a tener que comprarlo en la gran terminal de gas y petróleo que se está construyendo en Turquía.

En estos momentos, para Rusia, el mercado europeo ha pasado a ser totalmente prescindible.

 

 

 

En cuanto a China, efectivamente su gran estrategia económica está enfocándose cada vez más hacia su mercado interno, que ya es más del doble del mercado interno de Estados Unidos y tiene un poder de compra en estos momentos cada vez más similar al de la gente estadounidense.

El volumen de su producción industrial, por ahora, ha disminuido su dependencia de la importación de materias primas en los mercados internacionales.

Sin embargo, su balance de 2014 muestra un superávit en su balanza comercial de un récord de 382 mil millones de dólares. ¡Superávit! Sus exportaciones aumentaron en un 6,1% y sus importaciones aumentaron en un 0,4%, llegando a 1 millón 960 mil millones de dólares que fueron pagados a los países proveedores.

Sin embargo, pese a esas cifras récord de prosperidad económica, China admitió no haber alcanzado las cifras decrecimiento que esperaba. Ello, por el debilitamiento cada vez mayor del poder de compra en los mercados mundiales.

 

 

 

¿Se fija Ud?… Tanto la China y su aliada Rusia, como la India y sus aliados de África y América Latina, están singlando como veleros en el vendaval tempestuoso que se generaliza.

Y tanto China como la India y Rusia se mantienen impasibles ente la agresividad de los neocons beligerantes de occidente que parecen soñar con una supuestamente fructífera Tercera Guerra Mundial.

De hecho, China aparece como un socio amable y productivo en los esfuerzos de Estados Unidos para salir delante de la crisis económica que sólo está amortiguada un poco mientras sigue como una infección interna cada vez más difícil de ocultar.

Pero esa amistad, esa “amistosidad” de la China tiene realmente muy asustados a muchos analistas norteamericanos. El propio Paul Craig Roberts, ex viceministro de Economía del gobierno de Ronald Reagan, ha llegado a advertir sombríamente que Estados Unidos, por la incapacidad de su clase dirigente, tanto económica como política, en estos momentos está en rumbo a la ruina.

Señala Craig Roberts que ya ahora mismo bastaría con que la China descarte recibir pagos en dólares en su comercio internacional, para que el dólar mismo se precipite en una desvalorización incalculable y muy veloz, arrastrando consigo, por cierto, a toda la economía de Estados Unidos.

Si Washington intentara volver a las emisiones gigantes, de millones de millones de dólares, se encontraría con que ya nadie va a querer comprar muchos de esos dólares a precio que hoy es normal.

O sea, el dólar pasaría a tener el valor que los demás países quieran asignarle.

 

 

Se entiende así que sean muchos los que se imaginan que una guerra generalizada podría traer una salida a esta crisis, y recuperar la vigencia de las prácticas económicas que se hicieron familiares en el último medio siglo de religión neoliberal.

Hay sectores políticos en diversos países europeos que parecen dispuestos a conducir a sus naciones hacia una doctrina de guerra inminente. Es el caso de Lituania, por ejemplo, donde el Ministro de Defensa, Juozas Olekas, anunció el comienzo de programas masivos de educación de la gente para enfrentar una invasión rusa.

Por supuesto, no existe ni la más mínima señal, o antecedente concreto que indique que Rusia pudiera estar interesada en invadir Lituania. Pero el propósito evidente es generar un estado mental de angustia y alarma en la población, y así imponer un rumbo militarizado al gobierno.

 

En síntesis, el Oriente Medio puede traer sorpresas tan enormes como un derrumbe de las monarquías petroleras… En África, tanto el mundo árabe-moro como las naciones negras subsaharianas parecen a punto de lanzarse ferozmente en contra de los europeos, especialmente en contra de los franceses y los ingleses. En Sudáfrica se sabe que están por comenzar las expropiaciones de empresas y predios agrícolas con propietarios de raza blanca,

Y en Europa, los partidos políticos tradicionales ya han comenzado a debatirse angustiados ante el surgimiento de nuevos partidos cuyas propuestas traen ecos de esos revolucionarios años 60 del siglo pasado.

¡Hasta la próxima, amigos! Cuídense, es necesario, Ud. lo ve, hay peligro….

 

 

 

Fuente imagen: http://www.nuevamineria.com

 

+ CRÓNICAS:

 

Crónica de Ruperto Concha: De Nueva York a París, la policía como ejército de ocupación.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Van las cosas peor que antes?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Puede alguien sentirse inocente?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Es Rusia la que está en Crisis?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: “la sombra de la destrucción del medio ambiente planetario”

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Chile ¿el menos corrupto de América Latina?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: ¿Qué pasaría si el dólar pierde su valor?.

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Verdad Enojona.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: “Pato Cojo”

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: El desolador futuro de los jóvenes

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Oscuros Secretos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: la crisis del Ébola

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Latinoamérica se orienta al BRICS frente a la injerencia norteamericana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Estampida hacia el barranco.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Ruina Aclara las Ideas.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Experimento fallido.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: El rey Midas se murió de hambre.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha. EEUU: Los que siembran vientos cosechan tempestades

[AUDIO]¿Vendrá la 1ª Guerra Mundial del Siglo 21?

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: La Herencia de Judas

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Preguntas en torno al avión derribado en Ucrania

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Rusia y Latinoamérica

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: hacia un verdadero colapso

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: Deseos

[AUDIO]Crónica de Ruperto Concha: La actualidad en Irak

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Peligro Creciente

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Comedia Humana

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Sindicatos

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Europa Senil.

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Bisagras de la Historia

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: La sombra de Ucrania.

Crónica de Ruperto Concha: El Verbo.

Crónica Ruperto Concha: Bomba Demográfica

 

Crónica de Ruperto Concha: El Ojo del Huracán.

 

Crónica de Ruperto Concha: El Colapso del dólar

 

Crónica de Ruperto Concha: Mentiras fáciles

 

La Vergüenza

 

Ucrania y Venezuela

 

 

Destino US post Snowden

 

Planeta agonizante

 

Belicismo

 

“Demografía”

 

Decadencia de los Imperios

 

“Lo que dice la ciencia”

 

“Terrorismo”

 

“El Dinero”

“Corea”

 

“Dinero y Guerra”

 

EEUU: Hacia Un Estado Policial

 

“Papa Francisco I”

 

Hugo Chávez caudillo más allá de lo imposible

 

“Reordenamiento”

 

“Malas Señales”

Ajedrez Mundial

 

 

Estas leyendo

[AUDIO] Crónica de Ruperto Concha: Descalabro económico de Occidente.