[DECLARACIÓN] Frente a la impunidad que ampara al carabinero agresor de periodista gráfico

[DECLARACIÓN] Frente a la impunidad que ampara al carabinero agresor de periodista gráfico

COMUNICADO PÚBLICO

La Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile, ha recibido la noticia de que el delincuente Ivar Barría Alvarez, cabo 2º de Carabineros de Chile, quien fuera condenado por el 2º Juzgado Militar de Santiago, Rol 1945-2008 por el “delito de violencia innecesaria causando lesiones graves” ha sido reintegrado a sus labores como funcionario público después de haber dejado discapacitado al fotógrafo y hoy presidente de nuestra institución Victor Salas Araneda, quien perdió la visión de su ojo derecho tras recibir un cobarde golpe de parte del uniformado con la intención de impedir que el profesional registrara con su cámara a otros carabineros que cometían delitos.

Peor aún, el 8 de abril del 2014, mediante el Oficio Ordinario Nº 482 emitido por el director de Gendarmería de Chile, se indica que Barría Álvarez tampoco cumplió nunca su condena en ningún establecimiento de la institución.

Manifestamos nuestro más profundo rechazo y protesta pública ante tal aberrante situación que demuestra que en Chile no existe la igualdad ante la justicia y que Carabineros encubre a quienes han cometido abusos a los derechos humanos al contrario de otras faltas menores que sanciona gravemente, lo que deja suponer que éstas situaciones forman parte de un actuar sistemático de un mando superior.

El Gobierno ha manifestado, por intermedio de su SubSecretario del Interior en reunión sostenida junto a nuestra directiva que “…nosotros hacemos como que mandamos (Ministerio del Interior) y Carabineros hace como que nos obedece”, expresión que por cierto nos dejó perplejos y al tenor de los hechos tal parece ser la realidad aunque impresentable.

Queda en manifiesto que Carabineros de Chile es una institución totalmente autónoma que no obedece a la ley, tampoco obedece al Ministerio del Interior.

En el año 2008, durante el Gobierno anterior de la presidenta Michelle Bachelet, se le ordenó a Carabineros una investigación a raíz de este caso, lo que provocó distintas reacciones y comunicados públicos que hoy resultan falsos, dado que hoy la propia institución armada argumenta que nunca se realizó una investigación que arrojara sanciones administrativas y que el plazo para efectuarlas ha prescrito, por lo que el condenado delincuente no tiene reparos en vestir su uniforme conforme a la ley, lo que implica que además de engañar a la fe pública también lo hizo con la propia mandataria y el Gobierno de turno.

La Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile es una institución que acoge a los fotoperiodistas que trabajan en Chile y los chilenos que trabajan en el extranjero como tales, quienes demandan protección de parte del Estado para que todos los chilenos puedan acceder al derecho fundamental de informarse y en donde estamos siendo agredidos sistemática e impunemente por delincuentes que trabajan para el Estado, quienes con la legislación actual, mediante el reglamento interno de Carabineros, tiene garantizada total impunidad al cometer éste tipo de crímenes y no sólo el hecho de no pasar ningún día siquiera detenido, si no como en este caso, mentir públicamente como defensa corporativa, desobedecer las órdenes del propio Gobierno y más encima conservar su trabajo, que por cierto es hacer lo contrario de lo que sus acciones reflejan y además cancelado con dinero de todos los chilenos, entre ellos a quienes ellos mismos han maltratado y por ende condenados.

Haciendo eco de las palabras del propio director de Carabineros, quien manifestó públicamente hace muy poco que “…los Carabineros no sólo están para hacer cumplir la ley sino también para cumplirla”, a raíz de los hechos ocurridos el año recién pasado donde la institución se vio cuestionada públicamente a raíz de los reportajes de la propia prensa que dan cuenta de un trabajo impune y donde quedó demostrado que ellos se tratan mutuamente con privilegios al margen de la ley.

Reafirmamos con toda convicción que las instituciones armadas del Estado que velan por la seguridad de todos los chilenos, no deben aceptar ni cobijar a delincuentes condenados en sus filas, y el sólo pensar en tal realidad resulta hoy en día una total aberración y demandan una tramitación legal urgente y eficaz.

Hacemos un llamado a las autoridades y parlamentarios a hacerse cargo de esta aberración legal que permite hoy a Carabineros de Chile burlarse de la ley.

Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile

“Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más tarde o más pronto.”
Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.

Estas leyendo

[DECLARACIÓN] Frente a la impunidad que ampara al carabinero agresor de periodista gráfico