Perú: Derrotando el paquete laboral

El gobierno de Ollanta Humala nació con la esperanza del pueblo. Pero pronto le dio la espalda.

El último día de la legislatura del año pasado se aprobaron una serie de leyes laborales. Entre ellas la “ley de empleo joven” que le quitaba a los muchachos entre 18 y 24 años una serie de derechos, como ya hemos venido informando en Resumen.

Pero la esperanza seguía viva. Sólo que el pueblo aprendió que tenía que confiar exclusivamente en sus propias fuerzas. Y los jóvenes se organizaron. Nacieron las zonales, que agrupaban a los luchadores por su lugar de vivienda, estudio o trabajo. Y se hicieron 5 marchas. Muchos pensaban que en época de Navidad y Año Nuevo estas marchas fracasarían. Pero fueron de 30 a 40 mil personas cada vez.

Hoy fue la última marcha contra la ley de empleo joven. El gobierno, arrinconado, tuvo que llamar legislatura extraordinaria para discutir la derogatoria de la ley. La derecha, arrinconada, tuvo que subirse al carro de los jóvenes. El resultado fue 91 votos a favor de la derogatoria, 18 en contra, 5 abstenciones.

La céntrica Avenida Abancay se convirtió en una fiesta. Todos nos abrazamos, gritamos, cantamos. Luego marchamos a la Plaza San Martín donde la fiesta se prolongará hasta la medianoche. Escribo esto escuchando la algarabía juvenil. Los congresistas que apoyaron a los jóvenes desde el principio y por convicción están ahí: Veronika Mendoza, Jorge Rimarachin, Natalie Condori.

Pero no se ha derrotado todavía todo el paquete laboral. El jueves saldremos a las calles nuevamente a pedido de la Federación Textil que está cuestionando el “Régimen Laboral de Exportación”. En realidad es la otra cara de la medalla de la ley de empleo joven que se acaba de derogar. Permite que se despida a los trabajadores sin mayor tramite si es que la empresa declara perdidas. Claro, se despide a quienes laboran con derechos y sindicatos para contratar a quienes no tendrán nada.

Los jóvenes y los congresistas que los apoyan han prometido seguir luchando contra los regímenes laborales especiales y por una ley general de trabajo. Pero envalentonados por el triunfo dicen “vamos por más” y no piensan parar hasta una Asamblea Constituyente que termine de una vez con el neoliberalismo.

Artículos Relacionados:

Perú: Volvió el proletariado

Perú: la ley del joven barato

Estas leyendo

Perú: Derrotando el paquete laboral