Con marcha, opositores a terminal GNL Penco-Lirquén entregaron observaciones al proyecto

Marchando llegaron hasta las oficinas del Servicio de Evaluación Ambiental en Concepción. Eran representantes de organizaciones de Penco, Lirquén, Tomé, Talcahuano y Bulnes, que una vez más expresaban su férreo rechazo al proyecto Terminal GNL Penco-Lirquén. Sólo que en esta ocasión además de protestar, entregaron más de 500 observaciones al estudio de impacto ambiental de esta controvertida iniciativa.

El punto de partida de los manifestantes fue la Plaza Perú. Desde allí, precedidos por una ruidosa batucada, se encaminaron hacia el centro de la ciudad, pasando por la Plaza de la Independencia para luego dirigirse hasta el SEA.

Enarbolando letreros y con gritos de rechazo al Terminal GNL y en defensa del territorio, los opositores caminaron por calle O’Higgins, llamando la atención de quienes al mediodía circulaban por el lugar.

Y aunque el plazo legal para entregar las observaciones ciudadanas vence este miércoles, un grupo quiso adelantarse y llevarlas al SEA este lunes. En ese sentido, Luis Guerrero de la organización Promac de Lirquén, explicó que la marcha fue “una demostración de fuerza para que la gente se entere que existe este proyecto y concurra a presentar suActive Images observaciones para que el gobierno se dé cuenta que es un proyecto malo y que la ciudadanía lo rechaza”, recalcó.

En cuanto al tenor de las observaciones presentadas, Andrés Escalona precisó que se centraron en tres ejes fundamentales. El aspecto energético, donde se busca echar por tierra la justificación de alta demanda e GNL por parte de las industrias de la zona. Escalona aseguró que los datos desmienten tal hecho.

“El 2006 cuando había gran oferta en Argentina se consumieron 2 millones 800 mil metros cúbicos de GNL un barco de este proyecto va a traer tres millones, la región consume cerca de 2 millones . El barco va a traer más del doble de lo que se consume en la región y la única forma de justificarlo es con otras termoeléctricas”, aseguró.

Otros ejes apuntan a descartar que el proyecto signifique desarrollo y trabajo para la comuna y a los impactos medioambientales que significará, por ejemplo, al agua. En otras palabras, recalcó, “se trata de un mal proyecto”.

En tanto, Roberto Pino presidente de la Coordinadora Talcahueño, que también entregó más de cien observaciones al proyecto, comentó que en general lo que más les preocupa es la seguridad de la bahía de Concepción. Otros aspectos se refieren a la pérdida de biodiversidad marina, ya que hay microfósiles que se verán afectados, dice Pino. Asimismo les inquieta que la participación ciudadana no sea vinculante. En resumen, Roberto Pino dijo que la pregunta que se hacen es por qué este terminal no se instala en otro lado

Las observaciones de las distintas organizaciones así como de las personas naturales fueron recibidas por la profesionales del SEA, Marcela Núñez y Andrea Santelices, quienes explicaron el procedimiento que se sigue y aseguraron que todas las inquietudes planteadas por parte de la comunidad están observadas en el Informe Consolidado emitido por el SEA y que ya está en manos de la empresa para lo que responda antes del 15 de junio.

La manifestación terminó en total normalidad y se acordó que para el 16 de febrero, plazo en que vence la presentación de las observaciones al EIA de la Central El Campesino, habrá una nueva acción de apoyo de las organizaciones, esta vez, al Comité Bulnes sin Termoeléctricas.

Fuente: http://www.tribunadelbiobio.cl/portal/index.php?option=com_content&task=view&id=9332&Itemid=100

Estas leyendo

Con marcha, opositores a terminal GNL Penco-Lirquén entregaron observaciones al proyecto