El gobierno bolivariano tiene que intervenir, tiene que nacionalizar los supermercados

El gobierno bolivariano tiene que intervenir, tiene que nacionalizar los supermercados

Ya no es suficiente con la regulación y las multas. Es una guerra declarada como dijo Maduro, contra todas las trampas que utiliza la oposición, incluso los asesinatos.

La columna de James Petras en radio CX36, de Montevideo, lunes 9 de febrero de 2015.

 

Efraín Chury Iribarne: Petras, queríamos iniciar con las actividades sionistas que se verifican por aquí. Nadie duda que el sionismo está presente en el caso Nisman y la AMIA en la República Argentina, pero aquí en Uruguay también se está hablando de un diplomático de Irán que fue expulsado por el gobierno del Frente Amplio y de José Mujica porque molestaba a los israelíes.

JP: Sí, son organizaciones internacionales que tienen una línea internacional, hay poca independencia. Cuando en los centros del sionismo, tanto en Nueva York como en Israel, pasan línea, las organizaciones nacionales empiezan a aplicarla. Por esta razón, cuando dan la señal de que el caso Nisman deben explotarlo, deben atacar a Irán, las organizaciones “nacionales” cumplen..

Es como el stalinismo pero en vez de apoyar a Stalin ahora apoyan a Netanyahu, al Estado de Israel. Entonces, no me sorprende, porque lo mismo está pasando en otros lugares, como en Brasil, Chile, etc. Los centros del sionismo siempre reciben los mensajes de qué deben enfatizar, cómo deben aprovechar la coyuntura, siempre con una meta que es fortalecer la posición militar, política y económica de Israel. Y ahora la principal meta de Israel es atacar a Irán, causar problemas en todas partes que puedan perjudicar las negociaciones entre EEUU e Irán para solucionar el tema nuclear.

Hay que recordar una cosa que no se dice: que Israel tiene más de 200 bombas nucleares, es el único país con bombas nucleares en el Medio Oriente– e Irán no tiene ninguna. Pero Irán queda como acusado e Israel de acusador. Y esa es la influencia que tienen los sionistas, es enfocar sobre la no existencia de bombas en Irán para oscurecer y evitar un debate sobre las bombas israelitas y las guerras que los israelitas están lanzando en todas partes. Incluso bombardeos en Siria, masacres en Palestina, asesinatos en las cercanías a Israel. Entonces, es parte de una campaña internacional, no me sorprende lo que pasa en Uruguay.

 

EChI: Vamos a Venezuela, con nuevas acciones desarrolladas por el presidente Nicolás Maduro respecto a las grandes superficies comerciales que están al servicio de la ultra derecha. Las medidas parecen ser más severas que lo que se había hecho hasta ahora.

JP: Sí, es necesario, porque tantos avisos que ha dado el gobierno, tanta conciliación, negociación con los dueños de los supermercados, y siguen acaparando bienes para que el pueblo sufra y con eso intentan provocar alguna protesta o levantamiento como el de las ‘cacerolas vacías’ contra el gobierno.

No hay ninguna forma de razonar con estos sectores, siempre dicen que van a parar, el gobierno interviene un almacén y recoge millones de dólares de mercancía esencial para el pueblo y ellos repiten con la próxima carga de importaciones, no circulan desde el puerto a las tiendas para el público. Y eso es una gran molestia, porque falta papel higiénico, falta leche en polvo, son cosas necesarias para el pueblo. Y como Venezuela importa muchas de sus necesidades, incluso alimentos, es un problema estratégico.

No hay que olvidar que la CÍA y la derecha en Chile hicieron algo similar, en vez de utilizar los supermercados, los minoristas y mayoristas, ellos utilizaban los camiones, paralizaban la circulación de mercancía a partir de un paro de los grandes transportistas. Yo recuerdo entrevistas con camioneros que me contaban que reciben más dinero sin manejar que trabajando, transportando mercancía.

Algo similar está pasando ahora en Venezuela y el gobierno tiene que intervenir, tiene que nacionalizar los supermercados, tiene que ponerlos en manos de los trabajadores, tiene que rectificar todo el sistema de distribución de mercancías. Y ya no es suficiente con la regulación y las multas. Es una guerra declarada como dijo Maduro, contra todas las trampas que utiliza la oposición, incluso los asesinatos, incluso intervención al sistema comercial distorsionando la función del mercado.

Ellos hablan mucho del mercado, pero siempre el mercado para la oposición está subordinado a la política. Incluso prefieren sabotear la circulación de mercancía por la gran causa del golpe de Estado. Tratan de crear caos en el mercado. Tratan de crear subversión en el ejército. Tratan de intervenir en el proceso político. En todo caso, como dijo Maduro, es una guerra ya declarada y él parece que está a la altura de tomar las medidas necesarias para proteger la democracia, la Constitución y el orden existente.

Lo que está en juego aquí es la vida de un país, es la vida de miles y miles de venezolanos. Porque hay que entender una cosa, el golpe que están tratando de organizar no va a ser un golpe solo a la cúpula, porque los que apoyan la revolución son cientos de miles, millones. Y para terminar con el proceso democrático revolucionario tienen que matar a mucha gente. Por eso lo que está en juego no es simplemente el gobierno, es la vida de miles y cientos de miles de activistas.

 

EChI: Petras, tengo una información que dice que Rusia, China e India avanzan hacia un nuevo orden mundial. Y que las alianzas internacionales alcanzadas con naciones asiáticas pueden restar volumen e importancia a las economías occidentales. ¿Qué lectura tiene ese tema?

JP: Yo creo que es equivocado. Primero, India no forma parte de ningún bloque con Rusia, incluso con el nuevo gobierno derechista de (Narendra) Modi está cada vez más cercano al gobierno de Obama, han firmado varios acuerdos últimamente, han abierto muchos sectores económicos de capital norteamericano, etc.

Con China, podríamos decir que hay un acercamiento con Rusia, particularmente comercial y algunos ejercicios militares. Yo no creo que podamos hablar de un nuevo orden mundial, podríamos hablar de nuevos aliados y configuraciones políticas económicas. Pero China tampoco rompe con EEUU, está muy integrada en la economía mundial, comercialmente, políticamente, económicamente. China busca ampliar sus mercados, está invirtiendo capitales en todas partes de Europa, EEUU, Asia, Rusia, América Latina.

Entonces, podríamos decir que India ha cambiado más a la derecha que hacia Rusia. China está más involucrada en el comercio con Rusia pero no está rechazando ningún acuerdo comercial con EEUU. Sí es cierto que EEUU ha tomado posiciones hostiles con China y acercamientos con India. Pero el principal enemigo norteamericano ahora es Rusia.

 

EChI: Petras, la inteligencia de EE.UU. predijo el futuro de Ucrania hace 15 años. ¿Eso puede ser una especulación simplemente?

JP: No, yo creo que desde la caída del comunismo, Washington ha invertido más de U$S 6.000 millones. Incluso ha anunciado eso la sub secretaria de Relaciones Exteriores. Desde los años ’90 Washington tiene en mente la idea de conquistar Ucrania y comprometerla en la OTAN, en la Unión Europea. Incorporarla como un país subordinado que produce materias primas particularmente agrícolas.

Monsanto y otras grandes empresas norteamericanas empezaron a invertir en tierras y productos agroquímicos en Ucrania hace 20 años. Entonces, sí, es un proyecto de largo plazo, tanto de los capitalistas norteamericanos como de los funcionarios del Estado. Ahora, con diferentes cambios, desde las llamadas Revoluciones de Colores, tratan de poner en el poder gobiernos más favorables a esta política.

Finalmente, en el año 2013 lanzaron el golpe de Estado derrumbando al último gobierno más o menos neutral, potable para Rusia e imponen un gobierno de tipo república bananera, con su propio nombramiento del primer ministro. Pescaron a un ex-cleptócrata, el mal llamado presidente en Kiev, para lanzar una ofensiva y tomar control de toda Ucrania, porque no anticiparon la resistencia popular en la parte Este del país. Los orientales de Ucrania han organizado una guerra de liberación nacional buscando quedarse como un país neutral, amistoso con Rusia, pero también amistoso con Europa.

Pero Washington está en una onda de agresión militarista y quieren a Ucrania como una punta de lanza contra Rusia y eso es entendido por todo el mundo. Es uno de los temas que quería discutir. La campaña mediática contra Rusia es espantosa, solo repiten mentiras.

El títere en Kiev, Poroshenko, dijo que tiene las tarjetas de identidad de soldados rusos en Ucrania, pero no se atreve a entregarlas a los rusos porque si las analizan se vería el fraude. La prensa aquí en EEUU, la prensa ‘respetable’, demoniza a Rusia. El ‘Finantial Times’ tenía tres páginas enteras inventando y fabricando mentiras. Acusando a Rusia de ser agresiva, de invasiones, militarización, intenciones de conquistar Europa. Es una campaña mediática que parece de los peores momentos de la Guerra Fría, de los años 40 o 50 en EEUU.

La presencia de Rusia en Ucrania no se puede demostrar. Son los cohetes occidentales los que destruyeron una planta de química ayer. Son los cohetes de Kiev los que derrocara el avión que pasaba sobre Ucrania. Pero cada agresión que cometen los países occidentales, luego acusan a Rusia. Y Rusia está buscando encontrar un pacto de paz que vuelve las cosas al status quo. Una Ucrania neutral, una Ucrania desmilitarizada, una Ucrania que reconoce el bilingualismo, la autonomía cultural y nacional y los derechos de los ciudadanos en Ucrania.

EEUU busca volver Rusia a los años ’90 cuando el gobierno era subordinado a los intereses occidentales y dajaron al 80% de la población rusa en la pobreza.

 

EChI: ¿Hay algún otro tema que estés trabajando en este momento?

JP: Bueno, en primera instancia hemos tocado el tema de Rusia, cuando Rusia fue a una conferencia con Alemania y Francia supuestamente buscando un plan de paz, del que no sale nada bueno. Incluso el día después de que termina la conferencia en Minsk, los países occidentales encabezados por Alemania pero dirigidos desde Washington, aprobaron nuevas sanciones, más agresiones. En vez de buscar paz en Minsk, los europeos vuelven a ser la cola de la política norteamericana, a pesar de que la mitad de los países de Europa están cuestionando la política de sanciones. Incluso la República Checa, muy anticomunista. Austria, Grecia, todos los países que tienen algo que perder, que no son derechistas, buscan terminar las sanciones porque están perjudicando a sus países, sus economías. Eso es algo que debemos tomar en cuenta.

El segundo tema que quiero anotar es el gobierno de Grecia y los esfuerzos de estrangularlo por parte de Alemania y otros países. Hoy en día el gobernante de Grecia pide una indemnización por el daño de los nazis. No hay que olvidar que después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno derechista griego que surge de la contra revolución en la Guerra Civil, no permitió una indemnización porque se sentían identificados con la Alemania Nazi. No exigieron compensación, a pesar que otros países en Europa reciben miles de millones en compensación de gobernantes alemanes.

Y ahora el gobierno progresista de Syriza pide 11.000 millones por daños en la guerra y por el préstamo forzado -porque durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania les impone un préstamo forzado a Grecia de cientos de millones de marcos. Y ahora el gobierno de Tsipras pide una indemnización, que en términos efectivos es casi la mitad de la deuda externa de Grecia actualmente. Es histórica, legal y moralmente legítimo exigir indemnizaciones, a pesar que hayan pasado más de 60 años.

Segundo, las medidas de Tsipras, de Syriza, son muy moderadas, casi podríamos decir son como las de Mujica. Por ejemplo, aumento del salario mínimo y no inmediatamente, el compromiso es en dos años subir el salario mínimo un 25%; reincorporar los empleados públicos en el sector educativo, de salud, de trabajo público; nacionalizar algunas empresas que fueron entregadas a capitales extranjeros; exigir impuestos; etc. Esas demandas son reformistas, no son grandes cosas, ni intentan cambiar el sistema capitalista. Pero Europa insiste en que Grecia debe seguir otros 10 años de austeridad, miseria, pobreza y desocupación del 25%.

Y Tsipras no puede aceptar el plan de austeridad. Puede aceptar la deuda, puede aceptar pagar los intereses, pero no puede seguir con la política de austeridad, en eso está el embate ahora. Yo creo que tarde o temprano Grecia tiene que salir de la Unión Europea. Es inevitable. Porque Alemania, Francia, Inglaterra, estos tres países buscan poner a Grecia en una situación imposible, exigirlo hasta que muera la mitad de la población .Y frente a esta emergencia, Tsipras, por más reformista que pueda ser, no va aceptar que todo el pueblo, todos los trabajadores sigan sufriendo las consecuencias de los últimos 7 años.

Y finalmente quiero comentar una cosa que puede parecer menor, pero es como se manipulan las noticias. Todos hemos leído sobre el asesinato del piloto jordano, pero por qué esperan los gobernantes cuatro semanas para anunciarlo?.

Es un misterio si no pensamos en una cosa: el gobierno jordano quería extender el drama del piloto capturado; quería dramatizar el asunto, personalizarlo. Podemos decir que el asesinato es malo pero la forma de manipularlo por el gobierno de Jordania y por EEUU es para conseguir respaldo político, porque el rey de Jordania es sumamente impopular. La gran mayoría de la población, incluso la gran mayoría de los refugiados palestinos odian a la familia real, son parásitos, déspotas. Entonces utilizaron todo esto, extendieron el drama del piloto -cuando ya estaba muerto hacía cuatro semanas- para conseguir respaldo para que Jordania intervenga en la guerra en Siria.

La meta era manipular el asesinato del piloto para que Jordania entre a la guerra con su aviación y eso es lo que han hecho en los últimos días, han lanzado docenas de ataques aéreos después de explotar el tema a partir de los medios de comunicación. Incluso tratan de poner al rey en un uniforme de guerra, presentarlo como un combatiente -con mucha dificultad por la panza que tiene

 

Texto completo en: http://www.lahaine.org/el-gobierno-bolivariano-tiene-que

Estas leyendo

El gobierno bolivariano tiene que intervenir, tiene que nacionalizar los supermercados